Autor: Apostua, Luis. 
   El programa Osorio-Silva     
 
 Ya.    11/11/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

________________Pag. 9 - YA

JORNADA ESPAÑOLA------

El programa Osorio-Silva

LA encuesta ICSAGalIup (publicada por "Informaciones") re. vela que la aceptación popular al

presidente Suárez e» altísima, porque aprueba o desaprueba su gestión en proporción casi seis A dos, que

es una tasa sumamente reconfortante para un político. Según anteriores encuestas, el principal mordisco a

la popularidad de Suárez siguió a unas declaración** en "Gaceta Ilustrada" del presidente del Congreso,

Fernando Alvarez de Miranda.

En ese contexto se produce la declaración de Alfonso Osorlo, antiguo vicepresidente del Gobierno y hoy

senador regio, pero DO del grupo UCD. El señor Osorlo expone su* ideas políticas, que son el mismo

programa UCD, pero en versión derechista y conservadora, en contraposición a la actual política del

Gobierno, que es la versión centro-izquierda. En el mismo periódico, "A B C", el diputado de Alianza

Popular Federico Silva expone su plan "de una formación política cualquier» que aea te forma y

naturaleza de esta" destinada a unificar • 1» derecha española,

Oreo que estas do» opiniones, de personalidades muy conocidas en la política española, qui´/a no hayan

sido hechas bajo previo acuerdo; ppro el hecho de que coincidan en el mismo diario y en la misma fecha

les presta eco y relieve.

CON toda la importancia que debemos reconocer a esa» opínJonne, tengo la Impresión de quela

verdadera partida ira «e juega ahí. Late ya una dinámica social mucho más viva f rápida, que ha puesto el

problema en la calle, y no en loa círculos políticos. En efecto, en la calle tenemos dos huellas muy

Importantes. Una de ella puede paralizar hoy los aeropuertos españoles. Según parece, el Gobierno acepta

el desafío, aunque desea, como es natural, una solución negociada. Pero sabe bien que se juega toda la

credibilidad de los pactos de la ftfoncloa. SI éstos "saltan por los aires*1 debido á una huelga aérea nos

encaramos con una catarata de desastres, porque será virtualmente imposible sujetar las redamaciones

salariales y ninguna empresa, privada n estatal, podra resistir la presión.

De hecho, no haJbrá paz social ni política »in profundos j graves sacrificios; esta lo suben muy bfen todos

los partidos políticos del Gobierno y de la oposición. De lo que se trata es que todos sean capaces de

arrostrar la tn«a de Impopularidad qtM conlleva hacer una política sin concesiones a la facilidad.

Luis APOSTUA

 

< Volver