Enérgicas declaraciones de Martín Villa. 
 Creo equivocadas determinadas conductas policiales  :   
 La nota no sólo era contraria a la transición política, sino a todas las instituciones del Estado. 
 ABC.    05/09/1978.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 24. 

ENERGiGAS DECLARACIONES DE -MARTIN VILLA

«CREO EQUIVOCADAS DETERMINADAS CONDUCTAS POIICIALES»

«La nota no sólo era contraria a la transición política, sino a todas las instituciones del Estado»

Madrid. (De nuestra Redacción,) «Crea absolutamente equivocadas determinadas conductas policiales,

fuera de lugar y totalmente equivocada la nota de la Asociación de la Policía, y estoy dispuesto a llegar

hasta el final aplicando, y ya es bastante, e! Reglamento Orgánico de la Policía Gubernativa, Para corregir

las conductas individuales.» Con estas palabras, pronunciadas en un tono enérgico, casi terminante, el

ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, resumió ayer la postura de su Departamento respecto al

contencioso planteado con la Asociación de Policías, y, principalmente, su actitud inflexible respecto a

¡os sancionados, presuntos autores de la nota.

El ministro del Interior descartó., por tan-to, cualquier´posibilidad de negociación sobra este tema con la

citada agrupación policial, e incluso negó taxativamente cual-quier tipo de clemencia».

Sobre la convicción de que TÍO existe conflicto con el Cuerpo General .de la Policía ni tan siquiera con la

Asociación, «sino sólo con algunos funcionarlos que son miembros de la Asociación», el señor . Martín

Villa descartó la eventualidad de un «plante» o cualquier otra, medida de fuerza que perturbe la

normalidad de las actuaciones policiales. Fero que, en caso de producirse —añadió-^-, «tengo medidas

más que suficientes para cortar ese plante de raíz».

En una amplia y ciertamente densa reunión con los periodistas, celebrada en la tarde de ayer, el señor

Martín Villa calificó como inverosímil la .posibilidad, fie ob3ervacior.es telefónicas o escuchas de

cualquier otro tipo en su despacho. Señaló en este sentido Que consideraba incierta la información

publicada ayer sobre este tema en un vespertino madrileño y aseguró actue se había -abierto una

Investigación y tomaría medidas correctivas contra la- fuerte de esa información.-

Aunque la rueda de Prensa había sido convocada para informar sobre la «cumbre policial» que el propio

ministro ha presidido este fin de semana, preguntas y respuestas gravitaron una y otra vez sobre el

conflicto policial y el tema de las «escuchase

RESPETO Y RESPALDO A LA POLICÍA.—Sobre este. úrtimo tema, el ministro, tras afirmar, como

decíamos, que creían que no eran cierta la información de que se tuviese grabadas conversaciones suyas,

macizó: «Aun en. el caso improbable de que pudieran serlo, las conversaciones mantenidas por mi sobre

el tema policial revelarían el absqtoto respaldo y el absoluto respeto del Gobierno y deJ Ministerio del

Interior .para una institución tan esencial para el Estado como es ía policial.» «Pero también —agregó—

Ja absoluta discrepancia-—con la necesidad de ser corregida reglamentariamente— de actitudes concretas

de miembros concretos da la institución policial.»

¿Tiene pruebas para asegurar que no ha sido escuchado?, se preguntó al ministro. «El ministro del Interior

obviamente tiene precauciones elementales, apartadas en su despacho para detectar y evitar que estas

observaciones puedan´ producirse s>, afirmó Martín Villa.

En relación con la posibilidad de observaciones telefónicas en su despacho, el ministro señaló

rotundamente: «Creo aue podré demostrar lo contrario. Pueden haber puesto micrófonos en mi casa, pero

jó-gicamertte yo también be tomado .precauciones.»

EL MINISTRO DESCARTO QUE SE HAYAN INTERVENIDO SUS CONVERSACIONES

TELEFÓNICAS

«LLEGARÉ HASTA EL FINAL». — En tomo al "contencioso con la. Asociación de Policías, en las

palabras del ministro se advirtió en todo momento un claro disgusto por la nota sobre los asesinatos.

