Consumo. 
 Urge revitalizar y reestructurar la comisión provincial de servicios     
 
 Ya.    21/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

21-VII-77

URGE REVITALIZAR Y REESTRUCTURAR LA COMISIÓN PROVINCIAL DE PRECIOS

Es organismo importante para la defensa del consumidor

Tiene funciones fundamentales para la ordenación de los precios y márgenes de los mercados locales en

bienes y servicios básicos de la cesta de la compra

Actúan bajo la presidencia dé los gobernadores civiles

Tanto las vocalías de representación de los consumidores como la de los trabajadores y empresarios

exigen ineludible ampliación y modernización

En tiempos de inflación como los actuales, la dejadez e inercia de este organismo constituyen un grave

perjuicio público

¿Sirve o no sirve? Esta es la pregunta que nos formularios los consumidores acerca de la Comisión

Provincial de Precios. Pregunta nada nueva, ya que quien esto escribe la formulaba en septiembre del 75 y

en septiembre del 76, como ahora en este fin de agosto del 77. Y, como en años anteriores, la contestación

es que deberían servir, pero que no están sirviendo como es su obligación. Y es que el periodista se

encuentra tantas veces, y por tantas razones, con el mismo problema no resuelto, que en ocasiones hay

informaciones y reportajes que podría uno publicarlos tal cual año tras año. En el. ámbito del consumo

éste es un fenómeno frecuentísimo y muy decepcionante.

La Comisión Provincial de Precios está llamada a ser, aunque no lo ha conseguido, órgano local de

defensa del consumidor en, un terreno tan vital como la ordenación de precios y márgenes de mercado en

bienes y servicios básicos de la cesta de la compra. La Comisión Provincial de Precios en la actualidad

tiene carácter de delegada de la Junta Superior de Precios. Se constituye bajo la presidencia del

gobernador civil correspondiente. Y está integrada por los vocales siguientes:

Los delegados en la provincia de los siguientes Ministerios, mencionados con la reciente designación:

Haciendas Obras Públicas, Trabajo; Agricultura, Industria, Comercio y Turismo, Cultura y Bienestar,

Vivienda y Presidencia.

Dos concejales de la capital de la provincia, designados por el alcalde, y un representante de los demás

municipios nombrados por el gobernador civil.

• El delegado provincial de la Organización Sindical. Ya está aquí el problema. Finiquitada la dicha

organización, ¿qué? No hay nada resuelto.

• Representantes del Consejo de Trabajadores. Otra laguna legal. ¿Qué trabajadores, serán los que

representen a sus compañeros en cada sector? Tampoco hay nada resuelto.

Representantes de Asociaciones de Amas de Casa y Consumidores. Hasta ahora lo eran los presidentes de

las agrupaciones madrileñas, tanta de la Federación Española de Amas de Casa como de la Federación

Nacional de Consumidores. Las cosas han cambiado también en este campo. Hay más organizaciones de

consumidores y aunas de casa. ¿Quiénes serán los representantes? ¿Quienes invite el gobernador? Hay

que ordenar también esta cuestión.

A la vista ésta. La Comisión Provincial de Precios clama a veces por una urgente reestructuración.

Nuestra sociedad española del 1977 tiene, en numerosas cuestiones, una situación legal incoherente, que

crea dificultades para la marcha de la vida de cada día.

MISIÓN

La misión de la Comisión Provincial de Precios es la de informar de manera periódica y regular a la Junta

Superior de Precios sobre los niveles de abastecimiento y precios de los bienes y servicios sujetos a

regulación administrativa, especialmente en el caso de productos básicos de la cesta do la compra, del

índice de precios de consumo.

Cumplimentar cuantas funciones le sean encomendadas por la Junta Superior de Precios. Así, desde 1975,

en cuanto a los productos alimenticios no regulados por campaña, se le posibilita para solicitar

autorización de fijar los márgenes comerciales en productos agrícolas perecederos, asi como en otros

puntos alimenticios.

También tienen qué asistir al gobernador civil en el ejercicio de las funciones que les competen en

materia de abastecimiento y precios. Estudiar y proponer las medidas que convenga adoptar paira la

vigilancia y el mantenimiento de la adecuada estabilidad de los precios de los distintos bienes :y servicios.

Y velar por el correcto funcionamiento del régimen de vigilancia especial para cada producto o servicio

que se les encomiende.

¿Se da cuenta el consumidor de la labor que .ha podido hacer una comisión provincial de precios

cumplidora y eficaz? ¿Se da cuenta el consumidor de que, en cierta forma, habría que pedir

responsabilidades por la inacción ejercida? ¿Se da cuenta de lo que debemos exigirles desde ahora?

Por eso, en vísperas de la semana próxima, en que la Comisión Provincial de Precios va a celebrar

reuniones y sesiones plenarias para dar respuesta al precio del pan, sobre el que debe emitir informe, en

este caso no a la Junta Superior de Precios, sino a la Dirección General de Comercio Interior, queremos

recordar que urge revitalizar y reestructurar la Comisión Provincial de Precios. Nuestro país no puede

permitirse el lujo en este año de grave inflación de tener una corporación como ésta congelada.

 

< Volver