Pleno del Congreso. Aprobadas dos mociones en torno a Canarias y el Sahara. 
 El Gobierno no formalizará acuerdos que atenten contra los derechos del pueblo saharaui     
 
 El País.    09/03/1978.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

EL PAÍS, jueves 9 de marzo de 1978

POLÍTICA

Pleno del Congreso

Aprobadas dos mociones en torno a Canarias y el Sahara

El Gobierno no formalizará acuerdos que atenten contra los derechos del pueblo saharaui

En el último punto del Pleno del Congreso celebrado ayer, la Cámara aprobé dos proposiciones derivadas

de una moción comunista sobre el problema de Canarias y la autodeterminación de la población del

Sahara occidental. La primera propuesta condena la decisión del Consejo de Ministros de la OUA sobre el

archipiélago español y urge a sus parlamentarios y al Gobierno para que se haga posible de inmediato un

régimen preautonómico para la región. La segunda propuesta indica que el Gobierno español se abstendrá

de formalizar acuerdos que atenten contra los derechos de la población saharaui, y en particular contra su

derecho a la autodeterminación. En su defensa de la moción, Santiago Carrillo afirmó que se siguen

vendiendo armas españolas a Marruecos.

Santiago Carrillo (PCE). Proponemos que el Congreso proteste contra la resolución de la OUA, ahora que

se ha producido a nivel de Consejo de Ministros, y se pronuncie también sobre el problema del Sahara,

porque ambas cuestiones están muy relacionadas. La españolidad de Canarias no está discutida, aunque

tampoco oculta el hecho diferencial regional.

Es curioso que la OUA no se haya, puesto de acuerdo para apoyar la autodeterminación del Sahara y sí

para la cuestión de Canarias, y es que las islas son una ambición de las grandes potencias mundiales. La

lucha por dominar el nudo estratégico qué son las Canarias sólo ha comenzado. Estas apetencias no son

nuevas, pero España pudo ´rechaza* óteos intentos merced a Su tradicional neutralidad.

Me llama la atención en este panorama la sorpresa ante la resolución de la OUA. ¿Qué hacían los

diplomáticos, qué hacía el Ministerio de Exteriores, que no habían previsto él golpe?

Necesitamos una diplomacia más ágil, capaz, que mire a Europa, pero también al Tercer Mundo. Se ha

discutido sobre la conveniencia de embajadores profesionales o políticos, pero yo creo que se pueden

utilizar los políticos siempre que sean buenos embajadores y que no se tornen las embajadas cómo cargos

para la jubilación de ministros o políticos.

Estamos pagando los acuerdos de Madrid y los acuerdos de pesca. Se nos pueden venir encima los

Gobiernos, del Tercer Mundo y también los alineados. Hay que revisar los acuerdos con Marruecos,

aunque eso no le guste al sultán de Marruecos (risas). En el Sahara lo hemos dejado todo y seguimos

haciendo lo que quiere Marruecos. Aunque el Gobierno tenga tranquila su conciencia, a Marruecos siguen

llegando armas españolas, ahora a través de los lobbies marroquíes. Manuel Azcárate ha estado allí y ha

visto armas españolas capturadas por el Polisario a las tropas marroquíes, que si el Gobierno quiere no

saldrían de España.

Canarias depende en mucho de nuestras relaciones con el Tercer Mundo, pero al mismo tiempo los

canarios se sienten colonizados porque las grandes empresas son extranjeras o peninsulares. O arreglamos

eso, o las intrigas y el dinero pueden poner en marcha movimientos antiespañoles. Jerónimo Saavedra

(socialista canario). Apoyamos la moción. La situación en Canarias se ha agravado por el olvido del

hecho diferencial y de los graves problemas del archipiélago.

No es a los parlamentarios socialistas de Canarias a quienes hay que urgir para que se elabore la

preautonomía. En diciembre presentamos un proyecto y todavía estarnos casi igual. Hay que acabar con

las secuelas del acuerdo tripartito y corregir la política miope del Gobierno hacia el problema. Galván

Bello (UCD, Canarias). No es preciso, señor Carrillo, decir tantas veces que Canarias es parte de España.

Estamos de acuerdo en que la situación es problemática, pero no es tan grave como la describen.

Aprobamos la condena a la injerencia de la OUA y la prohibición de la venta de armas, ya que se había

aprobado antes. En cuanto a lo de la preautonomía, nosotros también estarnos trabajando desde el

principio,.pero hay un problema de competencia insular que ha impedido encontrar una solución hasta

ahora.

Manuel Fraga (AP). Votaremos a favor, pero a pesar de algunos de los argumentos que se han expuesto

aquí. Debemos terminar de una vez con este asunto en la Cámara, España ya no está en el Sahara y es

inútil discutir sobre lo que pudo haber sido y no fue.

Debemos dedicarnos al problema de Canarias y para ello es precisó dejar sentada la cuestión saharaui.

España apoya la autodeterminación del Sahara y no puede hacer más.

África está en continuo movimiento y ante esa situación no podemos estar en el neutralismo, que

en el pasado era más bien un reflejo de nuestra debilidad interna. Tenemos que buscar apoyo al!á donde

encontremos amigos dispuestos a darlos.

Marcelino Oreja (ministro de Asuntos Exteriores). Estoy de acuerdo parcialmente con la proposición,

pero quiero puntualizar que España no ha entregado la soberanía del Sahara, porque no la tenía. El

Gobierno quiere un arreglo pacífico y es partidario de la autodeterminación. Su política no es ambigua,

sino realista y equidistante de las partes en conflicto.

El Frente Polisario no es el único representante del pueblo saharaui, sino, y cito a un parlamentario

socialista, una baza diplomática, un instrumento. El Gobierno se niega a que sea instrumentado el

problema humano del pueblo saharaui, por ninguno de los bandos.

En cuanto a los ataques que aquí se han hecho a los diplomáticos españoles, quiero no que no se olviden

los grandes servicios que han prestado y siguen prestando. Y sobre la necesidad de buscar amigos,

téngase en cuenta que en la decisión de la OUA hubo decisiones irracionales que afectaron a otros países.

Finalmente debo insistir en que están suspendidos todos los contratos de venta de armas a los países en

litigio en la zona y en cuanto al Frente Polisario, en un libro de un dirigente de este movimiento se

sostiene la tesis de que es razonable el apoyo de la OUA al movimiento independentista canario.

Santiago Carrillo. Señor ministro, yo no he criticado a toda la diplomacia, sino a los diplomáticos

destacados en África, que evidentemente no se enteraron de lo que pasaba. En cuanto al Frente Polisario a

nosotros siempre nos han dicho que defendían la españolidad de Canarias. Si cambiara su posición

también cambiarían nuestras relaciones.

Finalizado el debate, el representante de la Minoría Catalana, Miguel Roca, propuso que se votase como

proposiciones separadas los puntos uno y tres de la moción comunista, relativos a Canarias, y la enmienda

catalana, que sustituía al punto dos de la moción comunista, relativa al Sahara. Ambas proposiciones

fueron aprobadas prácticamente por unanimidad.

 

< Volver