Fernández Ordóñez, ante la Comisión de Economía y Hacienda. 
 Creemos en las ventajas de una economía libre  :   
 Se otorgará máxima prioridad a la reestructuración y ampliación de la inspección tributaria. 
 Arriba.    10/08/1977.  Página: ?, 8-10. Páginas: 4. Párrafos: 89. 

Fernández Ordóñez, ante la Comisión de Economía y Hacienda

CREEMOS EN LAS VENTAJAS DE UNA ECONOMÍA LIBRE

Se otorgará máxima prioridad a la reestructuración y ampliación de la inspección tributaria

Antes del 30 de septiembre se presentará el proyecto de ley de Impuestos sobre la Renta de las Personas

Físicas

Y antes del 30 de noviembre, la reforma de imposición indirecta

Francisco Fernández Ordóñez, Ministro de Hacienda, presentó ayer ante la Comisión de Economía y

Hacienda del Congreso el proyecto de ley de medidas urgentes sobre la reforma fiscal ante más de

cincuenta diputados que siguieron esta sesión informativa.

El Ministro habló por espacio de treinta y cinco minutos y, al final, fue aplaudido por la inmensa mayoría

de ios asistentes. En su intervención precisó algunos puntos previos que fundamentan la reforma fiscal.

En este sentido, dijo que España la necesita «para empezar a ser un país moderno», y que el Gobierno »la

plantea porque está convencido de las ventajas de una economía libre». Anunció que antes del 30 de

septiembre se presentará el proyecto de ley de impuestos sobre la renta de las personas físicas, y que antes

del 30 de noviembre, la reforma de la imposición indirecta. En cuanto a las medidas propiamente dichas,

reiteró las ideas.que ya habían hecho públicas el Vicepresidente, Fuentes Quintana, y él mismo en

anteriores intervenciones, subrayando que «se otorgará máxima prioridad a la restructuración y

ampliación de la inspección tributaria».

En el capítulo de interpelaciones hicieron uso de la palabra representantes de los distintos grupos

parlamentarios. Enrique" Barón, en nombre del PSOE, afirmó que «aunque las medidas no están

formuladas desde una perspectiva socialista, me complazco en que por fin se introduzca cierta

racionalidad social en los comportamientos económicos». Fernández de la Mora, miembro de Alianza

Popular, dijo que «había que volver a la política de pleno empleo de la que disfrutábamos en los decenios

del período franquista». Ramón Tamames, diputado del Partido Comunista, declaró; por su parte, que a su

juicio las medidas fiscales Incidirían en un porcentaje elevado sobre las clases medias y sobre la pequeña

y mediana empresa, y que, sin embargo, se favorecería la oligarquía financiera al mantenerse el sistema

de exenciones fiscales. Por último, Ramón Trias Fargas, miembro de la minoría vasco-catalana, explicó

que la fórmula empleada en e! proyecto del Gobierno no revela la realidad del país, puesto que existe

inflación junio con paro.

La demás actividad parlamentaria se centró en las reuniones que ayer mantuvieron las ponencias de la

comisión de incompatibilidades del Senado y de Reglamento del Congreso. Hasta el momento, se ha

determinado que existen siete casos de incompatibilidad entre los senadores, al término del primer

informe de la ponencia. Y se ha elaborado el anteproyecto de reglamento del Congreso, que fue entregado

al Presidente de la Cámara, señor Alvarez Miranda. Consta de 136 artículos y dos disposiciones

generales.

Fernández Ordóñez, ante la Comisión de Economía y Hacienda

ESPAÑA NECESITA LA REFORMA FISCAL

El Gobierno la ha planteado porqué cree en las ventajas de una economía libre

El Ministro de Hacienda, don Francisco Fernández Ordóñez, hizo uso de la palabra momentos antes de

las cinco y cuarto de la tarde, en un discurso que duró treinta y cinco minutos, y que fue acogido con

aplausos por todos los asistentes, a su terminación.

