La PYME catalana se considera marginada en la reorganización de las Cajas     
 
 Informaciones.    09/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La PYME catalana se considera marginada en la reorganización de las Cajas

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS).

LA PYMEC (Pequeña y Mediana Empresa Catalana,) considera que el reciente real decreto sobre

reorganización de las Cajas de Ahorro tiene una laguna muy importante, «pues no se ha previsto la

participación de representantes de la PYME local y regional en los nuevos órganos de gobierno que han

de dar amplia representatividad a cada Caja (asamblea general, Consejo de Administración y comisión de

control).

«Dicho decreto tiene evidentemente —dice en un comunicado— aspectos muy positivos (propugnados

hace tiempo por PYMEC), como son la descentralización (facultad de destinar los recursos de las Cajas a

la propia localidad o región), y la democratización (apertura de los órganos de gobierno de las Cajas a

representantes de las diversas clases interesadas).»

«Pero el cuadro formado por los representantes de los impositores, de los empleados, de las corporaciones

locales y de las entidades benéficas y culturales, queda incompleto sin una representación de los clientes

"activos" de la Caja, los cuales (utilizando los préstamos y créditos) son los que mueven los recursos de la

Caja, permitiendo que ésta pueda retribuir a sus impositores, dar trabajo a sus empleados y realizar unas

obras benéficas y sociales. Por este motivo no son precisamente la parte menos interesada en el

funcionamiento de la entidad.» Agrega que, dentro de estos clientes, las PYME locales y regionales

revisten una importancia doble, pues no solamente crean puestos de trabajo y aumentan el nivel

productivo de la región, posibilitando con ello la creación del nuevo ahorro que habrá de continuar

nutriendo a las Cajas.

«Por todo ello —concluye—, PYMEC ha llegado a la conclusión dé que es absolutamente necesario que

unos representantes de la PYME local o regional estén presentes en el nuevo gobierno democrático de las

Cajas no sólo por derecho propio, sino también para contribuir a que la clasica obra benéfica de estas

entidades se armonice Con el fomento del progreso y desarrollo (no sólo cuantitativo de la región.»

 

< Volver