Autor: Urturi, J. S.. 
 Dificultades financieras de los fabricantes. 
 Sobran camiones     
 
 Diario 16.    18/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Martes 18 octubre. 77/DIARIO 16

Dificultades financieras de los fabricantes

Sobran camiones

J. S. Urturi

MADRID, 18 (D16).—La crisis económica está afectando duramente a la industria fabricante de

camiones, cuyos stocks están aumentando considerablemente debido a que las ventas no se mantienen al

ritmo que sería conveniente en´ el mercado interior.

Sin embargo, no es sólo un problema de ventas el que padece esta industria, pues a esa crisis hay que

añadir los constantes aumentos de los costos, y la menor productividad. Realmente hace ya tiempo que la

situación de los fabricantes de camiones era problemática, pues el mercado interior en los últimos años se

ha visto reducido en alrededor de un 40 por 100. Actualmente, los factores apuntados y la restricción de

créditos han agravado mucho más esa situación, que han llevado a alguna empresa, como Enasa, a pedir

una demora en los pagos a sus proveedores, e inclusive, a suspender pedidos.

Por otra parte, la propia problemática de Enasa repercute en los demás fabricantes, ya que los proveedores

afectados, unos se ven en la necesidad de cerrar y otros sólo pueden continuar su actividad si las fábricas

les abonan sus pedidos inmediatamente de ser servidos y en algunos casos no tienen más remedio que

cobrarlos por anticipado, incluso con algunos meses de adelanto, todo lo cual distorsiona

considerablemente las economías de todos los fabricantes de estos vehículos.

En el primer semestre de este año la producción mejoró con relación al mismo semestre del año anterior.

De vehículos ligeros industriales se fabricaron 26.999 unidades, frente a 18.623 en 1976, y de "pesados",

se fabricaron 9.783, contra 7.381 unidades el año pasado en dicho primer semestre, pero sobre todo en

camiones de gran tonelaje los stocks han aumentado significativamente, al no seguir el ritmo conveniente

las matriculaciones interiores como consecuencia de la crisis económica que atraviesa nuestro país.

Como es lógico, la empresa más afectada es Enasa que tiene menos diversificada su producción, ya que

su actividad se centra principalmente en la fabricación de camiones de gran tonelaje y como además sus

vehículos de pasajeros son adquiridos en buen número por diversos ayuntamientos para sus flotas

urbanas, los cuales no se distinguen por la rapidez en sus pagos, esto le produce a dicha, empresa mayores

dificultades de tesorería. Según nuestras noticias los ayuntamientos deben a Enasa más de 1.500 millones

de pesetas. Parece que también hay otros fabricantes del sector a los que el Estado debe cantidades

importantes, de lo que resulta que es cierto que "al perro flaco, todo se le vuelven pulgas".

 

< Volver