La sesión de la tarde. 
 Las elecciones municipales al final del primer trimestre de 1978  :   
 Así lo anunció ayer el ministro del Interior, al replicar a una de las seis interpelaciones hechas al Gobierno. 
 ABC.    24/12/1977.  Página: 8-9. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

LA SESIÓN DE LA TARDE

LAS ELECCIONES MUNICIPALES, AL FINAL DEL PRIMER TRIMESTRE DE 1978

Así lo anunció ayer el ministro del Interior, al replicar a una de las seis interpelaciones hechas al

Gobierno

La sesión de la tarde comenzó a las cinco menos cuarto. Los diputados daban evidentes muestras de

cansancio. El presidente entendiéndola así, levantó la sesión a las ocho y cuarto, interrumpiendo el Pleno

hasta el día 11 de enero, porque, pese a haberse realizado ayer seis interpelaciones al Gobierno, todavía

quedan, pendientes otras tres y un» serie de proposiciones de ley que pueden dar locar a extensos

debates...

El señor Alvarez de Miranda pidió, al comienzo —además de presentar excusas al señor Fraga¿ como ya

Indicamos en otro lugar— que cada diputado vote en su propio escaño y sólo en el suyo. .También

anunció que, en el curso de la tarde, se entregaría a los diputados el borrador constitucional, excelente

noticia que permitirá acelerar los trabajos que han de conducirnos —dijo— a contar pronto con una nueva

Constitución. -

El TRASVASE TAJO-SEGURA.—El señor Peces-Barba, del P. S. O. E., tuvo a su cargo la Interpelación

sobre el trasvase Tajo-Segura. Pidió Información clara y autorizada sobre la situación actual de este

importante obra y que el ministro de Obras Públicas explicara cuál es su filosofía sobre esta obra que ha

querido convertirse en un «monumento al franquismo», dijo. Pidió respuestas para Interrogantes como

éstos: «¿Quién decide eí destinó del agua en la zona del trasvase? ¿Quién recibe el excedente de energía

eléctrica que se va a producir con el trasvase: las provincias afectadas o Hidroeléctrica Española, que

tiene el monopolio de aquella zona?». Terminó pidiendo que el agua del trasvase sea para la democracia y

no para la autocracia, con Intervención exclusiva y excluyen te del Parlamento, en la búsqueda de

soluciones.

El ministro de Obras Públicas señor Ga-rrigues Walker, haciendo gala de un humor muy británico,

acumuló datos y cifras en su respuesta; habló de kilómetros, de canales, de túneles, de fechas, de obras

terminadas, de lo poco que queda por rematar. «La filosofía del ministro —dijo— es poca, porque el

cargo que tiene admite poca filosofía. Al ministro se le paga —y se le paga mal— por ejecutar. Su

obligación es acabar la obra del trasvase, sin poner en riesgo los intereses afectados en las provincias de la

cuenca del Tajo. El trasvase —afirmo— no tiene por Qué afectar negativamente a nadie.»

Al señor Peces-Barba la contestación le pareció insatisfactoria y anunció la presentación de una moción

sobre el tema.

LA CRISIS DE LA CONSTRUCCIÓN NAVAL—Durante cincuenta minutos, doña Victoria Fernández

España, de Alianza Popular. Interpeló enérgicamente al ministro de Industria, sobre la crisis de la

construcción naval. Había acumulado tantos datos para su Informe que el presidente, al cabo de media

hora, tuvo que recordarte que el reglamento sólo concede quince minutos para las Interpelaciones. Doña

Victoria pidió un poco más de tiempo y lanzó, insistentemente, preguntas y mas preguntas al Gobierno,

con extraordinaria vitalidad. Centró su defensa de la industria naval en Galicia y Andalucía, regiones —

dijo— deprimidas y maltratadas por el centralismo.

«¿Sabe el Gobierno que contratos por más de medio millón de toneladas de registro bruto en buques de

nueva construcción pueden quedar cancelados en los astilleros, si la Administración no respeta las bases

del concurso para el desarrollo de la Marina Mercante?... ¿Quién de ahora en adelante va a ponerse a

construir barcos si puede comprarlos a precio de saldo entre los muchos que están amarrados en el

extranjero?»... Luchó especialmente por los pequeños y medianos astilleros que reúnen —dijo— a unos

11.000 puestos de trabajo a los que hay que sumar los 25.000 de la. Industria auxiliar. Y acumuló, sin

respiro, datos y más datos, pam pedir la potenciación de la construcción naval en España.

El ministro de Industria, señor Oliart Anson, explicó las razones de la crisis del sector. La situación de la

construcción naval en España -dijo— es tan mala como -en los demás países del mundo occidental.

Apuntó medidas análogas a las adoptadas en otros países: subvenciones y facilidades de financiación. La

intención del Gobierne es mantener el índice máximo posible de ocupación en los astilleros, sin regatear

esfuerzos para atender este problema, pero será necesaria una reestructuración del sector, para afrontar la

dura competencia de los demás países industriales. Terminó el ministro apuntando un compromiso de

cinco puntos: 1, que la industria aumente sus exportaciones; 2, procurar la máxima colocación de mano

de obra; 3, consumir menos cantidad de energía por producto bruto; 4, incorporar más tecnología propia;

5, emplazamientos Industriales en la« zonas donde el pavo es más exigente.

También doña Victoria Fernández España anunció que su grupo formulará una moción al Gobierno.

En la última parle de la sesión, don Marcelino Camocho formuló dos Interpelaciones, una sobre el

retraso en la aplicación de la amnistía laboral y otra sobre los compromisos contraídas por el Gobierno

con los trabajadores de Aviación Civil, del Ministerio de Obras Públicas y del S. E. N. P. A. A la primera

le replicó el ministro de Trabajo, señor Jiménez de Parga, indicando que la aplicación de la amnistía,

según el artículo 9 de la ley que la establece, corresponde a la autoridad judicial, y se fija un plazo de tres

meses, que termina el 17 de enero. Hasta entonces no se puede hablar de retraso. A la segunda le

respondió, con abundantes datos, el ministro de la Presidencia, señor Otero Novas.

Por último interpelaron al Gobierno los ««ñores Andreu, de Socialistas de Cataluña, y Fajardo, del P.

S.O.E. El primero, sobre elecciones municipales; el segundo, sobre las haciendas locales. Al responderle

el ministro de! Interior, señor Martin Villa, con toda clase de datos, señaló en cuanto a las elecciones que

el Parlamento debe aprobar primero el proyecto de ley que ha de regularlas, y expresó su deseo de que

puedan celebrarse a finales del primer trimestre del próximo año.

 

< Volver