Autor: Contreras, Lorenzo. 
 Cortes. Constitución: once artículos dictaminados. 
 Solé Turá replica a Letamendia y pide un interlocutor válido para Euskadi     
 
 Informaciones.    12/07/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CONSTITUCIÓN: ONCE ARTÍCULOS DICTAMlNADOS

Solé Tura replica a Letamendía y pide un "interlocutor válido para Euskadi"

Por Lorenzo CONTRERAS

MADRID, 12 (INFORMACIONES).

ONCE artículos de la Constitución fueron aprobados ayer en el Pleno del Congreso, donde, al iniciarse la

jornada, el señor Martin Villa, ministro del Interior, había anunciado una próxima información oficial

sobre los sucesos de Pamplona.

En los círculos parlamentarios circulaba una impresión generalizada: la jomada trágica que se había

vivido merecía su extirpación del calendario, iai las Cortes se advertía pesadumbre. Sólo los vascos del

P.N.V. parecían. haber superado el trauma del día y comentaban al final las .incidencias con cierto aire

relajado en las proximidades de la puerta de los leones que enmarcan la entrada de honor del edificio

parlamentarlo.

Para ellos, que habían retirado la mayoría de sus enmienda al proyecto constitucional, la atención aparecía

referida a los acontecimientos de Pamplona y San Sebastián, sobre todo de está ultima ciudad, donde los

sucesos se encadenaban. Los diputados del Congreso formaban corros y tertulias para comentar los

incidentes acumulados en. el día más negro que recuerda la historia española de los últimos años. La

explosión del camión-cisterna en la provincia de Tarragona eclipsaba parcialmente la gravedad política de

la situación, mientras el Rey llamaba a la Moncloa y se mantenía en contacto con el presidente del

Gobierno, el cual, a su vez» comunicaba con el presidente de las Cortes, señor Hernández Gil

SE SOSLAYO UNA CONDENA DE LAS F.O.P.

El día habia comenzado cargado de tensiones. El señor Martin Villa se reunía, pasadas las nueve de la

mañana, con la junta de portavoces, donde entre Fraga y Carrillo conseguían evitar una declaración ´

condenatoria de las fuerzas dé orden público. E3 ministro del Interior planteó en esa reunión un problema

casi de vida o muerte: la condena de la Policía, a nivel parlamentario, significaría el plante de esas

fuerzas, cotí todas las consecuencias-inherentes al caso. La ebullición del Norte, y sobre todo de Sari

Sebastián, aconsejaban una actitud prudente. No debe extrañar, por consiguiente, que los grupos

parlamentarios, algunos con malas caras y muy a contrapelo, acatasen las consignas de grupo y

admitiesen, con el solo voto en contra de un diputado del P.S.O.E. por Navarra, el comunicado elaborado

por la Junta de. portavoces, un comunicado cargado de sentido transaccional y obediente ai imperio de las

circunstancias.

El´ministro del Interior habló con muy poca soltura, repitiendo conceptos y dando la impresión de que se

encontraba cansado o nervioso. Los socialistas habían intentado imponer otro tipo de comunicado y al

finaí jugaron eon dos barajas. Por una parte, votaron a favor del comunicado asumido por-el Congreso, y

por otra, difundieron una nota que iba en dirección opuesta del tono y sentido del documento aceptado.

DISCUSIÓN ENTRE LETAMENDIA Y SOLE TURA

Posteriormente, durante el debate de la Constitución, y cuando se examinaba el artículo 34, que

contempla la libertad de empresa en .el marco de la economía de mercado, el vasco Letamendia, diputado

de Euskadiko Ezkerra, atacó "a los comunistas. , En la acusación o crítica estaban involucradas las fuerzas

de la izquierda en general, pero qiuten. reaccionó por alusiones directas fue el comunista catalán Jordi

Solé Tura, quien con su habitual elegancia, sin alterarse, combatió las afirmaciones ¿el diputado vasco,

dispuesto a sostener que el P.C.E. estaba en contradicción con su apellido «revolucionario». Según Solé

Tura, los comunistas interpretan el proceso revolucionario de manera distinta, «aunque usted, señor

Letamendia, parece arrogarse el patrimonio exclusivo de la revolución». Añadió Solé que los comunistas

son coherentes con su programa y lo han demostrado en el proceso constitucional, «pues no queremos la

revolución a través de minorías, siiio de mayorías, mediante el ensanchamiento del campo democrático».

Anadió Solé Tura que el problema de Euskadi es el mismo de España: consolidar un régimen

democrático. Para: ello es indispensable hacer surgir en el País Vasco un interlocutor válido que permita

aislar el terrorismo.

La intervención del diputado comunista estuvo a punto de ser cortada en flor por e]: presidente del

Congreso, señor Alvárez de Miranda, preooupado por lograr >jwe los oradores se ciñeran es

«pupulosasmente al motivo de su turno oratorio. De todos modos, Solé Turá consiguió replicar a

Letatnendía. Sonaron aplausos en su beneficio desde los bancos ocupados por los distintos grupos

parlamentarios, si bien estratégicamente repartidos.

Los artículos aprobados ayer establecen el -derecho de sindicación y el derecho de huelga; a proposito de

este último fue derrotada una enmienda defendida en nombre de Alianza Popular por el señor Jarabo

Paya, cuya pretensión era reducir ese dere-´ dio a lo estrictamente laboral. Alianza Popular volvió a ser

derrotada cuando al discutirse el artículo relativo al «divorcio» (el 30) López Bravo quiso ¡suprimir la

referencia a la disolución matrimonial.

SÍNTESIS DE LOS ARTÍCULOS APROBADOS

El contenido de los restantes artículos dictamina-dos contempla ei derecho de petición de todos los

españoles, el derecho a la objeción de conciencia, que sera regulada «con las debidas garantías» (en este

punto hiao usó de ´la palabra el diputado del P. N. V, señor Monforte para llamar la atención sobre los -

momentos trágicos que vive Euskadi y 5a .conveniencia de que el Gobierno satisfaga las reivindicaciones

de los derechos históricos en evitación de males mayores), los criterios de Justicia,. equidad y

progresivlcJad en el sistema tributario, la expropiación éon indemnización por causa de utilidad pública e

interés social, la futura regulación de un Estatuto de los trabajadores, el derecho a la negociación y al

conflicto colectivo para trabajadores y empresarios, la libertad de empresa en el marco de la economía de

mercado, la protección económica, Jurídica y social de la familia y el fomento de la política que asegure

la «stabilidad económica, el pleno empleo, y la formación y «adaptación profesionales.

 

< Volver