Senado. 
 El proyecto de ley de policía nacional no fue aprobado  :   
 Pasa a estudio de la Comisión de Justicia e Interior. 
 Ya.    09/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

H O R A

9-VIII-1978

SENADO

Interior.

El proyecto de ley de policía nacional no fue aprobado

Posa a estudio de la Comisión de Justicia e Interior

El proyecto de ley de medidas en relación con los delitos cometidos por grupos armados fue defendido

por doña Juana Arce (UCD), quien dijo que existía una honda preocupación ante la escalada de delitos

terroristas que pretenden desestabilizar la democracia; el proyecto contiene una serie de medidas

necesarias no para el Gobierno, sino para la sociedad española; es un proyecto moderado, para´ el que

pidió la aprobación.

En contra intervino el señor Bandrés (Euskadiko Esquerra), quien atacó el proyecto y recordó que Hitler

había enseñado a la Policía española algunos de sus métodos, y que ahora el ministro del Interior viaja a

Alemania para "aprender métodos". {Fue interrumpido «on gritos de ";Fuera, fuera!", pronunciados por

senadores de UCD.) Pidió que se fueran las fuerzas de orden público del País Vasco y dijo que la

pacificación de] ´País Vasco no dependía de este proyecto de ley. Luego se produjo el enfrentamiento con

el ministro del Interior.

El señor Villar Arregui (Pror-gresistas y Socialistas Independientes) • dijo que el proyecto hay qué

considerarlo ein ceñirlo exclusivamente al ámbito territorial del País Vasco, ya que el problema afecta a

todos. No es desproporcionado en relación con el clima de violencia y es necesaria una ley dé defensa del

proceso hacia la democracia.

El señor Xirinacs (grupo mixto) se manifestó en contra del proyecto. El señor Vidarte (grupo vasco) pidió

que el proyecto pasase a la Comisión; io mismo mantuvo ei señor Azcárate :(agrupación independiente).

El señor Martín Retortillo (Progresistas y Socialistas Independientes) dijo que se abstendría, e indicó que

una de las causas de la existencia de bandas armadas es la televisión, que incluye películas violentas.

El señor Olarra (grupo mixto), dijo que hablaba en su calidad de vasco para negar, como dijera el señor

Bandrés, que el proyecto de ley perjudica al pueblo vasco.

Después de un descanso se discutieron seis proyectos de ley de créditos e x t r a o rdinarios, que, puestos

a votación, solamente dos fueron aprobados, pasando cuatro a la Comisión.

No alcanzaron los votos suficientes para su aprobación, y, por lo tanto, pasan a, estudio de la Comisión

los proyectos ~de ley de ampliación de plántulas de los Cuerpos Técnicos de Inspección de Seguros y

Ahorro y el del Cuerpo Nacional de Astrónomos.

El proyecto de • ley de Policía Nacional fue defendido por el señor Durbán Remón (UCD), quien dijo que

«era necesario para el actual período de España, y un bien instrumento para la paz y la convivencia en

España.

Los señores Duarte (socialista) y García Cuesta (Progresistas y Socialistas Independientes) pidieron que

el proyecto pasase al estudio de la Comisión para mejorar diversas deficiencias técnicas. El señor Duarte

dijo que ^estaba mal regulado el tema de las jurisdicciones sobre los—diversos cuerpos que integran la

Policía. Hizo una alusión a la actitud de la Guardia Civil en Barcelona el 19 de julio de 1936, lo que

motivó una réplica del senador real teniente general don Luis Díez-Alegría, ex director general de la

Guardia Civil, quien afirmó que este Cuerpo no ha sido nunca una Policía política, y pidió que no se le

politice ahora. El señor Duarte replicó que no había hecho referencia a una animosidad del pueblo contra

la Guardia Civil pero al no tener ésta más medios de disuasión que las metralletas, no se puede esperar

.que goce de gran popularidad.

El proyecto de ley puesto a votación no obtuvo el tercio de votos favorables para su aprobación, debido A

la gran ausencia de senadores de UCD. Hubo 69 votos a favor (UCD} y 62 abstenciones de los demás

grupos parlamentarios. La salla estaba casi vacía. El proyecto pasa a estudio de la Comisión de Justicia e

La sesión se levantó a las once menos veinte de la noche.

 

< Volver