Autor: Soriano, Manuel. 
 El Parlamento. 
 Senadores conservadores doblegaron al Gobierno     
 
 Diario 16.    09/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Diariol6/ 9-agosto-78

EL PARLAMENTO

Senadores conservadores doblegaron al Gobierno

Manuel Soriano

MADRID, 9 (D16). — El Gobierno y los máximos dirigentes de Unión de Centro Democrático (UCD) se

han visto obligados a doblegarse ante el sector más conservador de los senadores ucedistas en relación

con la elaboración de la Constitución, según medios parlamentarios consultados por D16.

Ese sector, integrado por hombres de tendencias muy c o n s e r vadoras (antiguos franquistas),

opusdeiana y d e m ocristiana, principalmente, consiguieron que el partido del Gobierno no plantee el

debate constitucional en el Senado como un mero trámite de lo ya acordado en el Congreso de los

Diputados.

Rechazan la aceptación del proyecto constitucional como un "trágala" y quieren hacer oír sus opiniones,

en muchos casos divergentes o no coincidentes con las que mantuvieron sus compañeros diputados.

Este ha sido el, factor fundamental que ha impedido la prolongación estricta hasta el Senado del impacto

constitucional suscrito por socialistas y ucedistas en el Congreso dé los Diputados.

Plante

Ante el "plante" de un sector importante de senadores de UCD el debate constitucional en la Cámara Alta

no se presenta bajo la fórmula de un coasenso previo entre los dos partidos mayoritarios, como aí término

de los debates en el Congreso se comprometieron los respectivos máximos dirigentes. Ahora ese consenso

será buscado a lo largo de las discusiones y contándose con un nuevo factor: la opinión del sector más

conservador del grupo parlamentario de senadores ucedistas. ´ .

Aparte de los criterios de fondo político que quieran defender, este sector, integrado por individualidades

sin conciencia de grupo, ha impuesto a la dirección la capacidad de defensa de enmiendas a título

individual. Sesenta y tres propuestas de modificación han sido las presentadas por UCD como grupo

parlamentario y ciento cincuenta las de senadores .ucedistas a nivel particular.

¿Nueva estrategia? los socialistas mantenían .ayer la duda de si esta nueva situación supone un cambio de

estrategia sustancial por parte del Gobierno en el método de elaboración de la Constitución. La opinión

más generalizada, compartida también por el sector más progresista de los senadores de UCD, era eme el

vicepresidente Fernando Abril Martorell, protagonista gubernamental del meto constitucional en el

Congreso, ha sido -desbordado,, por el momento. .-

Se decía oue ayer estuvo sensiblemente enfadado por el fracaso del acuerdo en el Senado. Tenía previsto

regresar de vacaciones a las Baleares junto con el presidente del Gobierno. Confía, en que los resultados

del debate en el Senado no suponga una ruptura del consenso alcanzado en el Congreso, a pesar de que no

se parta del pacto previo.

La maniobra

El padre Ángel Martínez Fuertes, senador de UCD por León y dirigente de la asociación de centros

religiosos más potente de España, aseguró ayer a D16 que el vicepresidente Abril tenía conocimiento de

la «batalla» que los partidarios de reformar el artículo 25 del proyecto iban a librar en el Senado.

Martínez Fuertes añadió que el tema fue planteado al vicepresidente el día antes de marcharse de

vacaciones. Antes de que el lunes se consuma-1 ra la ruptura entre UCD y PSÓE en el Senado, Martínez

Fuertes consiguió el apoyo del llamado sector conservador de senadores ucedistas, argumentando, al

margen del tenia de la enseñanza, que el Senado se jugaba tener un mínimo de protagonismo político o

ser mero comparsa del Congreso de los Diputados.

Siendo conscientes de que era difícil plantear la modificación del artículo 25, que había sido pactado con

la oposición, el sector conservador de los senadores ucedistas planteó su enmienda indirectamente, a

través del artículo 10, según reconoció el propio Martínez Fuertes.

Osorio, al acecho

El artículo 10, que en el Congreso se redactó con anterioridad a la fructificación d e 1 consenso, establece

que los derechos inviolables de la persona son fundamento del orden político. UCD quiere añadir una

referencia a que esos derechos se enmarcan en el contexto de los pactos internacionales de derechos

políticos y civiles, uno de los cuales garantiza la libertad de enseñanza, en cuya interpretación amplia

encuentra el sector conservador de UCD la garantía del mantenimiento de los intereses de la enseñanza

privada y religiosa.

Este tema de la enseñanza ha suscitado la presentación de unas cincuenta enmiendas por parte de los

senadores más conservadores: algunos de UCD, otros de Alianza Popular y de designación real. En este

sentido se ha pronunciado Alfonso Osorio, «senador real», que viene promoviendo desde fuera de UCD

un giro hacia la derecha en la política del partido gubernamental, presentando la alternativa de la «nueva

mayoría».

Mil trescientas enmiendas

Alrededor de mil trescientas enmiendas contabilizó ayer la secretaría de la Cámara Alta. Ante esta

inesperada profusión de .propuestas, de modificación, la Mesa estuvo replanteando el inicio para hoy de

los trabajos de la ponencia constitucional.

Ante la nueva actitud de UCD, los socialistas han sacado a relucir enmiendas que no pensaban defender.

Tales como la abolición de la pena de muerte sin limitarla hasta el ámbito castrense, competencia del

Senado, indemnizaciones, reforma constitucional y supresión de la mención a la Iglesia católica, entre

otras.

La actitud de los socialistas ante el debate del Senado no era negarse a hacer modificaciones al texto

aprobado por el Congreso. Alfonso Guerra aseguró que estaban dispuestos a que se aceptasen alrededor

de cien enmiendas entre las que presentaban todos los grupos, pero respetando por parte de los dos

partidos mayoritarios el consenso ya alcanzado y, sobre todo, no presentando unilateralmente propuestas

de modificación.

 

< Volver