Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   La Bolsa     
 
 Informaciones.    20/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LETRAS DEL CAMBIO

LA BOLSA

Por Jaime CAMPMANY

RECUERDAN ustedes cuando a don Pedro Gual Villalbí le hicieron presidente del Consejo de

Economía? En aquella ocasión don Pedro hizo unas declaraciones y la Bolsa se fue cuesta abajo de una

manera alarmante. No sé quién fue el humorista que dibujó a unos inversores saliendo despavoridos del

Palacio de la Bolsa mientras se oían voces como ladridos que decían: «¡Gual, gual!» Pues parece que lo

mismo sucede con don Manuel Jiménez de Parga. Cada vez que abre la boca, el índice de cotizaciones de

valores bursátiles baja dos o tres puntos.

Después de las declaraciones en televisión dé don Enrique Fuentes y de la presentación del proyecto de

ley de Reforma Fiscal,en las Cortes por el señor Fernández-Ordóñez, parecía que la Bolsa emprendía un

camino de recuperación. V entonces llegó Jiménez de Parga y quiso explicar mejor aquello que dijo de la

autogestión y lo puso peor todavía. Y además añadió: «La Bolsa ha sido manipulada tradicionalmente en

España. La comisión encargada al efecto por el Gobierno demostrará que no existe el mercado bursátil,

que la Bolsa está manipulada y que no refleja en absoluto lo que es la economía del país.» Y desde ese día

la línea ascendente en el gráfico de las cotizaciones se quebró espectacularmente y se fue otra vez por la

cuesta abajo.

Una noticia fechada en Palma de Mallorca asegura que el presidente del Gobierno ha dicho que tenía

que hablar con el ministro de Trabajo sobre este asunto de la Bolsa. Lo que no sabemos es si va a

hablar con él para decirle que insista o para rogarle que se calle. La verdad es que la Bolsa —manipulada

o no, reflejo más o menos fiel de la economía del país— recoge por vez primera desde hace muchos

años los ahorros de muchos cientos de miles de españoles de economía modesta. Todo cuanto se haga

para clarificar el mercado de valores y para evitar que la especulación de unos pocos juegue con el

pequeño ahorro de muchos, sea bienvenido. El inversor no experimentado, no profesional, se estusiasma

fácilmente con las alzas y se desmoraliza inmediatamente por las bajas. En manos de los propietarios de

grandes paquetes y de los profesionales de la especulación, son como pardillos.

tal vez sea cierto que la Bolsa está manipulada. De lo que no cabe duda es de que a los que manipulan la

Bolsa no les gustan nada las declaraciones de don Manuel Jiménez de Parga, ministro de Trabajo. Lo peor

es que tampoco les gustan a los dirigentes sindicales y a los patronales. ¿Le gustan a los responsables de

la política económica del Gobierno?

 

< Volver