Autor: Moreno, Pedro. 
 Cortes. Pasillos del Congreso. 
 Los socialistas piden cabezas     
 
 Informaciones.    12/07/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

INFORMACIONES

12 de julio de 1978

LOS SOCIALISTAS PIDEN CABEZAS

MADRID,. 12 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno).

LA negra jornada vivida ayer por el país tuvo su reflejo en el Congreso, donde sus señorías mostraban,

visible preocupación ante el rumbo que siguen las alteraciones. jlel orden público en Euskadi, con su

larga lista de muertes violentas.

CARRILLO, PARTIDARIO DE TRASPASAR EL ORDEN PUBLICO AL CONSEJO GENERAL

VASCO

Una resolución presentada por Alianza Popular y enmendada por la proposición comunista fie exigir

responsabilidades y castigar a los responsables de la actuación policial en la plaza de toros de Pamplona,

fue objeto principal de la reunión mantenida por la Junta de portavoces. «Efectivamente —señala el

secretario general del P.C.E., don Santiago Carrillo—-, yo fui el primero en exigir, ante la Junta de

portavoces, sanciones para los responsables, lo cual no coincide precisamente con determinadas

informacio n e s gratuitas que acusan al P.C.E. de querer echar tierra al asunto, información que, cuando

menos, me parece mal intencionada.»

PROTAGONISMO VASCO

El señor Carrillo señaló más adelante a los informadores que el lunes, acompañado por la diputado doña

Pilar Bra-bo y por el secretario general del Partido Comunista dé Euzkadi, don Roberto Lert-xundi, había

visitado al ministro del Interior, don -Rodolfo Martín Villa, «para pedir explicaciones por los sucesos y

solicitar la aplicación de sanciones a los responsables». Preguntado sobre la existencia y aplicación, «n su

caso, de una solución al problema vasco, don Santiago Carrillo afirma que el P.C.E. ¡¡soto cuenta con

veinte diputados», aunque, en su opinión, «no existe otro camino de solución que hacer pasar el orden

publicó a la dependencia del Consejo General Vasco. Lo importante —termina— es que exista una fuerza

de salvaguardia del orden público, fuerza que no tiene por qué estar compuesta por andaluces o

extremeños. Además, me parece que el señor Martín Villa, en principio, no rechaza dicho control».

MARTIN VILLA:

PETICIÓN SOCIALISTA DE DIMISIÓN

Por su parte, el secretario general del P.S.O.E., don Felipe González, presentó a los informadores, una

nota oficial de su partido, hecha pública con motivo de los sucesos de Pamplona. En. la misma, el

P.S.O.E. ((denuncia a los responsables del orden público, de los que tuvieron que emanar las órdenes que

han dado lugar a una actuación indiscriminada y brutal de_ las fuerzas de orden público ; estima que la

autoridad gubernativa de Navarra ha quedado nuevamente desbordada por los acontecimientos,

demostrando su incapacidad para dirigir una adecuada política de orden público».

En consecuencia, el primer partido de la oposición solista «el cese inmediato del gobernador civil de

Navarra y ia sustitución de la persona que impartió las órdenes de intervención a las F.O.P., todo ello —

prosigue la nota— siu perjuicio de las responsabilidades que, en el orden penal y en otros, pudieran

derivarse de los acontecimientos». Tras señalar que el Partido Socialista considera que los «verdaderos

responsables de los sucesos de Pamplona sigues siendo el gobernador civil y él ministro del Interior», se

exige «el total esclarecimiento de los hechos», recordando que «son ya muchos los sucesos de parecida

naturaleza que hasta el presente no han sido aclarados». I>a nota termina solicitando «el máximo esfuerzo

colee t i v o para pacificar la vida ciudadana, evitando toda violencia, para lograr que los ciudadanos de

los distintos pueblos de España avancen hacia el futuro de paz y libertad por el que tanto y con tanto

entusiasmo hemos luchado / todos».

MUESTRAS DE INCAPACIDAD

Al comentar el anterior comunicado, cuya redacción fue acordada por el comité ejecutivo del P.S.O.E.

durante un almuerzo de trabajo, el primer secretario del partido, don Felipe González, señala que «el

Gobierno no está a la altura de las circunstancias, porque no ha sabido reaccionar y dar. la adecuada

solución a la situación política vasca». Calificó la actuación de las F.O.P. afirmando que la misma fue

«inoportuna, desmedida e inadecuada». Espresó la necesidad de «dar un tratami en t o político al

problema», y terminó señalando que dicha responsabilidad política debe ser exigida al ministra del

Interior, don Rodolfo Martín Villa.

