Empresarios catalanes: Las medidas incompletas     
 
 Informaciones.    01/08/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EMPRESARIOS

-CATALANES: «LAS MEDIDAS, INCOMPLETAS»

BARCELONA, 1 (LOGOS). «Si en momentos normales la productividad es la clave para que el mundo

del trabajo sea efectivo para el país, en estos momentos de aguda crisis-, de pérdida en mercados

exteriores y de degradación de los mercados interiores, la productividad y la calidad se hacen

absolutamente imprescindibles, debiendo estar empeñados en ello tanto empresarios como trabajadores, y

siempre dando ejemplo los primeros», afirmó el presidente de la Confederación Empresarial de

Barcelona, don Alfredo Molinas Bellido.

«Entendemos —continuó diciendo— que la empresa es una unidad productiva que debe organizarse para

la mayor eficacia del trabajo. No puede ser campo de luchas ni políticas ni sindicales. La sindicación o no

de los trabajadores de las empresas debe ser absolutamente libre para poder emitir su opinión todos y cada

uno de ellos mediante el libre y democrático voto secreto.» Refiriéndose al sistema económico del país, el

presidente de la Confederación empresarial de .Barcelona afirmó que está en serio peligro, puesto qué se

ha generado una crisis que lleva a las empresas hasta situaciones límites, como lo atestiguan las recientes

dificultades para hacer efectivas las pagas extraordinarias de julio. Además, añadió: «El país debe ser

consciente de que un fortalecimiento de la economía pasa inexcusablemente por el fortalecimiento de las

empresas, verdaderas palancas de la actividad económica.»

Sobre la opinión que al señor Molinas Bellido le merecen las medidas económicos adoptadas por el

Gobierno, dijo: «Forman un conjunto coherente, pero incompleto, al haber dejado sin regular importantes

aspectos de la política económica. Por otra parte, ,no preocupan solamente ´las medidas económicas; hay

una serié, de temas, aparentemente de importancia menor, que se constituyen en trabas a un eficaz

funcionamiento de la economía. Desde el pésimo funcionamiento dé los servicios de correos, hasta el

aumento de las. agresiones a las personas y a los bienes, la remisión de cartas, efectos bancarios, etc.»

Finalmente, el - empresario catalán apostilló: «Los empresarios estamos dispuestos a la aceptación de

sacrificios que nos imponga un programa racional y efectivo para salir de la crisis, pero debemos obtener

la seguridad de que posturas irresponsables de otros sectores sociales no van a hacer inútil nuestro

esfuerzo. Deben eliminarse obstrucciones al funcionamiento de las empresas, permitiendo al empresario

desarrollar su actividad esencial en nuestro sistema económico, y crear con la máxima urgencia aquellos

órganos para el estudio previo y conjunto por las partes afectadas de los complejos temas a negociar entre

empresarios y trabajadores.»

 

< Volver