Subrayó Martin Villa que el comunicado no -sólo -era contrario-•«.> la transición política que estamos

viviendo, «sino a todas las tostltucion.es del Estado». Puso de relieve que. en el mismo sentido, la

corrección era necesaria. «Mi actitud no será nerviosa, pero «1 firme», destacó.

El ministro subrayó su opinión de aue existe un alto grado de colaboración entre ios tres Cuerpos

policiales y su Departamento. «Me consta —añadió— que la aoti-tod de la institución policial no es la de

la nota. Estoy convencido de la postura esencialmente colaboradora de los Cuerpos de Seguridad del

Estado.>

¿Piensa el ministró que la Asociación respalda en bloque la nota hecha pública en Madrid, ya que se ha

hablado de firmas y solidaridades?

El ministro del Interior matizó este tema manifestando su opinión en el sentido de que lo que se está

produciendo no es solidaridad con el comunicado, sino una actitud de clemencia para los sancionados.

«Comprendemos esta actitud —observó—, pero no la compartimos. La postura del Gobierno se

mantendrá firme hasta el final, dentro del Reglamentos

Ett señor Martín Villa no ee pronunció, «orno es obvio, sobre la gravedad de la falta de los expedientados,

pero en algunos momentos utilizó los términos de «falta grave o muy grave».

INEFICACIA ANTE E. T. A.—Otro tema que se trató con amplitud en el coloquio fue el de la eficacia

policial, loa medios técnicos con aue cuenta y su lucha contra el terrorismo. A la acusación aireada en los

últimos dias en algunos medios de comunicación sobre la Ineficacia policial, acusación al parecer

procedente de fuentes gubernamentales, el ministro se defendió con datos de éxitos conseguidos en el

ámbito del Orden Público —violencia callejera y delincuencia común—, y señaló que se han conseguido

notables éxitos en la lucha contra el terrorismo, salvo en el caso de E.T.A.

Según los datos facilitados por el ministro, la delincuencia ha disminuido de enero a Julio de este año, de

acuerdo con los siguientes índices: general, tomando como pase cien delitos, se ha bajado a 92; en Madrid

a] 75 y en Barcelona a 93. Y el índice de eficacia policial sobre delitos descubiertos se mantiene respecto

al de años anteriores.

El ministro señaló que no debía confundirse el ámbito del Orden Público con el ámbito del terrorismo.

«En este último campo nuestra eficacia está al mismo nivel que en otros países con regímenes

democráticos.»

Reconoció —por otra parte— la inope-rancla policial contra el fenómeno de E. T. A., pero «no menos

que Gobiernos anteriores».

Efl señor Martín Villa hizo hincapié, sin embargo, en que la postura del Gobierno seguía siendo la misma

respecto a la organización vasca: combatirla policialmente y negar cualquier posibilidad de negociación.

En ttn tema paralelo, aunque muy relacionado con el ámbito del terrorismo, el ministro negó las

Imputaciones de que existan discrepancias entre su Departamento y los altos mandos militares de otros

Cuerpos de Seguridad por supuestas inhibiciones, en cuanto a la aplicación del decreto-Iey contra el

terrorismo.

«NI en el tema-del terrorismo ni en cualquier otra actividad policial —explicó Martín Villa— en

cualquiera de los tres Cuerpos se han dado, en los veinticuatro meses que llevo en el cargo, medidas que

supongan Inhibición & las Fuerzas de Seguridad del Estado.»

El ministro subrayó que la Policía ha tenido toda clase de medios y posibilidades para la acción policial,

sobre todo tras la publicación del citado decreto-ley.

CONTRA LA EXTREMA DERECHA.— «¿Piensa el ministro que tras la nota de la asociación se

esconde una manipulación de la extrema derecha o, al menos, simpatía hacia esta tendencia política?», se

le preguntó en otro momento al ministro.

«No lo sé —Indicó textualmente—. Pero lo que sí «s cierto es que defiende los mismos conceptos que

están en la actitud de los grupos a que usted se refiere.»

A raíz de esta cuestión, el ministro tuvo duras palabras para la extrema derecha, afirmando que en algunos

casos se «comercializaban» los asesinatos de las Fuerzas de Orden Público y que Incluso estaba seguro de

que algunos experimentaban un sentimiento de alegría cuando ocurrían los atentados para así poder

culpabilizar al Gobierno.

 

< Volver