Autor: Bueno Castelo, F. J. . 
 Cortes. 
 Crece la tensión y la incertidumbre en la prisión de Málaga     
 
 Informaciones.    12/07/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

12 de julio de 1978

INFORMACIONES

Crece la tensión y la incertidumbre en la prisión de Málaga

MALAGA, 12 (INFORMACIONES, por F. J. Bueno Gástelo).

LA verdad es Que no se sabe lo que está sucediendo ahí dentro.» La frase corresponde a un funcionario

de Tu prisión provincial de Málaga, Que desde les primeras horas de la mañana del lunes vive en una

situación realmente irregular. Una prisión prácticamente destruida, en la que actualmente se encuentran

alrededor de 360 reclusos en condiciones de inhabitabilidad.

Varios fueron los motines que durante loa últimos meses han protagonizado los reclusos de la prisión de

Málaga, pero la situación llegó al colmo el pasado sábado, cuando un pequeño grupo de ellos, al parecer,

agredió, causándole lesiones, al director del centro, don Rafael García Muían, al que mantuvieron

encerrado en una celda en calidad de rehén, durante media hora, al cabo de la cual fue rescatado

inconsciente. Y esto a un hombre que apenas lleva dos meses en el cargo, un hombre, también, abierto al

diálogo y decidido partidario de la reforma penitenciaria.

Como consecuencia de lo sucedido, el lunes, los funcionarios de la prisión, reunidos en asamblea,

decidieron no pasar al recinto carcelario mientras la Administración no les ofrezca las mínimas garantías

de seguridad.

«SU> más probable será —dice el funcionario con una de cuyas frases se abre esta crónica— que

mientras no sea trasladada la actual población de la cárcel, ni el director —que ahora se repone de las

lesiones sufridas el sábado— ni nosotros podamos entrar. Seria dificilísimo. Los cabecillas están

envalentonados y además diera que los responsables de todo lo que pasa somos nosotros y que todo lo

que hemos dicho en la Prensa es falso. Ya ve, lo que hemos hecho ha sido limitarnos a transcribir la

versión del director.»

Ayer, la Policía Armada intentó pasar las verjas, pero en vista de la actitud de los reclusos, desistió de su

empeño y prefirió dejar las cosas como estaban.

LOS RECLUSOS SE AUTOGESTIONAN

Ala pregunta de cómo estaban los presos, contestó:

«Deben andar muy mal. Hace unas horas descubrimos ua nuevo túnel; fue al sacar la basura, a través de

las rejas, naturalmente. Llevaban excavado un metro, poco más o menos, pero tenían preparada una

instalación eléctrica de considerable longitud. Como supondrá, ahí puede pasar cualquier cosa.»

Los reclusos, desde hace algún tiempo, se administran en régimen de autosugestión; han preparado la

comida en los patios y se teme que la droga circule «pn toda tranquilidad. El edificio está prácticamente

rodeado de viviendas, así que basta un simple tirachinas desde cualquier balcón, lo que, al parecer, ya

ocurrió en otras ocasiones, cuando los funcionarios ejercían su vigilancia habitual y los problemas eran

mínimos.

Nadie sabe lo que va a pasar. Cuando se les pregunta sobre el tema al personal de prisiones se limitan a

encogerse de hombros.

«Desde luego —la actitud es unánime— nosotros no entramos», añadió. Sobre si la Dirección General

tomará alguna medida, dijo, es, hasta el momento —habían los al atardecer del martes— nosotros no

tenemos noticia. En cuanto a la posibilidad de un traslado masivo, con intervención, como es lógico, de la

fuerza pública, el funcionario manifestó qué no sabían «una sola palabra, desde aquí fuera —se

encuentran en el patio exterior y en los despachos y otras dependencias que dan a él—, vigilamos 10 que

podemos, pero bien poco podemos hacer».

Puede suceder todo o puede no. suceder nada, cuando precisamente en estos días .tenían que haber

comenzado las obras .de reconstrucción del „ edificio, tras la visita que la pasada semana realizaran los

técnicos de Instituciones Penitenciarias. Se ha creado una situación tan tensa, tan difícil; por eso no

hemos dudado al principio de calificarla de irregular, que el traslado se tiene que producir. Q el de los

funcionarios o él de los presos. ¿En su totalidad...? ¿Ó en un número determinado, puesto qu« se cree que

los responsables de la situación apenas si llegan a la treintena?

 

< Volver