Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   La marimorena     
 
 Informaciones.    20/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA MARIMORENA

Por Abel HERNÁNDEZ

APROVECHANDO que Felipe González estaba en el Extremo Oriente, los incisivos

diputados del

P.S.O.E. señores Guerra y Gómez Llorente han vuelto a armar la marimorena. No

escarmentaron con el

«caso Blanco» (del que salieron malparados) tramado, como en esta ocasión,

cuando el secretario general

estaba en el extranjero. Don Alfonso Guerra ha vuelto enardecido de Rusia,

después de visitar el «palacio

de invierno de los zares. Y ya anda diciendo por ahí qne en seis meses ocuparán

los socialistas el palacio

de la Moncloa. En las alturas del Poder estas «salidas,,, tan poco democráticas

(el P.S.O.E no ganó las

elecciones del 15 de junio), más que preocupar divierten.

Pero a lo que íbamos. Rompiendo lo acordado por unanimidad el pasado lunes, que

consta en acta y que

hasta está impreso, los incisivos diputados socialistas señores Guerra y Gómez

Llorente se empeñaron

ayer en la Junta de portavoces del Congreso el congresillo» de sacar al primer

plano de la sesión

plenaria del jueves los sucesos de Málaga y de Tenerife, con intervenciones para

explicar el voto. El señor

Gómez Llorente, a quien nadie le había dado vela en este entierro, puesto que no

pertenece a la Junta, se

permitió aguzar su ingenio mordaz y acusar a U.C.D. de manipular la Cámara. Y,

claro, se le dijo que se

fuera con la música a otra parte. En resumidas cuentas, los socialistas

pretenden poner colorado otra vez

en público al señor Martín Villa y, de paso, colocar en la picota a las fuerzas

de orden público en el

momento menos oportuno. Pero sobre todo, intentan acosar al Gobierno, aunque

para esto haya que

desenterrar el hacha de la guerra y violar un acuerdo que consta en acta.

Es muy posible que en la táctica de los señores Guerra y Gómez Llórente no esté

ajena, como en la otra

ocasión, la intención de relajar con este conflicto parlamentario (como si en el

país no hubiera problemas

más acuciantes para el hombre de la calle las agudas tensiones que agitan a los

socialistas madrileños en

estos momentos.

La verdad es que U.C.D. acepta el reto y no está por la tarea de hacer mas

concesiones al P.S.O.E. La

dura confrontación tiene hoy su campo de batalla en la reunión del Consejo

rector de RTVE., donde

también se pretende romper lo acordado en los pactos de la Moncloa a la hora de

elegir la comisión

permanente y a la hora de las atribuciones del Consejo. Curiosamente, en éste,

como en el caso de las

Cortes, Alianza Popular está más cerca del P.S.O.E. que del partido del

Gobierno. Asistimos a la gran

confabulación, sin lógica, orden ni concierto, para hostigar al Poder, sin

ofrecer verdadera alternativa y

aunque sea con las malas armas de pintar al personal un irreal cuadro

apocalíptico de la situación. Carrillo

y Tierno vuelven a dar silenciosamente una lección de sensatez en medio de

tantas frivolidades políticas

de sus compañeros de la Izquierda.

 

< Volver