Autor: Moreno, Pedro. 
 Entre Canga Argüelles y Gramsci. 
 Sí, pero..., a la exposición del ministro de Hacienda     
 
 Informaciones.    10/08/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ENTRE GANGA ARGUELLES Y GRAMSCI

MADRID, 10 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno).

Cinco horas transcurrieron desde que entró en la sala habilitada para el Senado —y en la tarde de ayer;

para la sesión informativa que el ministro de Hacienda celebró con los miembros de la comisión de

Economía, y Hacienda del Congreso— el presidente de la Cámara Baja, don Fernando Alvarez de

Miranda, y el momento en que el mismo dio por concluida la sesión. El Gobierno, a través del señor

Fernández Ordóñez, ´comparecía por primera vez ante las Cortes elegidas el pasado 15 Ae junio.

Si pero..., a la exposición del ministro de Hacienda

Uno de los diputados mas madrugadores fue el socialista don Pablo Castellanos. La entrada de los demás

fue paulatina. Serio, Múgica Herzog; repartiendo saludos, don Ramón Tamames. Comentarios entre . los

diputados:, «López Rodó va a sacar a relucir las grandes cuentas del Reino.» Llega Alvarez. de Miranda,

y casi, seguidamente él señor Fernández Ordóñez, en amigable criarla con el diputado del PSOE don

Enrique Barón. Casi escoltándolos, todo seriedad, don Gonzalo Fernández de la Mora. Y detrás, dos

ministros: Camuñas y Garrigues Walker.

La sesión comienza a las cinco y siete minutos. El ministro de Educación, don Iñigo Cavero, llega tarde y

se coloca en una de las últimas filas ocupadas. López Roció también se retrasa y aparece cuando el

ministra de Hacienda está saludando a los diputados.

TAMAMES MEDITA La primera frase de don Francisco Fernández Ordóñez es de saludo a todos los

que con él -colaboraron en tareas de oposición en búsqueda de un sistema democrático para él país».

Exposición del primer bloque de la reforma fiscal, que dura exactamente treinta y dos minutos. Dato

curioso: el ministro de Hacienda hizo alusión, al principio y al final de su charla, a Canga Argüelles,

ministro de dicho Departamento allá por el año 1834. .Fue como ,si quisiera tender un puente de ciento

cincuenta años a través de la historia de España para llegar a un ministro que también se preocupó por el

tema fiscal.

Tras la exposición, .treinta minutos para plantear preguntas. .Entre los diputados, un «sí, -pero...» a las

palabras del ministro. Tamames charla con él señor Trías Fargas, miembro «del grupo parlamentario

vasco-catalán. Después se recluye en la meditación. solitaria. Encargados de Prensa de los partidos

reparten las interpelaciones que van a ser presentadas. El señor Sáenz Diez, diputado de U. C. D, afuma

que su opinión puede estar mediatizada por el afecto que profesa al señor Fernández Ordóñez, «pero

pienso —dice— que, más que un programa de partido, se traía de un esquema que pueden utilizar todos

los grupos que ostentan -el Poder. Se trata de algo .que estaba en la mente del señor Fuentes Quintana y

de su equipo colaborador, y que fue condición «sine qua non» para formar parte del Gobierno. Los

partidos, como es lógico, discreparán, pero en general sabrán acogerlo en lo fundamental. Quiza Alianza

Popular sea quien .mas discrepe, porque ataca más a fondo sus intereses. En resumen, creo que ha sido un

discurso mas humanista que técnico» El portavoz del P. S. O. E. en esta ocasión, don aunque Barón, nos

decía que la reforma es, en general, una buena base para iniciar el trabajo». «Nosotros —anadio— hemos

incluido estas medidas de un modo más completo y quizá más radical. Creo que Fernández Ordóñez es

fiel a su trayectoria .política y ha expuesto unas medidas mas avanzadas de lo que en realidad es la línea

del Gobierno.»

