Francisco Fernández Ordóñez. 
 Ninguna reforma fiscal es revolucionaria     
 
 Informaciones.    06/08/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

FRANCISCO FERNANDEZ ORDÓÑEZ

• LAS MEDIDAS ADICIONALES PROPORCIONARÁN UNOS 22.000 MlLLONES DE

PESETAS

• VAMOS A ELABORAR UN PRESUPUESTO TOTALIZADOR DEL SECTOR PUBLICO

• EL QUE PAGA DEBE SABER DONDE Y COMO SE GASTA SU DINERO

Ninguna reforma fiscal es revolucionaría

MADRID, 6 (INFORMACIONES).

NINGÚN sistema fiscal es revolucionario. Todas las fuerzas políticas presentes en las Cortes la han

pedido; hay, por tanto; convergencia. Debemos crear una estructura fiscal firme, que esté por encima del

juego de la política; hay que concienciar al país y lograr una Hacienda ágil y transparente», dijo ayer don

Francisco Fernández Ordóñez, ministro de Hacienda, a un grupo de periodistas de información

económica, a los que explicó los criterios inspiradores del proyecto de medidas urgentes y la inmediata

elaboración del presupuesto, que por primera vez en la historia sera totalizador del sector publico.

Las medidas fiscales, de urgencia se han diseñado ante todo desde la perspectiva de su

complementariedad y consistencia con las restantes acciones económicas y con los proyectos a medio

plazo del Gobierno. En el primer sentido de los indicados las medidas fiscales han pretendido

fundamentarse en tres puntos: no introducir tensiones inflacionistas; distribuir equitativamente los

sacrificios que la mismas suponen; y no incidir en absoluto sobre las empresas; habida cuenta la situación

muy difícil que atraviesan en estos momentos.

El sistema fiscal español, continuó diciendo el señor Fernández Ordóñez, deberá situarse a medio plazo

en línea con los de los países de la C.E.E., y por ello parecía conveniente introducir en el proyecto

algunos factores de. dinamización que nos fuesen aproximando a los mismos: Naturalmente, resultaba in-

adecuado . pensar que en un proyecto de medidas urgentes pudiésemos alinearnos con ¡os sistemas

fiscales europeos; pero, sin embargo, sí era factible apuntar el camino eliminando algunas de las peculia-

ridades de nuestro sistema fiscal que pueden constituir limitaciones y entorpecimientos evidentes en esa

ruta de transición.

PARTE. FUNDAMENTAL

El entendimiento de las perspectivas anteriores es precisamente lo que da sentido a lo que constituye el

esqueleto y parte fundamental del proyecto, cuyos elementos básicos -son: gravamen extarordinario sobre

el Patrimonio Neto; gravamen extroardinario sobre determinadas Rentas de Trabajo Personal; moratoria

fiscal; tipificación del delito fiscal, e investigación de las cuentas bancarias a efectos tributarios. La

combinación de los dos primeros gravámenes está dirigida .a satisfacer tanto los requisitos económicos

como los sociales de que hemos partido. Dichas exacciones no resultan inflacionistas e introducen un

notable grado de progresividad en la distribución de la carga tributaria. Además, el gravamen

extraordinario sobre el Patrimonio Neto constituirá el punto de arranqué en la experiencia necesaria para

la posterior aplicación del impuesto sobre el Patrimonio Neto, previsto en los proyectos de reforma

tributaria, valores o bien en dinero, se hallaría exenta de contribuir. Si un patrimonio neto alcanzase los

20 millones de pesetas, el impuesto que le corresponde sería de 70.000 pesetas;´ lo que no significa ni el

0,2 por 100 del valor del patrimonio. Con este gravamen se puede recaudar, de momento, unos 15.000

millones de pesetas, aunque la´ estimación es hoy por hoy difícil de calcular.»

Gravamen sobre determinadas Rentas de Trabajo.—Incidirá sobre poco más de 60,000 contribuyentes,

que son aquellos cuyos ingresos netos "por el trabajo personal exceden de dos millones de pesetas anua-

les. Un contribuyente que perciba cuatro millones al año debería satisfacer 100.000 pesetas por este

concepto. Se calculan unos ingresos para Hacienda de 3.000 millones de pesetas.

