Fuentes Quintana, ante el Consejo Superior de Cámaras. 
 Hay que acabar con la idea de que el Estado debe resolver todos los problemas     
 
 Informaciones.    05/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FUENTES QUINTANA, ANTE EL CONSEJO SUPERIOR DE CÁMARAS

«Hay que acabar con la idea de que el Estado debe resolver todos los problemas»

MADRID, 5 (INFORMACIONES).

EL propio presidente Suárez presentará a las Cortes las nuevas medidas económicas que prepara el

Gobierno, lo que en este momento limita las posibilidades de respuesta que se nos piden, afirmó ayer el

vicepresidente del Gobierno -para Asuntos Económicos, señor Fuentes Quintana, en el pleno del Conseja

Superior de Cámaras, al que asistió en compañía de loa ministros de Hacienda y Comercio.

El contenido del programa —adelantado ayer por INFORMACIONES— sigue despertando

especulaciones y tomas de postura. Pese a que se evitó procurar la palabra austeridad, por lo que ello

representa, y se sustituye por conceptos como los un Plan de Saneamiento, corrector de los actuales

problemas de Inflación, las afirmaciones del presidente de la C.E.O.E., tras su entrevista con el señor

Puentes Quintana, parecen ser bastante claras. Ante una asamblea de empresarios del bajo Llobregat, don

Carlos Ferrer afirmó tajantemente que será un plan de estabilización muy duro, lo que provocará

situaciones difíciles. En Valencia, el diputado centrista don Emilio Attard también ha confirmado la

dureza del próximo plan de estabilización.

Ante el Consejo Superior de Cámaras, el señor puentes Quintana —según la agencia Logos— se refirió a

los rasgos que definen el actual momento económico español, indicando que las soluciones han de salir

del propio marcó de la economía. «El Estado —dijo— no puede resolver todos los problemas. Hay que

acabar con la idea de qué todos se dirijan a él a estos efectos.»

Más adelante indicó que no podíamos seguir al ritmo actual, si los ciudadanos no comienzan por cumplir

con sus deberes al tiempo que exigen sus derechos.

Manifestó también que los problemas económicos son graves, pero no insolubles, existiendo unanimidad

en cuanto a los males que afectan a la economía: inflación, desequilibrio en la balanza de pagos y paro.

Contra éstos, el Gobierno ha iniciado una decidida labor que comenzó con la devaluación de la peseta y

que ha empezado a dar frutos. En tercer lugar, el vicepresidente dijo que la política económica del

Gobierno trata de definir el papel del empresario en la economía de mercado. La política económica del

Gobierno ha de basarse en líneas paralelas y coincidentes en muchos casos con las de los empresarios. El

profesor Puentes Quintaría finalizó diciendo que «si el pueblo español respalda las medidas económicas,

España saldrá de la crisis económica por la que atraviesa».

Seguidamente habló el ministro de Hacienda, señor Fernández Ordóñez, quien se concretó a dos aspectos:

reforma fiscal y gasto público. Sobre la reforma fiscal —dijo el ministro— se ha tenido cuidado en

mantener intacta a la empresa, evidenciado en la negativa a extender el impuesto sobre el patrimonio a

éstas» ya que se ha tenido muy en cuenta la dificilísima situación por las que las empresas atraviesan. En

cuanto al gasto público, el señor Fernández Ordóñez manifestó que ya se han apuntado con firmeza

muchos de los presupuestos parciales que engloban los presupuestos generales del Estado. «Estamos

tratando de que el presupuesto general sea lo más reducido posible y que se concrete a lo estrictamente

indispensable, incluida la Seguridad Social, recalcó.

POLÍTICA DE PRECIOS

Finalmente, el ministro de Comercio y Turismo, señor García Diez, se refirió a la política de precios en

unas breves palabras en las que señaló que las medidas relativas a la nueva normativa de precios

pendientes de aprobación por el Consejo de ministros están destinadas a controlar principalmente aquellos

productos componentes del sector de primera necesidad, al tiempo que se trata de romper con las

situaciones de inflación existentes. «Sería deseable —dijo— un grado de libertad lo más alto posible en

todo lo relativo a precios.»

 

< Volver