Autor: Moreno, Pedro. 
 Pasillos del congreso. 
 Final, sin acuerdo, de los contactos UCD-PNV     
 
 Informaciones.    20/07/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

20 de julio de 1978

PASILLOS DEL CONGRESO

Final, sin acuerdo de los .contactos U.C.D. - P.N.V.

SUPRIMIDA LA ALUSIÓN A LOS GITANOS EN EL REGLAMENTO DE LA GUARDIA CIVIL

MADRID, 20 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno)

NUESTRA misión negociadora ha terminado. Queda en manos de´ U.C.D. aceptar su .propio texto.» De

esta forma resumía el diputado del P.N.V. don Javier Arzallus la ultima sesión negociadora con U.C.D.

para la aceptación de las- enmiendas vascas al título de las autonomías y a la disposición adicional al

texto constitucional..

A las cinco de la tarde, U.C.D., en colaboración con el P.S.O.E., elaboró cuatro propuestaa de posible

solución para superar el «impas-,se» en las negociaciones. El. P.N.V., reunido en una sala continugua,

aceptaba ja primera de ellas. Después" de firmada, cosa que también hicieron ios socialistas señores

Guerra ¡y Benegas, U.C.D. se negó a hacerlo y .propuso un cambio termmolcigico en el texto. Pero es

mejor aue la reunión la cuenten los propios protagonistas:

ACEPTAR OTRO CAMBIO EiS. DEMASIADO

Más preocupado que en Ja anterior Jornada negociado-ra, el señor Arzallus comenzó señalando que

habían estada toda la tarde esperan-do que la cesión de condiciones donase sus frutes». El diputado vasco

señala su creencia.de qú-e la fórmula ofrecida .(era la definitiva, paro a1 pasar a la firma dei grupo

gubernamental volvieron con nuevas, presisioiKís que EO hemos aceptado. Por nuestra parte, ia

negociación ha terminado».

«A pesar día las múltiples reticencias habidas —p r o sigue el señor Arzallus—, ios diputados del P.N.V.

hemcs seguido conversando e, incluso, hemos acepta-do la última fórmula, propuesta, ante ía evidencia

de que, ai no haber acuerdo, se nos cargaría coa las responsa ilidades» P&to una oosa ha, quaáado dará:

no se puede negociar cem es tos procedimientos. Aceptar un nuevo cambio era ya demasiado»

El párrafo de la disposición adicional que motivó el fina] desacuerdo es éste: «El Estatuto de autonomía

Que se elabore, norma institucional básica .según establecido en el artículo 140, será sometido a

referéndum.» La precisión que U.C.D. propuso hacer al misni" era cambiar la expresión «según lo

establecido » por «en los términos establecidas». T_.a explicación a, di-cíio ccimbio la ofreció el diputado

de U.C.D. don José Pedro Pérez Llorca, al explicar ia posición de su grupo,

ACEPTAR LA CONSTITUCIÓN

"Nuestra preocupación fundamental —comenzó afirmando el presidente del grupo parlamentario, de

Unión de Centro Democrático— es aue el P.N.V. no Siga solamente sí a la Constitución, sino que la

acepte. Durante las largas negociaciones mantenidas hemos llegado al máximo de cesiones a las cj«e

podíamss llegar, reconociendo todas las reivindicaciones históricas del pueblo vasco, incluso la plena -

reintegración foral, cosa que ninguna Constitución española ha reconocido, así como en ¡os

procedimientos especiales para la elaboración del Estatuto de autonomía para el País Vasco. A cambio, Jo

único que queremos es que el P.N.V. acepte la convivencia constituci o n a 1 con todos los españoles.

Para ello, no queremos sino establecer una disposición cautelar dentro de la Constitución, es decir, que

todo se. llaga dentro Sel marco constitucional." ;

Más adelante, el señor Pérez Llorca se refirió al peligro que cualquier otra fórmula supondría en. la

momentánea resolución del problema, "problema —dijo—• que no quedaría resuelto, sino que el tiempo

se encargaría de agrandar*´. El diputado de U.C.D. señala que. lo aceptado por los diputados vascos "s ól

o contiene una ambigua referencia a lo que afirma el artículo 140. Si existe un problema de fondo para no

aceptar esto, que se nos explique. Nosotros hemos dado muestras de nuestro interés negociador y hemos

dejado bien clara ía ne-cssidad de que dicha referencia sea concreta".