Dijo que sus primeras palabras eran de salutación no sólo para sus compañeros parlamentarios de la UCD,

sino una declaración de solidaridad democrática con aquellos otros que desde posiciones distintas han

luchado por la libertad de España. Añadió más tarde que la reforma fiscal en España es un programa de

convergencia. Forma parte de un gran segmento de coincidencia en la opinión política del país, y supone

la materialización de un estado de conciencia nacional y civil. «Por ello creo que esta Cámara —dijo—

tiene ante sí la posibilidad de afrontar lo que durante largos años ha sido el sueño imposible no sólo de

muchos tributavistas, sino de muchos españoles honrados.»

Fundamentos de la reforma

Antes de pasar a los aspectos esenciales del proyecto el Ministro quiso precisar algunos de los puntos

previstos que lo fundamentan y explican:

— Esta reforma no se presenta como simple pieza de un proceso de negociación política o de un

compromiso salaria!. España necesita esta reforma no porque sea la contrapartida de nado, sino para

empezar a ser un país moderno. Al presentarla el Ministro y el Gobierno y al discutirla la Cámara se

enfrentan con su propia responsabilidad.

— La reforma se plantea por un Gobierno que cree en las ventajas de la economía libre, en el respeto a la

iniciativa, la creatividad y el dinamismo del empresario privado. En su texto se ha tenido cuidado especial

en que no sea la empresa el sujeto pasivo del impuesto, sino los titulares de renta y riqueza por encima

de los mínimos exentos. La economía de mercado no funcionará directamente si no se dispone de la

estructura eficaz de rectificación y el mecanismo de legitimación ética, que es un sistema tributario

progresivo.

— La reforma se plantea desde un propósito definido de clarificar ese reverso del tapiz de la actividad

del Estado que es el gasto público. Junto al deber de pagar impuestos está el derecho de saber para qué se

pagan. Ello Implica un compromiso por parte del Ministro de Hacienda y del Gobierno

— El proyecto no es por sí toda la reforma, sino que intenta: crear la infraestructura instrumental de la

reforma; asentar piezas sustántlcas imprescindibles; fortalecer el aparato administrativo; obtener con sus

efectos directos y sus efectos inducidos los recursos necesarios para permitir una mayor capacidad del

sector público.

Próximos proyectos

El señor Fernández Ordóñez siguió diciendo que en un segundo momento, antes del 30 de septiembre,

según compromiso contraído públicamente, se presentarán los proyectos de ley de impuestos sobre la

renta de las personas físicas y de sucesiones, y a continuación, antes del 30 de noviembre, la reforma de la

imposición indirecta.

Se trota, por tanto —dijo el Ministro—, de un programa completo de transformación estructural de

nuestro sistema tributario que. como he dicho muchas veces, no es suficiente, ni eficiente, ni justo.

Es insuficiente para financiar necesidades evidentes de una sociedad avanzada. Ni nuestros niveles de

educación, cultura, sanidad, urbanismo, servicios colectivos y bienes públicos, ni nuestra capacidad de

acción contra el paro permiten a! sector público dar respuesta adecuada a toda la sobrecarga de exigencias

sociales que demanda el país.

Es ineficiente paro acometer con flexibilidad las sacudidas de la coyuntura para instalar una política

compensadora, para llevar a cabo la movilización de recursos con la rapidez adecuada. Es triste constatar

que los impuestos más eficaces son tos más regresivos con frecuencia.

Es injusto porque no están repartidas con justicia ni las cargas ni las oportunidades de fraude. El sistemo

fiscal no sólo no ha contribuido a mejorar la distribución de la renta en España, sino que probablemente

ha contribuido a hacerla más regresiva. El 20 por 100 de la población de renta más elevada posee el 50

por 100 del total de dicha renta. El 20 por 100 inferior sólo posee el 5 por 100 de la renta.

Ante este escenario no es sorprendente el título de medidas urgentes que se da a este proyecto de reforma

fiscal, ni la impaciencia del Ministra de Hacienda en abordarla.