Moratoria fiscal. — Antes de abordar la nueva situación parecía oportuno conceder una especie de tiempo

para él cambio, con el objeto de que todos los contribuyentes puedan regularizar sus situaciones. Es una

opción a la sinceridad y no hay que confundirla/con la. amnistía, Estamos convencidos de que la mora-

toria puede constituir un precioso punto de partida de un periodo donde la transparencia sea la norma

y,desaparezca el pacto social tácito: de la defraudación.

Delito fiscal.-Se modificará el artículo 319 del código Penal. Se tipifica e inserta dentro de los cauces de

la jurisdicción ordinaria para cuantías superiores a los dos millones de pesetas —-suma de todos los

impuestos; presumiblemente defraudados— o el 10 por 100 como mínimo de la cuota a pagar. Será un

delito semipúblieo y la sanción se establece en un séxtuplo de lo defraudado y arresto de prisión menor.

No se aplica a hechos anteriores a la entrada en vigor de la ley; se contemplarán los tributos que haya que

afrontarse después de promulgada la ley.

Investigación de cuentas bancarias.--Para lograr una fiscalidad justa es necesario la posibilidad de

investigar las cuentas bancarias, pero la investigación —puntualiza el ministro— debe rodearse de las.

necesarias garantías que, sin desvirtuar su sentido último, mantengan la carga de privacidad ´que a las

misma corresponde. Como garantía adicional dicha investigación de cuentas no tendrá carácter

retroactivo y sólo podrán investigarse los saldos en una fecha y los movimientos a partir de la misma.

PRESUPUESTOS, 1978

Vamos a afrontar el presupuesto partiendo de un momento excepcional. Hay una, gran diferencia entre el

presupuesto inicial de este año y el resultado. En estos momentos hay proyectos de ley en las Cortes para

créditos extraordinarios por más de 70.000 millones de pesetas. Nosotros vamos a elaborar con la máxima

celeridad el presupuesto y aunque se llevan cuatro meses de retrasos nos proponemos presentarlo a las

Cortes dentro del plazo exigido, que termina el 15 de octubre. Por primera vez en la historia de nuestra

Hacienda se elaborará un presupuesto integrador, que recoja el conjunto del sector

EN LA FISCALIDAD DESCANSA LA ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO

Neto.´— Va a recaer especialmente, sobre los patrimonios elevados. «El Gobierno —señaló el titular de

Hacienda— ha tenido especial cuidado en que ni las clases trabajadoras ni la: clase media,

frecuentemente castigada por el sistema fiscal, se viesen incididas. Asi, por ejemplo, una familia tipo con

vivienda propia, automóvil y algunas reservas, bien en público, incluida, claro está, la Seguridad-Social, y

vamos a desglosarlo hasta el máximo, con el fin de que este país conozca hasta, el ultimo detalle. El que

paga debe saber en qué se gasta su dinero. Las Cortes tendrán que poner en marcha el mecanismo

necesario para lidiar este «toro presupuestario». Hacienda propondrá Un interventor´, en la Seguridad

Social; Don Francisco Fernández Ordóñez señaló que se propone" mecanizar y modernizar la Hacienda,

con el fin de que ésta presente mejor «cara»; Los nuevos impuestos y gravámenes que introducen las

medidas de urgencia representarán un ingreso adicional de unos 22.000 millones de pesetas y crearán, sin

duda, una concienciación del problema fiscal que en nuestro país ha alcanzado cotas .de alarma. La

recaudación —dice— no debe hacer excepciones; si un; sector necesita apoyo éstos deben llegarle por

otra vía. Como dato revelador señala que los ingresos por aduanas totalizan 140.000 millones de pesetas,

pero las desgravaciones —montante que se devuelve— llegan a 110.000. Y esto no es posible en una

etapa en la que habrá que prepararse —y negociar— para ingresar en la C.E.E.

6 de agosto de 1977

 

< Volver