Autor: Apostua, Luis. 
   Conflicto y consenso     
 
 Ya.    26/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

26-XI-77

JORNADA ESPAÑOLA

CONFLICTO Y CONSENSO

COMO dice el profesor Juan Linz, España es una nación de conflicto, no de consenso. Pero es cierto

también que, en el curso de la transición posfranquista, unos supuestos básicos han sido tan inertemente

comparados por todas las fuerzas importantes que habíamos iniciado un estilo de gobierne consensual que

añora está en peligro. Ese estilo ha predominado en el Congreso, incluso en temas bin difíciles como la

amnistía. Ha lucido también en las bases del plan económico, mas conocido como "pacto de la Moncloa".

Pero la duda presente es si persiste ese espiritu, mediante el cual el Gobierno y la oposición, han evitado

enfrentamientos totales,.a la hora de ejecutar la parte impopular, desagradable y penosa del programa de

estabilización. En ese punto, cosa lógica, los partidos de la oposición no quieren verse "pringados" con

tan impopulares medidas y se oponen a la retroactividad de las limitaciones salariales. Todo el mundo se

hace cargo de las enormes dificultades que para socialistas o comunistas existe en la píldora a hacer tragar

a los trabajadores de este país. Por consiguiente, no hay que extrañarse mucho de que a la hora de la

verdad, después de haber sacado provecho del recuadro televisivo con imágenes moderadas, socialistas y

comunistes digan "ése no es mi pacto, que me lo han cambiao".

¿Cuál es, pues, la situación verdadera? A mi entender, ésta:

Primero. Existe un plan de estabilización y austeridad muy duro. Ha sido suscrito en teoría por todos,

pero corresponde sólo al Gobierno llevarlo a cabo y asumiendo por ello la cuota de desgaste y de

impopularidad.

Segundo. La oposición empieza a funcionar como tal oposición. Es decir, va a fiscalizar al Gobierno, a

ver qué tal impone las duras medidas que día misma (teóricamente) aceptó. Si no se logra la paz laboral,

si no se consigue rebajar la tasa de inflación, si persiste el desánimo empresarial, la oposición ya tiene un

claro culpable, el Gobierno, La democracia es asi y no hay que extrañarse por ello.

Tercero. La salida que ofrecerá la oposición será doble. De un lado, el FSOE reclamará el gobierno y dirá

que ellos sí pueden hacer el milagro. De otro, los comunistas insistirán en su idea de un gobierno de

concentración mediante el argumento que sólo un gobierno que responda al "espíritu" del pacto de la

Moncloa salva la situación.

Esta es la España del conflicto. ¿Podemos volver a la España del consenso? Ese es el gran tema de

nuestros días.

Luis APOSTUA

 

< Volver