Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Barcelona: jornada revuelta     
 
 Informaciones.    05/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

BARCELONA: JORNADA REVUELTA

Por Enrique SOPENA

Diversos incidentes y alteraciones del orden público —que ya comenzaron el domingo poco después del

entierro de Puig Antich (ver INFORMACIONES de ayer)— jalonaron la Jornada del lunes. El paro en la

Universidad fue prácticamente total y se registraron dos manifestaciones, una de ellas de cierta

envergadura. No se impartieron clases en la mayoría de centros universitarios. En el edificio central de la

universidad se celebraron asambleas por secciones. Finalizadas las cuales, los estudiantes procedieron por

propia iniciativa al desalojo de las aulas, empezando asi un paro activo. También los P. N. N. se reunieron

en asamblea. En diversos puntos del citado edificio fueron colocados crespones negros. Unos ochocientos

estudiantes se dirigieron hacia las ramblas, siendo dispersados por la Policía. En la Facultad de Medicina,

situada en el Hospital Clínico, los alumnos hicieron una «sentada» en las escalinatas de acceso. La

llegada de la Policía consiguió que se marcharan de allí sin más alteraciones. Se sabe, sin embargo, que

muchas paredes aparecieron pintadas con letreros alusivos a la muerte de Puig Antich.

En el exterior de los centros hubo enfrentamientos entre estudiantes y policías; aquéllos arrojaron piedras.

En la Universidad de Bellaterra —informaba «El Noticiero Universal» de ayer— no se impartieron clases

en las distintas Facultades, donde tuvieron lugar asambleas de estudiantes, sin que se registraran

incidentes. Se celebró una asamblea de profesores de todas las Facultades, en el curso de la cual fue

elaborado un documento.

La mayor parte de los Institutos de Enseñanza Media de Barcelona fueron escenario de paros por parte de

los alumnos de los últimos cursos. Algunos profesores se sumaron a esta actitud. En determinadas

academias y escuelas privadas, asi como en. alguna escuela profesional, se adoptó una postura semejante.

Al margen del campo de la enseñanza, paros de distinta duración se registraron en diversas entidades.

Personal afecto al Instituto Mental de la Santa Cruz realizo un paro de una hora, con inclusión de

sentada» y exhibición de una pancarta en la calle de Pi i Molist. En unas diez librerías de la ciudad hubo

paro por espacio de una hora, en el que participó la dependencia. Se puede completar esta información

con la noticia de que técnicos y personal administrativo de la comisión gestora del Área Metropolitana y

del Centro de Documentación e Información de Cataluña se abstuvieron de trabajar durante toda su

jornada laboral.

En la barriada de Can Anglada, de Tarrasa, unas doscientas cincuenta personas exhibieron banderas rojas

y alguna pancarta al tiempo que se lanzaban octavillas firmadas por una organización obrera de carácter

ilegal. Una joven fue detenida en relación con unas «pintadas» que aparecieron en ese y otros barrios.

Hacia las ocho de la tarde, más de mil personas se con gregaron en el cruce del paseo de Gracia-Diagonal

y ocuparon todo el ancho de esta vía, recorriéndola hasta su confluencia con Balmes; los manifestantes

portaban pancartas y lanzaban gritos y propaganda ilegal. La circulación quedó interrumpida, lo que creó

una notable congestión. de tráfico en toda la zona circundante. A ello contribuyó el lanzamiento de ciertos

artefactos inflamables en el centro de la calzada. Las fuerzas del orden público se personaron en el lugar,

cuando ya los manifestantes se disolvian Balmes abajo. Afirma «Diario de Barcelona» de hoy que uno de

sus redactores pudo escuchar el ruido de varios disparos. Al parecer, se efectuaron detenciones.

5 de marzo de 1974

 

< Volver