LÓPEZ RODÓ, PREGUNTA RECHAZADA

Concluye el descanso. La presidencia comunica que tedas las preguntas han sido aceptadas, excepto una

del señor López Rodó, sobre unas recientes, declaraciones del ministro de Trabajo, por considerarla

incongruente con el tema que se trata. Y comienzan las intervenciones de los ponentes. Van pasando don

Ernesto Lluch (socialista de Cataluña), don Enrique Barón (P.S.O.E.), que levanta murmullos cuando

habla de que los parlamentarios deben hacer una declaración de bienes al principio y al final de su man-

dato, "porque éste no debe ser fuente de enriquecimiento". Después, don Gonzalo Fernández :de la Mora,

provocador de sonrisas -al referirse a un posible "lapsus" d e 1 ministro de Hacienda cuando dijo que con

esta ley, España comienza su modernidad". Fernández de la Mora dice que la Edad Moderna comenzó

cuando Colón descubrió América. Se refirió textualmente al "período franquista", parodiando la

terminología empleada anteriormente por Enrique Barón. El portavoz del grupo parlamentario mixto, don

Miguel Sánchez Ayuso (P.S.P.), ocupa mas tarde la tribuna de oradores, dando paso al primer bloque de

respuestas del ministro Fernández Ordóñez. Después hablan don Luis Gámir (Unión de Centro

Democrático), don Baldomcro Lozano (Partido Socialista Obrero Español) y don Laureano López Rodó,

el cual, solemne, revela un "secreto de Estado": "En 1973, Fuentes Quintana redactó un proyecto fiscal

parecido. ;a éste, que no llegó a ser aprobado porque se produjo el trauma de la muerte de Carrero´´, tesis

que fue matizada por el propio ministro: "Yo colaboré, precisamente, en el memorándum preparado por al

señor Fuentes Quintana, pero al trauma que se le interpuso no fue el asesinato dé Carrero, sino el cese del

ministro Monreal Luque." Dato curioso: a López Rodó le avisó el presidente del Congreso por rebasar el

tiempo estipulado. Más tarde intervinieron don Javier Aguirre (U.C.D.), don Félix Pons (P.S.O.E.) y don

Ramón Tamames (P.C.E.), que rompió el protocolo seguido por los restantes oradores: "Señoras y

señores diputados, señor ministro, señor presidente...", justo al revés de los demás. Finalmente ocuparon

turnos de .intervención don Mariano Alierta .(U.C.D.) y don Ramón Trías Fargas (minoría vasca y

catalana). Ocho diputados hicieron uso de la contrarréplica, con tiempo limitado a dos minutos en lugar

de tres, como estaba previsto. • Hubo una excepción: los tres minutos usados por el señor Fernández de la

Mora para responder a alusiones personales que la hizo el señor Barón "sobre el término "perlado

franquista".

LEVES APLAUSOS

Los aplausos sonaron ´ levemente en dos ocasiones, siempre tras palabras del ministró de Hacienda. -Las

preguntas que mayor tiempo consumieron en la respuesta fueron las hechas por los señores Barón, López

Rodó, Tamames y Trías Fargas. Otra curiosidad: Fernández Ordóñez respondió a la petición comunista de

gobierno de concentración con una cita de Gramsci: "Permítasenos, frente al pesimismo de la inteligencia,

él optimismo.de la voluntad." En efecto, el señor Tamames dijo poner en duda la capacidad de´ un

Gobierno monocolor para resolver la difícil situación económica. A las nueve menos cinco de la noche,

tras pedir disculpas sobre la posible falta de corrección parlamentaria por traer experiencias en los

últimos cuarenta años "muy a nuestro pesar", el presidente del Congreso levantó la sesión. Quince

minutos después, los miembros de la comisión de Economía se reunían .en sesión ordinaria. En el tintero

quedaron dos preguntas, que serán contestadas por escrito: las de los diputados Joaquín .Muñoz Peyrats y

Eduardo Moreno, ambos de Ú.C.D.

 

< Volver