Autor: García de Sola Arriaga, Pablo. 
   Los datos sobre declaraciones de la renta, inaccesibles para el INE  :   
 Ello impide cuantificar el nivel de defraudación por tramos de renta. Factores de la desigual distribución de la renta en España.. 
 Ya.    16/10/1977.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

YA Pág. 26 ECONOMÍA

CADA SEMANA

los datos sobre declaraciones de la renta, inaccesibles para el INE

Ello impide cuanficar el nivel de defraudación por tramos de renta • Factores de la desigual

distribución de la renta en España

Los estadísticos facultativos parece que por fin están contentos. Los intentos de ocultación—no

manipulación, según Blas Calzada, su director general—que. hubo, según dicen, en el pasado para ciertas

estadísticas, han dado paso a la plena libertas y a los grandes proyectos para dotar al país de una

Infraestructura adecuada en este importante campo. La competencia de los funcionarios del cuerpo ha

permitido elaborar un trascendental Informe: "La Renta Nacional 1976 y su distribución", del que

venimos -informando en YA y que ha sido calificado por los expertos como lo mejor que se ha hecho en

el país en el terreno estadístico, pese a que las lagunas informativas, la ausencia: de datos fiables de base,

obligan a recurrir a métodos de estimación indirecta. A esté respecto hay que señalar, por ejemplo, que

los datos relativos a las declaraciones del Impuesto sobre la Renta, necesarios para reflejar las diferencias

reales de renta y pese a estar preparados para su tratamiento por ordenador, son, además de inutilizables,

inaccesibles, por la negativa del Ministerio de Hacienda a proporcionarlos. Ello ha impedido contrastar la

distribución estimada con la declarada en. el impuesto, con e1 fin de cuantíficar el nivel de defraudación

por tramos de renta. Convendría que nuestras autoridades económicas pensaran en el tema.

"Pero el hecho importante es qué del citado informe se. deduce, de forma oficial, lo que más o menos ya

sabíamos: la desigual distribución de la renta en España. Ello se explica en primer lugar por la

regresividad del sistema fiscal español, basado en la imposición indirecta y con una imposición directa

que gira fundamentalmente sobre el IRTP, de tipo fijo y, por tanto, no progresivo, que grava únicamente a

los asalariados. En segundo lugar, porque la evasión fiscal, al incidir de forma particular sobre los

impuestos directos distintos del IRTP—Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y Sociedades—,

favorece especialmente a los tramos, superiores de renta. En tercer lugar, porque´ la escasa financiación

con cargo a los impuestos de la Seguridad Social implica que aspectos como la asistencia sanitaria,

pensiones, jubilaciones, etcétera, se financien directamente por los beneficiarios, hecho agravado por la

escasa progresividad de las cotizaciones dentro de los asalariados. En cuarto lugar, por el desnivel exis-

tente entre categorías agrarias y no agrarias, resultado de una política económica que ha tratado de

proteger al consumidor urbano sin reformar las estructuras de distribución de productos agrícolas, lo que

ha supuesto un deterioro constante de las rentas agrarias. Situación ésta empeorada por la escasa atención

prestada por el gasto público al equipo social y dotación de servicios colectivos en las zonas rurales. Estos

factores, junto a, otros que no citamos, son e1 quid de la cuestión de la desigual distribución de la renta. Y

por lo visto —ya era hora—se contemplan en el programa económico del Gobierno.

Pablo GARCIA DE SOLA

 

< Volver