Según se anunció ayer en el Consejo Superior Bancario. 
 La Banca va a colaborar con el Gobierno     
 
 Informaciones.    07/09/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

SEGÚN SE ANUNCIO AYER EN EL CONSEJO SUPERIOR BARCARIO

LA BANCA VA A COLABORAR CON EL GOBIERNO

MADRID, 7 (INFORMACIONES).

LA Banca privada cumple, estrictamente -las directrices del Gobierno y colabora en la medida de sus

posibilidades para encausar una situación económica deteriorada. No ha restringido el crédito ni lo

discrimina,; ha facilitado a su clientela más fondos de los que capta, y para operar así se ha endeudado

con el Banco de España, creándose con ello una dependencia desconocida hasta ahora. En la reunión

celebrada ayer en el Consejo Superior Bancario entre autoridades monetarias, banqueros de quince

entidades —entre ellos de los llamados «siete grandes»— y periodistas, se mantuvo un animado coloquio

donde .se discutieron temas financieros y de imagen. Abrió la reunión el secretario de Estado señor

Alvares Rendueles, quien señaló que era la primera sesión informativa que el Consejo celebraba con la

Prensa a lo largo de su historia.

El encuentro fue importante. Con don Gonzalo Lacalle y don Mariano Rubio, que representaban al C.S.B.

y al Banco de España, respectivamente, se sentaron a la mesa don José María Sainz de Vicuña, por

Banesto; don Ricardo Tejero, por el Central; don Alejandro Albert, por el Hispano; don Emilio de Ybarra

Churruca, por el Bilbao; don Enrique Sendagorta, por el Vizcaya; don Pablo Terrero, por el Santander;

don Rafael Termes, por el Popular; don Emilio Gómez Orbaneja, por el Urquijo; don Jesús Gutiérrez

Fierro, por el Ibérico;. don Ignacio Herrero, por el Herrero, y don Alejandro Fernández Araoz, por el

Internacional del Comercio. Tras una explicación del señor Lacalle, que informó sobre la actividad del

Consejo Superior Bancario, se pasaron a examinar las cifras del crédito y también las de los recursos.

Según datos facilitados, los créditos concedidos por la Banca privada al finalizar el mes de julio —último

mes con estadísticas completas— totalizaban los 4.508.101 millones de pesetas, cifra superior al conjunto

de depósitos y bonos de caja (4.469.251 millones) en 38.850 millones de pesetas, cifras que muestran que

el crecimiento del crédito ha ido por delante de la captación de recursos. En los siete primeros meses del

año, los créditos aumentaron en 584.686 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 14,9

por 100 sobre igual período de 1976; los recursos, en los siete meses citados, aumentaron sólo en 311.668

millones, es decir, un 7,50 por 100 más que entre enero y julio del año pasado. En los doce meses

transcurridos desde julio de 1976 hasta ahora, el aumento del crédito ha sido dé 930.000. millones de

pegatas, frente a 763.000 millones de incremento en los recursos. Estos datos muestran que la Banca

privada, como intermediario financiero —recibe y da— no sólo ha distribuido por la vía del crédito más

de lo que recibe, sino que ha tenido que endeudarse con el Banco de España para atender una demanda de

dinero cada día mas creciente.

NO HAY DISCRIMINACIÓN

A la Banca se le ha acusado también de discriminar el crédito. Un periodista preguntó qué verdad había

en la acusación de 2a pequeña y mediana empresa. Don José María Sainz de Vicuña puntualizó que no

había tal discriminación y que esta realidad estaba al alcance de cualquiera. Un Banco está ubicado en

centenares e incluso millares de puntos. Prácticamente muchos cubren toda la geografía nacional. Esta es-

tructura hace imposible una discriminación en favor de las grandes empresas. Lo que sucede, se dijo, es

que las sociedades importantes no pueden quejarse como las pequeñas. Si ¡as grandes empresas hablaran

también, tendrían mucho que decir, puesto que no hay dinero para cubrir las necesidades de todas,

grandes o pequeñas.

Se rechazó de plano la acusación de «obligar a remansar fondos procedentes del descuento de papel

comercial». Desde siempre ´ha sido práctica común entre Bancos y clientela que ésta, cuando no. tiene

garantías suficientes apara enjugar el riesgo de las devoluciones, se vaya haciendo un fondo de garantía

que asegura la recogida dé los impagados. Este fondo tiene siempre un limite, Y favorece por igual al

Banco y al cliente, que evite situaciones de ahogo. Un Banco es una sociedad mercantil que tiene que

ofrecer .seguridades a la clientela y una rentabilidad a su accionariado. Sus condiciones son semejantes a

las de cualquier empresario que quiera asegurarse el presente y el futuro.