El fraude fiscal

Más adelante se refirió el señor Fernández Ordóñez al fraude fiscal {uno de los protagonistas de la

historia tributaria española), del que dijo: el fraude fiscal ha definido nuestra actitud ante el impuesto. El

español tiene mala conciencia sobre su grado de cumplimiento y tiene un invencible escepticismo

sobre el grado de cumplimiento de los demás. «El fraude fiscal no ha sido una enfermedad —agregó—

sino el síntoma de una sociedad enferma. El cuadro del fraude de un país no es sino el espejo ´de la

sociedad donde aparece, el reflejo de sus contradicciones, la manifestación externa de sus

insolidaridades.» Añadió que las oportunidades de fraude han estado en relación inversa con los niveles

de bienestar económico o social, y este convencimiento popular de injusticia presentida ha producido un

resultado de profunda desmoralización colectiva, y nuestra legislación fiscal ha sufrido un efecto de

desprestigio derivado de su propio´ imcumplimiento. Este es un fenómeno gravísimo en un país moderno.

Se refirió al cambio experimentado en la vida española después del 15 de junio, y manifestó el Ministro

que la democracia puede ser ¡a gran palanca de cambio en zonas fundamentales, «Creemos que la

democracia puede ser la gran palanca de cambio en zonas fundamentales, el vehículo de una nueva ética

pública, de un código de valores morales. Creemos que puede haber llegado la hora en que empiece a

asentarse en la vida española la seriedad y la justicia.»

Disposiciones del proyecto

Las disposiciones contenidas en el proyecto de ley los dividió el Ministro en tres grandes grupos:

— Normas de creación de una nueva infraestructura tributaria. Se trata de preceptos de carácter

instrumental, piezas de saneamiento tributario, que serán operativas respecto al resto de la reforma, con

independencia de su contenido. Se resumen en:

1. El delito fiscal.—Una sociedad moderna no puede subsistir sin la solidaridad que se expresa en la

contribución a las cargas públicas. Las conductas más graves de fraude son consideradas como delitos en

gran parte de los países desarrollados. En el proyecto se propone la tipificación de estas conduc-

El Proyecto intenta crear la infraestructura instrumental de la reforma tas en el propio código penal.

2. Control fiscal de las cuentas bancarias.—Hasta ahora él secreto bancario era un mito de nuestra

realidad fiscal, que mutilaba el conocimiento real de la situación de los contribuyentes.

3. La elusión fiscal por medio de sociedades,—La interposición de sociedades constituye uno via de

evasión frecuentemente utilizada con diversas finalidades. La existencia de situaciones flagrantes y

conocidas aconsejan su inmediata eliminación.

4. La inspección se otorgará máxima prioridad a la reestructuración y ampliación de la Inspección

tributaria, aumentando sus efectivos, transformando su organización, modificando su régimen

retributivo y dotándola de medios de información adecuados para lograr veracidad tributaria.

El segundo conjunto de disposiciones consta de:

— Un gravamen extraordinario sobre el patrimonio neto de las personas físicas, de tipos bajos, en torno

al uno por ciento, con funciones de complementariedad para gravar adecuadamente los niveles mas al-

tas de renta; de capacidad tributaria adicional; de Incentivo a la mejor utilización del factor capital; de

redistribución, porque la desigualdad de riqueza en España es mayor que la desigualdad de rentas; de

control del Impuesto sobre la renta

— Gravamen extraordinario sobre determinadas rentas de trabajo personal, que cumplirán un papel

complementario del que grava los impuestos netos Y concentra sus esfuerzos en las rentas más

elevadas (por encima de los dos millones de pesetas), completándose con una acción eficaz sobre las

áreas con más oportunidad de fraude.

Apoyo fiscal al empleo

En el cambio de orientación de la política interna encuentra su lugar el apoyo fiscal al empleo, que no

deja de tener su interés en el conjunto de medidas dirigidas a combatir el paro, sobre todo en aquellas zo-

nas en que reviste mayor gravedad. En consecuencia, las empresas que aumenten los trabajadores

empleados, podrán descontar de las cuotas de sus impuestos la cantidad de 25.000 pesetas por cada

hombre/año en que incremente su empleo.

En la última parte de su discurso, el Ministro do Hacienda, dijo que el programa de reforma fiscal nace de

una voluntad de cambio real en una de las zonas más difíciles de la estructura económica española. El

proyecto ha sido propulsado por el Gobierno —como era su deber—, pero no quiere .ser patrimonio de un

partido ni expresión de un interés de clase. Son medidas de alcance nacional en las que todas las fuerzas

políticas y sociales pueden sentirse reconocidas y expresadas, medidas que se presentan como elemento

de eficiencia y de justicia que legitime y estabilice lo convivencia.