Ofreciendo sus respuestas a los informadores, tanto el señor Carrillo como el señor González, parecían

esconder claras muestras de disconformidad al enfrentarse al problema vasco, si bien no faltaba quien

aventuró la existencia de «cierto interés en ambos por lavarse las manos en este asunto». AÍ votarse la

moción condenatoria, sólo hubo un significativo voto negativo, el del diputado navarro del-P.S.O.E. don

Julio García Pérez, voto con el que se identificaron moralmente muchos de los parlamentarios que ocupan

escaños socialistas.

UN PROBLEMA DE ESPAÑA

Las opiniones sobre la situación vasca fueron comentario casi general de pasillos. Mientras el socialista

don Enrique Múgica afirmaba que "la situación s» degrada cada vez más, y ello se debe a que estamos

pagando la factura de mías competencias qu» debían haber sido transferidas al Consejo General Vasco

desde hace tiempo, situación no lograda porqué el Gobierno aún no ha comprendido el problema vasco»,

el presidente ´honorario de dicho partido, don Enrique Tierno Galván, expresaba la «necesidad de sustituir

la pieza, que impide el normal funcionamiento de la máquina nacional. Efe preciso que el Gobierno

recobre ía autoridad que ha perdido por falta de respuesta y, lo que es peor aún, por no. saber qué hacer»,

«El Consejo General Vasca debería, tener ya competencias y autoridad moral en la administración del

orden público», señala, por su parte, la diputado de U.C.D. doña Soledad Becerril. «Opino así —

prosigue— porque estoy convencida de que para encarar wn problema hay qrae conocerlo muy bien, y no

creo que exista un verdadero conocimiento ante la disociación que hay entre el Gobierno y los partidos

implantados en .el País Vasco. Creo, además, que se trata de un problema nacional que afecta a todo el

Estado a la convivencia entre todos los españoles», termina.

URGENTE SOLUCIÓN

Don Marcos Vizcaya, diputado del P.N.V., comenta el problema vasco y expresa su convencimiento de

que la situación «no puede esperar a. que´la Constitución esté aprobada. Seguramente si en el plazo de

una. semana no se consiguen salidas viables al problema, la violencia latente en Euskadi puede estallar».

Afirma el señor Vizcaya qué parece existir buena disposición pqr parte de la extrema izquierda vasca,

concentrada en los movimientos Mesa de Alsasuá. y KAS, para cesar en su aetuaí actitud belicosa caso

de-que el Congreso acepte la enmienda- in voce» .presentada por el Partido Nacionalista Vasco a la

disposición adicional del texto constitucional, enmienda • que contempla la posibilidad que la

Administración del Estado transfiera al Consejo General Vasco materias de su competencia, transferencia

que podría ser definitiva o delegada.

¿MOCIÓN DE CENSURA?

Otro tema de pasillos, que no jpudo ser confirmado por INFORMACIONES, se refería a la posibilidad de

que el grupo vasco plantee próximamente ante el Congreso una moción de censura al Gobierno. La

noticia, distribuida por la agencia Europa Press, señala que dicha posible moción estaría basada «en Ja

desastrosa política que se sigue en el País Vasco en ´materia de orden público".

Eos grupos parlamentarios esperan, antes de tomar cualquier iniciativa, escuchar ´á información que,

sobre los últimos "acontecimientos vascos, ofrecerá el próximo lunes oí ministro del Interior en la

comisión de su Departamento .en el Congreso.

En cierto modo relacionado con los sucesos vascos, una noticia recorría ayer los comentarios de la

Cámara. La evidencia de >jue si el barco de la democracia naufraga, tendrá dos culpables seguros: el

deterioro de la situación en Euskadi y la escasamente efectiva política exterior es panela. A propósito de

la inminente cumbre africana de Jartum, una evidencia prima: la de que cualquier decisión que se tome

«será desfavorable a España», a pesar de que, según parece, un aliado coyuntura!, Marruecos, presidirá la

reunión de Jefes de Estado africanos. «Pero. España recogerá los frutos de su nula política en el

continente negro», afirma un diputado del grupo gubernamental.

Las maniobras de A.P. por retrasar los debates constitucionales, trampa tendida en la que U.C.D.. cae

repetidamente y arrastra a los demás grupos en réplicas, contrarréplicas y explicaciones de voto, fae un

ercer tema de comentario, en el que también ocupó su lugar la triste tragedia de Tarragona, hacia donde

partieron a primeras horas de la tarde los diputados elegidos en. aquella circunscripción.

 

< Volver