La huelga en la futura Constitución     
 
 Ya.    15/12/1977.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

La huelga en la futura Constitución

SABEMOS que en la segunda lectura del borrador de la Constitución se va a recoger la Idea de que el

derecho de huelga se ejercerá dentro del marco de las leyes que la regulen. De esta forma se traslada el

problema a una idónea legislación de la huelga, que debe ser en nuestra opinión lo más realista y

exhaustiva posible para evitar situaciones confusas o supuestos no contemplados, susceptibles de

interpretaciones arbitrarias.

PERO al margen de ello queremos destacar, en este comentario, lo que es práctica en otros países

europeos. Así, en Francia, las disposiciones legales sobre el ejercicio del derecho de huelga son muy

escasas y se limitan en la practica a una declaración de la Constitución de la República en el sentido de

que "el derecho de huelga se ejercerá dentro del marco de las leyes que la regulen", por lo que el concepto que de ella se

obtiene es de carácter eminentemente doctrinal y jurisprudencial a través de las disposiciones del Tribunal

Supremo y del Consejo de Estado.

LA Constitución Italiana, en su artículo 40, contiene una declaración, acerca del ejercicio del derecho de

huelga, de redacción y contenido semejante al de Francia. Debe ser la creciente jurisprudencia sobre esta

materia la que ayude a delimitar las condiciones de ejercicio. Dentro del ordenamiento jurídico positivo

sólo hay .algunas disposiciones en el Código Penal y en algunas leyes reguladoras de aspectos laborales,

como el estatuto del Trabajador, de 1970.

POR otra parte, tanto la Constitución federal Ley Fundamental, de Bonn, como las constituciones de los

diferentes "länder" (estados federados), contienen alusiones al derecho de huelga, si bien el concepto

tiene que concretarse jurisprudentemente ante la falta de regulación legal o reglamentaria que pudiera

aplicarse a casos concretos.

DESDE la perspectiva española, el tema tiene un especial interés. Urge situar la huelga en sus

coordenadas posibles y coherentes, pues la economía española no puede soportar tanto envite en el

contexto laboral, con unos costes tan elevados Que no pueden justificarse. La generalización de las

huelgas, haciendo abstracción de sus consecuencias, supone un comportamiento irracional. Por ello, es

Importante que la Constitución española recoja la idea de que el derecho de huelga se ejercerá dentro del

marco de las leyes que la regulen. Es un tema urgente.

 

< Volver