Ernest Lluch: «Difíciles resultados»

El Presidente del Congreso, señor Alvarez de Miranda, dio cuento de que habían sido admitidas todas las

solicitudes de interpelación presentadas, excepto una de Laureano López Rodó (AP) en relación, ai pare-

cer, con la congruencia de lo manifestado por el Ministro con el contenido del proyecto de ley.

El primero en intervenir fue el representante del Partido Socialista Catalán -PSOE—, Ernest Lluch.

Reconoció que aunque han sido introducidos nuevos instrumentos fiscales, no pensaba que produjeran los

resultados anunciados por el Ministro. Pero aun, en este caso, se daría la circunstancia de que los

sacrificios solicitados o las clases con ingresos más altos eran claramente inferiores a los sacrificios

establecidos para los trabajadores mediante el tope de aumento salarial.

Preguntó concretamente si el Gobierno creía que con las medidas de solidaridad social anunciadas se

recaudarían treinta mi! millones de pésetes y estimó que debe establecerse una descentralización de! gasto

en la lucha contra el paro en favor de las Haciendas locales.

Enrique Barón: «Racionalidad social»

Continuó en el uso de la palabra otro representante del PSOE: Enrique Barón. Dijo que a! no haberse

producido un debate parlamentario previo en torno a la política económica a seguir para hacer frente a la

actual crisis, se iba a examinar una pieza de la política gubernamental sin conocer cómo iría a funcionar el

conjunto del mecanismo.

Seguidamente, en relación con las medidas de nueva imposición, señaló que aunque no estaban

formuladas desde una perspectiva socialista, se complacía en que por fin se introduzca cierta racionalidad

social en los comportamientos económicos. Sin embargo, estimó que la protección que el Gobierno debe

a su clientela llevaría a la anulación de hecho de la virtualidad de tales medidas.

Anunció que el grupo socialista del Congreso piensa proponer un proyecto de ley fijando la obligación

para todos los parlamentarios y cargos políticos de declarar sus propios bienes al comienzo y al final de

sus respectivos mandatos.

Fernández da la Mora: «Política de pleno empleo»

El tercero en intervenir fue el representante de Alianza Popular. Gonzalo Fernández de la Mora. En

relación con la expresión utilizada por el Ministro respecto a la necesidad de que España en materia fiscal

fuera de una vez por todas moderna, Fernández de la Mora afirmó que la modernidad había sido ya

alcanzada por España en 1942 con el descubrimiento de América, y que hasta hace sólo unos meses,

España era la décima potencia industrial del mundo. Calificó al proyecto de ley de meramente

recaudatorio de una leva de impuestos, poco Imaginativos y fácil

Dijo que el propósito de que tributen los que más tienen estaba ya contenido en el programa de AP y que

había que volver a la política de pleno empleo de la que disfrutamos —dijo— en los decenios de! período

franquista. Por último, censuró la creación de la Secretarla, de Estado y Asesorías del Presidente de!

Gobierno por incrementar el gasto público.

Seguidamente, Manuel Sánchez Ayuso, del grupo mixto-PSP, señaló la necesidad de conocer los

antecedentes y e! resto de las medidas que integrarán el programa económico del Gobierno. Echó en falta

una referencia a la política agraria, ai empleo de energía para combatir el paro, así como de un programa

de desarrollo regional. Por último, puso de manifiesto la necesidad de remodelar la Inspección tributaria,

pues toque existen figuras delictivas que corresponden a Cuerpos distintos.

(Respuestas del Ministro

En respuesta a los cuatro anteriores interpelantes. Intervino el Ministro de Hacienda, Francisco Fernández

Ordóñez.

Contestando al representante del PSP, señaló que evidentemente en el proyecto de medidas fiscales no se

contemplan temas diferentes a esta finalidad, sin embargo, estimó que el propósito de resolver todos los

problemas ai mismo tiempo con frecuencia invalidaba cualquier tipo de solución. No obstante, ofreció

todos los departamentos de su Ministerio a los diputados para esclarecer e informar sobre cuantas

cuestiones tuvieran a bien plantear.

