Autor: Pedreño, Pedro A.. 
 Realismo y demagogia. 
 No hay crédito para todos los que lo solicitan  :   
 Muchas empresas irán a la suspensión de pagos y a la quiebra. 
 Ya.    09/09/1977.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

YA — Pag. 24

REALISMO Y DEMAGOGIA

No hay crédito para todos los que lo solicitan

Muchas empresas irán o la suspensión de pagos y a la quiebra

Después de varios años ininterrumpidos de colaboración en estas páginas, en diciembre del pasado año

me sentí incapaz de seguir en la tarea. Personalmente me veía obligado a reiterar, comentarlo tras

comentario, que existían dos prioridades de actuación desde el poder, la política y la económica. Estaba

claro que el presidente Suárez no tocaría la economía hasta después de las elecciones.

Han pasado nueve meses desde entonces. El mismo político encabeza ahora un Gobierno democrático.

Han sido adoptadas posiciones importantes en el terreno financiero y en el fiscal y económico. El tiempo

perdido ha sido precioso. El deterioro económico sufrido es más que sustancial. Los deseos de este

economista de empresa por volver al comentario han sido múltiples, pero quizá la mezcla confusa de

posturas realistas con las demagógicas han impedido hacerlo.

Hay un hecho importante, sin embargo, que ha motivado el cambio de actitud. La banca ha hablado,

rompiendo su tradicional política de avestruz, y ha dicho cosas sencillas y realistas. Los bancos, como

intermediarios financieros, no pueden prestar más fondos que los que en ellos se depositan. El

vicepresidente del Gobierno ha decidido el retraimiento de las disponibilidades líquidas del país para

frenar la inflación, y el Banco de España, siguiendo esas directrices, ha drenado posibilidades de fondos a

los bancos.

Conclusión: por decisión de la Administración no hay crédito para todos los que lo solicitan. El dinero es

escaso y, por tanto, caro. Múltiples empresas irán a la suspensión de pagos y a la quiebra. Eso se puede

llamar plan de saneamiento económico, y los más débiles, qué no han de coincidir con los más pequeños

habrán de caer por las dificultades de la coyuntura.

Así de real es el cuadro económico. Lo importante para mí, hoy, es que los banqueros hayan decidido el

hablar con claridad y sin reservas en el futuro inmediato.

Pedro A. PEDREÑO

 

< Volver