Autor: Pérez Benlloch, Juan José. 
   El Patronato de la Universidad de Valencia reivindica su prestigio     
 
 Informaciones.    13/10/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

II Patronato de la Universidad de Valencia reivindica su prestigio

VALENCIA, 13. (Por J. J. Peres Benlloch.)—Después de cuatro largas horas de reunión, el Patronato de

la Universidad hizo publica una nota (de la cual dimos ayer un avance), en la que sucintamente declara

ser de su competencia el estudio sobre el tema de la admisión de alumnos y medidas de disciplina

académica. En un segundo punto rechaza en todas sus partes, y por razones jurídicas, éticas y morales, la

prohibición contenida en un télex enviado por el director general de universidades al rector de esta

Universidad, en el que excluía de la competencia del Patronato el tema antes citado. En otro punto se

acuerda solicitar del Ministerio de Educación y Ciencia que quede sin efecto la anterior prohibición, y por

último, se suspende la reunión hasta fecha próxima.

La larga sesión, la delicadeza de los acuerdos adoptados y el clima que se advierte en los medios

universitarios como consecuencia de las medidas disciplinarias que afectan a más de doscientos

estudiantes, inducían a pensar en unos debates singularmente movidos. Sin embargo, ninguna noticia ha

logrado filtrarse. Según fuentes competentes hemos podido saber, no obstante, que en el curso de la

reunión hubo un pronunciamiento unánime para que el Patronato adoptase una actitud «digna y pública»,

se reivindicó el prestigio de esta corporación, que se juzgaba en entredicho a causa de las limitaciones

impuestas, se habló de graves defectos de forma en las sanciones académicas y se pidió, por último, más

información acerca de este tema. Asimismo, y en torno al citado télex, se cursó un telegrama al ministro

de Educación v Ciencia, en el que se calificaba de improcedente el citado comunicado.

También hemos podido saber que con el fin de clarificar la postura del Patronato y salvar su

responsabilidad, fue presentada una ponencia o escrito, cuya discusión quedó sobre la mesa para la

próxima reunión anunciada. En esa ponencia, y en sus líneas generales, a tenor de nuestras informaciones,

se alude a los derechos que el Estatuto de la Universidad le reconoce al Patronato, quien se manifiesta

como representante de la sociedad valenciana, responsable ante ella y portavoz legitimo de sus

inquietudes y necesidades en materia docente. En otro apartado invoca el orden y la disciplina que deben

imperar para el normal desenvolvimiento de las tareas universitarias, pero al mismo tiempo subraya que

tal orden ha de asentarse en los preceptos legales, observando los postulados de autonomía y

autogobierno, ya que de este modo todos los estamentos se sentirían implicados y se evitaría la

arbitrariedad y la pérdida del consenso ciudadano, riesgo al que está abocada la autoridad cuando se

produce al margen de la ley.

En ese mismo escrito se explícita la perplejidad, según indican nuestros informadores, por la serie de

medidas que últimamente vienen alterando la vida universitaria y debilitando el consenso ciudadano. En

este sentido se aduce el malestar que se capta en los diversos estamentos de la Universidad en razón de lo

que llegó a calificarse de arbitrariedad generalizada. La ponencia, que es densa en formulaciones éticas y

jurídicas, plantea el problema de las sanciones y de la inseguridad del profesorado, asi como el tema del

repetido télex, cuyo contenido el Patronato califica unánimemente de inadmisible. Por último se

establecen unas conclusiones, entre las que debe señalarse por su relieve la que pide la suspensión de las

sanciones decretadas contra los alumnos universitarios y aquella otra que solicita que, en casos atinentes

al orden y a la disciplina, se observe estrictamente la legislación vigente.

En contraste con el contenido de la nota del Patronato y de la ponencia que reseñamos, el diario «Las

Provincias» publica ayer dos cartas firmadas con iniciales, en las que se apoyaba la política disciplinaria

del rectorado. Simultáneamente, la sala de lo Contencioso de la Audiencia Territorial se ha declarado

incompetente en el caso de los recursos presentados contra las decisiones del rector.

Es la segunda vez, dentro de la presen te semana, que el te ma de la fundación de los Patronatos en la

Universidad sale a la palestra. El pasado lunes, en la inauguración del curso de la Universidad Autónoma

de Barcelona, el «presidente del Patronato de esta Universidad dijo que la misión del Patronato es servir

de puente entre la sociedad y la Universidad.

Las declaraciones del presidente del Patronato de la Universidad Autónoma están de acuerdo con el

espíritu de la ley de Educación, que con relación a este tema dice: «El Patronato universitario es el órgano

de conexión entre la sociedad y la Universidad, a través del cual ésta se hace partícipe de las necesidades

y aspiraciones sociales y la sociedad colabora con la Universidad, prestando el apoyo necesario para la

realización de sus cometidos y planteándose sus propias exigencias.»

Parece indudable que tras el planteamiento de las propias exigencias tiene que seguir que éstas sean

atendidas para que la misión del Patronato sea eficaz.

13 de octubre de 1973

 

< Volver