Autor: Apostua, Luis. 
   Palabras difíciles     
 
 Ya.    14/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

I4-XII-77

JORNADA ESPAÑOLA

PALABRAS DIFÍCILES

LAS palabras no vuelan, por lo menos las del teniente general Prada Canillas en Canarias. Aun

teniendo en cuenta que es un militar de vehemente expresión, dado su alto rango es necesario valorar

sus expresiones, sobre todo cuando habla de la guerra como necesidad o mal menor frente a una hipó-

tesis de esclavitud. Otro capitán general, de la quinta región, general Cabezas, ha dicho cosas muy

parecidas a las de su colega de Canarias con el mismo argumento.

Lo verdaderamente curioso de ambas arengas han sido las motivaciones cristianas pon que sus autores las

han documentado. Para el teniente general Prada, el ejemplo de Jesucristo arrojando a los mercaderes

con la "serena y santa violencia" es su justificación moral. Para el general Cabezas, "el amor´ cristiano a

nuestros hermanos tiene que ser eficaz y práctico, y si lo que necesitan es ayuda protegiéndoles,

debemos hacerlo aunque sea recurriendo a la lucha".

Que yo recuerde de los dos últimos años, nunca habíamos registrado los periódicos palabras tan-

dramáticas en dos hombres que son capitanes generales de región. Es cierto que otros militares, a nivel

más o menos privado, se habían producido también en términos muy enérgicos. Pero nunca, me parece,

en actos públicos de carácter castrense.

SI a esto le añadimos el clima general, de enorme y permanente preocupación para todos y

especialmente para el Gobierno, habremos de deducir que algo se resquebraja en el país. O que al menos

estos expresiones dan una impresión muy penosa y hacen dudar de la oportunidad con que han sido

dichas.

Y, por el otro lado, tenemos a los grupos de la izquierda extraparlamentaria entregados a su utopía

prerrevolucionaria que estalla en cada manifestación como sucedió en Málaga y ahora en Tenerife. Por

si fuera poco, una oleada de huelgas estudiantiles se extiende por media España.

* * *

LOS pactos de la Moncloa empiezan a cumplirse, por sus debidos trámites, en dos puntos de enorme

interés y únicamente problemáticos: la radio-televlslón y la antigua cadena de Prensa del Movimiento,

más el diario sindical "Pueblo". Dos comisiones mixtas de parlamentarios de todos los partidos y de

representaciones de la Administración se van a constituir en los días más inmediatos. Son dos pesadas

herencias que o se levantan entre todos o no tienen solución para nadie.

Luis APOSTUA

 

< Volver