ABIERTOS A NUEVAS PROPOSICIONES

"Hemos formulado nuestra propuesta, en los térmicos anteriores y estamos abiertos a cualquier otra

fórmula que se nos proponga." Ante las afirmaciones hechaí por parte de diputados del Partido

Nacionalista Vasco y del miembro del P.S.O.E. don José .Maria Benegas en e1 sentido de que la

propuesta aceptada lo fue tal y como U.C.D. la había presentado, el señor Pérez Llorca afirma que la

misma "no contenía una formulación redac-cional definitiva, sino una aproximación a su espíritu".

La final afirmación de don José Pedro Pérez LIórca —"estamos abiertos a proseguir la negociación"—

no encontró eco alguno en los representantes del P.N.V., quienes, visiblemente malhumorados,

confirmaron su decisión de haber dado por •terminados definitivamente los contactos.

ECOS DEL HEMICICLO

Un revuelo de parlamentarios desvió la atención informativa de la sala de negociaciones. El

enfrentamiento protagonizado ayer por el portavoz dé A.P., don Manuel Fraga, se produjo con el diputado

vasco don Francisco Letamendía, en los términos que el lector encontrará en otro lugar de estas páginas.

Comentando el hecho, el socialista don Luis Solana afirmaba que una palabra del señor Letamendía en el

Congreso puede suponer una muerte violenta menos en el País Vasco". El señor Solana, como después el

secretario general del Partido Socialista Obrero Español, don Felipe González, consideraban

"desproporcionada" la petición del señor Fraga para que la Mesa advierta al diputado vasco sobre su

posible extralimita-ción parlamentaria durante sus intervenciones ea la Cámara. El señor González señala

al respecto que el Parlamento "está para decir todo lo. que haya que decir", Finalmente, la tor m e"n t a

amainó con la propia opinión del señor Letamendía, "Los señores Fraga y López Rodó han interpretado

mis palabras en el exacto sentido contrario por el que las he pronunciado. Segúrame n t e es que yo soy el

chivo expiatorio de los representantes del fascismo eu el Parlamento, cuyas iniciativas no encuentran eco

favorable ea los grupos mayoritarios."

Los comentarios de pasillos giratoan en ¡torno al abstencionismo del Gobierno du-rernite los debates

constitucionales, particularizado esta vez en la no respuesta gubernamental a las opiniones verti-das por

eJ diputado Letamendía, estando presente en di hemiciclo eü titular de Jus-ticia. Las opiniones eran mur

olio más críticas dentro ´dej propio güupo gubernamental, del que amplios sectores cen-suraban. los

aplausos con que desde U. C. D. fueron subrayadas las palabras del señor Fraga. Del malestar, un botón

de molestia: «U. C. D. es como un gazpacho con demasiado pepino fascista entre sus ingredientes»,

señalaba un diputado de este grupo.

CONTENTO GITANO

Para terminar, una noticda agradable: don Juan de Dios Ramírez Heredia, diputado gitano, miembro del

grupo piar-lamemtario de U. C. D., expresaba su contento aike la plasmación legal de una reciente

proposición no de ley .defendida, por él mismo recientemente ante el Pleno del Congreso. El tema era la

vejación que de la raza gitana se hacía en el Reglamento de üa Guardia Civil, vejación desaparecida

después de que el.ministro del interior naya firmado . una orden , por la que sé´suprimen, las alusiones al

respecto. Su texto es:

«Artículo único. Quedan suprimidas las alusiones o referencias a los gitanos que-se contienen en los

artículos 4.º 5.° y 6º de la segunda parte del Reglamento para el Servicio del Cuerpo de la Guardia Civil»

 

< Volver