Afirmó que el Impuesto sobre el patrimonio pretendía cerrar todo e! circuito de evasión.

En respuesta a los representes del PSOE mostró su discrepancia en relacionar la cuestión del aumento de

la tributación con el tema del sacrificio que en su caso haya de nacería clase trabajadora. El proyecto —

reiteró— no es una contrapartida de otras medidas del Gobierno. Aún cuando los efectos directos de la

nueva tributación serán parciales, los efectos inducidos, en cambio, que se van a generar, serán

prácticamente ilimitados.

Recabó más adelante la colaboración de !as empresas privadas para la solución del problema del paró,

puesto que es un fenómeno difícil de atajar desde la sola esfera del Gobierno. Anunció que la financiaron

del seguro de desempleo se va e incrementar en unos sesenta mil millones de pesetas dentro de los

presupuestos de la Seguridad Social. A partir de. ciertos límites se corre el riesgo de que un exceso de

intervención del sector público en el problema del paro genere inflación.

Mostró luego su preocupación por el estancamiento en que se encuentran los proyectos de ley de créditos

extraordinarios pendientes de la aprobación de las Cortes.

Aunque no hubiera crisis internacional o aun en el caso de que la economía española fuera espléndida mi

deber sería, afirmó Fernández Ordóñez, traer aquí este proyecto aunque nada más fuera por una razón de

decencia fiscal.

Llevo veinte años —dijo respondiendo al representante de Alianza Popular— intentando como

funcionario que soy de la Hacienda que alguien dijera aquí las cosas que estoy diciendo. Señaló que en el

planteamiento del señor Fernández de la Mora existía una contradicción y respecto al ejemplo de

HUMOSA, referido por el Interpelante, manifestó que la situación de esta empresa era uno de ios hechos

más lamentables de la sociedad española y que era una mera socialización de pérdidas.

Gamir: «Evitar fraude»

A continuación siguieron las intervenciones de los diputados. Por la UCD interpeló al Ministro el actual

Subsecretario de Agricultura, Luis Gamir Casares, vinculado politicamente al partido del señor Fernández

Ordóñez Preguntó el señor Gamir qué razones se habían tenido en cuenta para excluir las rentas del

trabajo del empresario individual, que no sean rentas de capital empleado y que sean superiores a los dos

millones de pesetas.

Seguidamente tomó Ja palabra Baldomero Lozano, diputado del PSOE, quien tras mostrar su acuerdo con

la exagerada magnitud del fraude fiscal, sugirió al Ministro una serie de medidas previas a través de

órdenes ministeriales que ayudarán a evitar el fraude y a incrementar la credibilidad de las intenciones de

la Administración.

Pidió la publicidad máxima de las listas de contribuyentes y la posibilidad de que fueran comentadas y

denunciadas por la Prensa, la persecución de los posibles delitos de apropiación indebida y falsedad en

materia fiscal, y la normalización contable de las empresas y la docupatrimonío y el impuesto sobre la

renta iban a producir un gravamen doble sobre las clases medias.

Puntualizaciones de Fernandez Ordóñez

Terminada su Intervención, el Ministro de Hacienda respondió e los temas planteados.

En contestación, al diputado socialista Baldomero Lozano, Fernández Ordóñez puntualizó que su

programa respondía a las zonas más progresistas de la opinión política y no a una postura de partido. Soy

el primer interesado en que esto funcione y asumo la responsabilidad que ello supone, dijo el Ministro.

Anunció que el centro de proceso de datos iba a ser reconvertido y se mostró partidario de publicar las

listas de contribuyentes sin limitación a la propiedad intelectual.

En cuanto a la pregunta planteada por el Subsecretario Luis Gamir, Fernández Ordóñez manifestó que se

habían tenido en cuenta los intereses de la pequeña y mediana empresa.

Puntualizó a continuación al diputado de AP, Laureano López Rodó, que el proyecto de reforma fiscal al

que había hecho referencia era tan sólo un libro

nivel de precios recrecido como consecuencia de la devaluación de la peseta..