UNA IMAGEN DETERIORADA

La imagen dé la Banca ha sufrido en los últimos tiempos un duro quebranto. Se le acusa y se le señala.

Don Rafael Termes, del Popular, afirmó que «el deterioro de esa imagen responde a razones ajenas a ella,

de tipo ideológico y filosófico, y también a razones internas». A las primeras, no se refiere. Hay quien no

desea que la Banca privada continúe y hacen lo que está a su alcance por combatirla. De las razones

internas, unas son ciertas y las otras no. Se están diciendo cosas falsas, se enfocan muchos problemas con

verdadera injusticia. La Banca es un instrumento del Gobierno y cuando éste recorta el crédito para frenar

el procesó inflacionario, la Banca carga con la culpa. El endeudamiento de la Banca con el Banco de

España ha alcanzado límites insospechados de dependencia que no es bueno que crezca, y esta realidad no

sé le reconoce.

Algún informador pidió explicaciones a ciertas Bancos sobre posibles ayudas a partidos de derecha en las

elecciones. El tema no era de la reunión. Nadie se dio por aludido; como.tampoco se habló de otros

Bancos que prestaron su apoyo a los partidos de izquierda, e incluso marxistas. Don Rafael Termes,

señaló: «El Popular piensa que las medidas del Gobierno son acertadas; las acatamos y compartimos.

Pero lo importante río es lo que piensen los directivos de las entidades, sino lo que hagan.»

APOYO A LA BOLSA

¿Ha dejado la Banca de apoyar a la Bolsa? No, los banqueros informaron qué desde hace muchos meses

están realizando un gran esfuerzo: para evitar que la caída dé los valores sea más pronunciada. El señor

Lacalle señaló que la cartera de valores privados en el balance total de la Banca, excluidas las tendencias

de bonos de, caja y de acciones bancarías, al 31 de mayo —últimos datos disponibles— ascendía a

230.853 millones de pesetas, con un aumento, en los doce meses últimos, de 32.514 millones de pesetas,

es decir, el 16,4 por 100.

Sobre este punto, don Ricardo Tejero, del Banco Central, señaló que ellos estaban recogiendo acciones

para evitar una mayor baja. Concretamente ayer, —dijo— el Central había comprado 7.000 acciones. De

igual mañera se expresó don Emilio de Ybarra Churruca, consejero - delegado del Banco de Bilbao, quien

dijo que se estaba comprando todo lo posible.

REDUCCIÓN DEL CRÉDITO

El primer semestre del año, incluso los dos meses siguientes, muestran un crédito sostenido, pero nunca

reducido. Los informadores preguntaron a don Mariano Rubio, subgobernador del Banco de España:

¿Habrá restricciones para reducir la inflación? La posibilidad esta en la mente de todos; si queremos

frenar el proceso inflacionario hay que limitar la masa de dinero. El señor Alvarez Rendueles puntualizó

que para diciembre, según objetivo de¡ Gobierno, el crecimiento del crédito habría que reducirlo en dos

puntos. «Sabemos —señaló— que esto llevará a un aumento de las quiebras y suspensiones de pagos,

pero es inevitable para contener la inflación, que es la basé del problema económico con que se enfrenta

España.» «Es normal —dijo— que en situaciones restrictivas algunas empresas de escasa solidez tengan

problemas, pero esto nadie puede evitarlo. Mientras no se aclaré el marco general de la economía, que

depende de la evolución política y laboral, los problemas seguirán: adelante y la Bolsa reflejará esta

realidad.»

Se trató del tema un tanto polémico de la limitación de edad para ocupar altos cargos directivos de la

Banca. El señor Fernández Araoz afirmó que en esta etapa, que se hablaba tanto de libertades, intentar

limitarla, en empresas privadas es un contrasentido. Los banqueros han demostrado a lo largo de los años

una capacidad de trabajo y de adaptación ejemplar, aunque no reconocida. Obligar la jubilación desde la

ley no es otra cosa que limitar decisiones de un accionariado que debe tener la última palabra. Se habló

finalmente dé la liberalización de los tipos de interés, ya en marcha, y se dio la bienvenida a las Cajas de

Ahorro, que necesitarán un período de . adaptación para ocuparse de una clientela amplia en el descuento

de papel comercial. A las Cajas —se dijo— se las recibe como hermanas.

7 de septiembre de 1977

 

< Volver