Entendió que las medidas fiscales, Incidirían en un porcentaje elevado, sobre las clases medias y sobre la

pequeña y mediana empresa y que, sin embargo, se favorecería a la oligarquía financiera ai mantenerse el

sistema de exenciones fiscales.

El Gobierno —añadió— no ha sabido o no ha querido apreciar que la gravedad de la situación española

no es meramente pasajera y que, por tanto, no puede resolverse con simples medidas tributarias.

Recordó las palabras pronunciadas en las Cortes, recientemente por Santiago Carrillo, según las cuales la

situación por la que atraviesa la economía española no podría superarla por si solo un Gobierno como el

de UCD donde hay banqueros y hombres de la alta finanza, pero ninguna representación directa de la

clase obrera ni de los intereses de la pequeña y mediana empresa. En definitiva, preguntó cómo un

Gobierno monocolor iba a superar la crisis sin contar con el indispensable consenso de las fuerzas

sociales mayoritarias del país.

Por parte de UCD intervino Mariano Alierta para señalar la escasez de las medidas de tributación directa

y que incluso

Interpelaron al Ministro sobre el proyecto dé reforma fiscal representantes de los grupos parlamentarios

de Alianza Popular, PSOE, Partido Comunista, UCD, Vasco • Catalán y Grupo Mixto mentación de la

inspección, as! como un óptimo funcionamiento de! centro de proceso de datos del Ministerio.

López Rodó:

«Racionalización del gasto público»

Laureano López Rodó, diputado de AP, habló a continuación, y tras felicitar al Ministro de Hacienda por

la exposición sistematizada de las medidas, puntualizó que éstas coincidían «en un todo» con el programa

de Alianza Popular. Recordó que en 1973 se había llevado a Consejo de Ministros un proyecto de ley de

reforma fiscal cuyo autor material era Fuentes Quintana, proyecto que no llegó a efecto por el trauma que

significó —dijo— el asesinato del entonces Jefe de Gobierno Carrero Blanco.

Dos problemas principales, destacó López Rodó, se encuentran incursos en el proyecto de ley: la inflación

y el paro. En este sentido solicitó del Ministro de Hacienda saber si existían algunas medidas para la

concepción y racionalización del gasto público; si se va a modificar la cuantía del desempleo y qué

preceptos del proyecto de ley están encaminados a incrementar la productividad.

Por último, López Rodó manifestó que acataba,, aunque no compartía, la decisión de la mesa de no

aceptar ana última pregunta sobre unas declaraciones del Ministro de Trabajo hechas el pasado 26 de

julio, y anunció que su grupo parlamentario presentaría una moción sobre este tema.

Habló a continuación el diputado de UCD, Joaquín Aguirre, quien planteó al Ministro si la incidencia del

impuesto sobre el y que no fue el asesinato del almirante Carrero Blanco lo que impidió su desarrollo,

sino el cese del entonces Ministro de Hacienda.

Anunció que se había creado una Comisión para la realización del gasto público y se comprometió a que

antes de tres meses presentaría a las Cortes un presupuesto claro y transparente. Rechazó la acusación de

López Rodó de que la reforma fiscal era inflacionista, y aseguró que las medidas que contiene son

coherentes y contractivas.

Por lo que se refiere al seguro de desempleo, Fernández Ordóñez dijo que tenía intención de aumentar el

presupuesto actual de cuarenta mil millones hasta los cien mil.

Por último, respondió al diputado de UCD, Joaquín Aguirre, asegurándole que compartía sus

preocupaciones y que iba a haber un replanteamiento de las tarifas de renta.

Posteriormente, Félix Pons, diputado del PSOE, preguntó al Ministra el porqué de la discriminación a los

Ayuntamientos y Diputaciones, privándoles de capacidad para poner directamente en conocimiento del

ministerio fiscal los hechos que sean constitutivos de delitos fiscales cometidos contra las haciendas

locales.

Tamames: «Programa antisocial»

Ramón Tamames, representante del PCE, manifestó que las medidas económicas que propone el

Gobierno no son otra cosa que un plan de estabilización con reforma fiscal, el programa —añadió— se

convierte en antisocial desde el mismo momento en que el propósito de la estabilización recae sobre un

podría interpretarse como una consolidación de la actual estructura impositiva.

Trias Fargas:

«Intento serio, con reparos a la fórmula»

Ramón Trías Fargas, de la minoría vasco-catalana, calificó de intento serio de renovar el vigente sistema

fiscal, el proyecdel Gobierno. Sin embargo, manifestó que la fórmula empleada en el proyecto no explica

la realidad del país, puesto que existe inflación junto con paro. España -dijo— está sometida a una pugna

por el reparto de la riqueza. Desde 1974, la tasa de inversión es negativa debido a la inseguridad política.

El Ministro de Hacienda pasó a responder al último turno de interpelantes. Félix Pons expresó sus dudas

sobre la viabilidad de la propuesta formulada.

En relación con la interpelación de Ramón Tamames manifestó que la devaluación estaba ya hecha

cuando el actual Gobierno se hizo cargo de la situación económica.

Indicó que no era justa la afirmación de Tamames en el sentido de que el proyecto de ley intentará

beneficiar a la oligarquía, justificó que en las medidas urgentes no se haya puesto término. a las

exenciones fiscales puesto que éstas habrán de ser discutidas por ¡as Cortes con ocasión del proyecto de

ley de imposición indirecta.

Afirmó, por otra parte, que establecer nuevas tributaciones a las empresas plantearía nuevos problemas en

un momento en que aquéllas atraviesan grande, dificultades. Sobre la credibilidad que al señor Tamames

le ofrecía el actual Gobierno manifestó que no era el momento oportuno de discutirlo.

Por último, mostró su escepticismo sobre la propuesta del señor Trías Fargas en relación con los

incentivos fiscales a la inversión. El mejor incentivo —dijo— para el empresario sería el de terminar con

la inflación.

Turno de réplicas

El Presidente del Congreso manifestó que se había superado el plazo de duración fijado en tas normas

provisionales, por lo que los dos diputados pendientes de intervenir recibirían respuestas a través del

«Boletín Oficial de las Cortes».

Se abrió con posterioridad el turno de réplica en el que participaron la mayor parte de los oradores para

poner de relieve aspectos concretos que habían quedado sin respuesta. Entre los representantes del PSOE

y y de AP, Enrique Barón y Gonzalo Fernández de la Mora´, se estableció un turno de alusiones al estimar

el primero de ellos que en España no existió pleno empleo, puesto que nuestros emigrantes no se

trasladaron a Europa precisamente en carabela, haciendo alusión a lo dicho por el señor Fernández de la

Mora respecto al descubrimiento de América.

Aún cuando al Ministro no le correspondía turno de contra-réplica el Presidente de] Congreso facultó al

señor Fernández Ordóñez para que, de modo telegráfico, se refiriera a las réplicas de que había sido

objeto.

El Ministro manifestó su disposición de entablar nuevos debates y de aclarar cuantas, cuestiones le sean

formuladas dentro de su competencia.

Designada la Ponencia

La Comisión de Economía y Hacienda del Congreso designó la ponencia que estudiará el proyecto de ley

de Medidas Urgentes de Reforma Fiscal. Dicha : Comisión está compuesta, según las normas ya dictadas,

por siete miembros, divididos así por grupos parlamentarios:

— Echevarría Gangoiti, Rodríguez Miranda y Rovira Tanazona, por Unión de Centro Democrático.

— Enrique Barón, por el Partido Socialista Obrero Español.

— Trías Fargas, por la minoría catalana-vasca.

— Ramón Tamames, por el Partido Comunista.

— Laureano López Rodó, por Alianza Popular.

El número de siete miembros para esta ponencia ha sido aprobado con el voto en contra del representante

del grupo mixto.

La reunión de la Comisión de Economía y Hacienda se celebró tras la sesión informativa con él Ministro

de Hacienda, y en ella López Rodó, de AP, defendió la propuesta de que el Ministro de Trabajo hablara

en el Congreso aclarando sus palabras en una reciente toma de posesión de altos cargos de su

Departamento. Esta propuesta no ha sido sometida a votación hasta que el tema sea decidido por eI

presidente del Congreso, señor Alvarez de Miranda.

 

< Volver