Autor: Baró Quesada, José. 
 El Consejo de Ministros de ayer. 
 Declaración del nuevo Gobierno     
 
 ABC.    01/11/1969.  Página: 25, 27-28. Páginas: 3. Párrafos: 34. 

MADRID, SÁBADO 1 DE NOVIEMBRE DE 1969 - NUM. 19.849 TRES PESETAS

ABC

DIRECTOR: TORCUATO LUCA DE TENA. DEPOSITO LEGAL: M -13 -1958 -128 PAGS.

EL CONSEJO DE MINISTROS DE AYER

DECLARACIÓN DEL NUEVO GOBIERNO

Estrecha colaboración con las Cortes y el Política de información diáfana para que Consejo Nacional y

más participación de la opinión pública pueda juzgar la gestión los Sindicato

gubernamental

INDEPENDENCIA RECIPROCA DE LA IGLESIA Y EL ESTADO

El vicepresidente del Gobierno y el ministro de Información se reunieron ayer con los representantes de la

Prensa

Madrid. (De nuestro redactor político.) El vicepresidente del Gobierno, almirante don Luis Carrero

Blanco, acompañado del ministro de Información y Turismo, don Alfredo Sánchez Bella, formuló, a las

seis de la tarde de ayer, la declaración del nuevo Gabinete ante numerosos periodistas nacionales y

extranjeros.

El acto se celebró en la Sala de Consejos de Ministros de la Presidencia del Gobierno. El director general

de Prensa, don Manuel Jiménez Quílez, presentó uno a uno, al vicepresidente y al ministro, a los

representantes de la Prensa, la radio y la televisión. Se hallaba también presente, entre otras

personalidades, el subdirector general de los Servicios Informativos, don Gonzalo Rodríguez del Castillo.

Es posible que vuelva a celebrarse Consejo el próximo viernes; en él, tal vez se completarán los

nombramientos de subsecretarios y se procederá a la designación del mayor número de directores

generales y otros, altos cargos de la Administración Pública.

El señor Sánchez Bella manifestó que había creído procedente que fuera el almirante Carrero quien

formulase la declaración del nuevo Gobierno a la Prensa. El vicepresidente leyó dicha declaración,

que dice así:

"El nuevo Gobierno celebró hoy su primera reunión bajo la presidencia de Su Excelencia el Jefe del

Estado. El Gobierno ha examinado los principales temas nacionales y considera oportuno formular una

declaración que recoja las directrices en que quiere inspirar su labor para la promoción de un orden social

justo en el que todo interés particular quede subordinado al bien común de los españoles, a los que tiene

el deber y el honor de servir.

VITALIZAR El. ORDEN INSTITUCIONAL

El nuevo Gobierno, primero de los constituidos después de la promulgación de la Ley Orgánica del

Estado que recibió el unánime respaldo de la nación en el memorable referéndum del 14 de diciembre de

1966, afirma su decidida voluntad de vitalizar el orden institucional que dicha Ley configura,

caracterizado por la unidad de poder y la coordinación de funciones.-El Gobierno se considera, por tanto,

como una pieza articulada con las demás instituciones definidas en nuestras Leyes Fundamentales y

proclama su firme propósito de desarrollar su labor en estrecha colaboración con las Cortes y él Consejo

Nacional y de acentuar la participación de la Organización Sindical, pieza clave de ese ordenamiento

institucional de España.

Por lo que a su propia actuación se refiere, es decisión unánime de todos y cada uno de los miembros del

Gobierno practicar una política de efectiva coordinación, supeditando, en todos los casos, las visiones

departamentales a la unidad de dirección que la política nacional demanda.

POLÍTICA SOCIAL A TODOS LOS NIVELES

El Gobierno afirma el propósito de acentuar su política social a todos los niveles, procurando el

perfeccionamiento de las relaciones laborales y de la Seguridad Social; sostener el nivel de empleo,

asegurar un salario justo a los trabajadores y mantener su poder adquisitivo, así como procurar una más

equitativa distribución de la renta, conforme a las exigencias de la justicia social.

Las Fuerzas Armadas, garantía de la unidad e independencia de la patria y del orden institucional, serán

objeto de la atención que merecen para proseguir la tarea de su modernización y adecuación a las

necesidades de la Defensa nacional.

LA POLÍTICA EXTERIOR

España pertenece al mundo occidental; hacia él ha de orientar su política exterior. Fiel a esta vocación, el

Gobierno está dispuesto a negociar el nuevo mandato aprobado recientemente por e! Consejo de

Ministros del Mercado Común, consciente de que la Comunidad Económica Europea constituye el núcleo

principal sobre el que desarrollará la colaboración continental. Pero en esta negociación tendrá muy en

cuenta los intereses españoles, la estructura de nuestra economía y la situación de los diversos sectores

económicas de nuestro país.

Una vez más reafirma su amistad hacia la fraterna nación portuguesa mediante la actualización y

robustecimiento del Pacto Peninsular. Asimismo fortalecerá los vínculos espirituales, culturales y

económicos sobre los que se asienta la Comunidad Hispánica de Naciones y las relaciones con los

Estados unidos de Norteamérica. La política Internacional se traducirá en una intensificación de nuestros

intercambios comerciales y culturales.

RELACIONES CON LA IGLESIA

.El Gobierno inspirará sus relaciones con la Iglesia en el doble aspecto de independencia recíproca y

positiva cooperación, al servicio del pueblo español Es deseo del Gobierno proseguir la fundamental tarea

de dotar a nuestro país de un sistema educativo más justo, más eficaz, más acorde con las aspiraciones de

nuestro pueblo y el ritmo dinámico y creador de la España actual.

Se prestará especial atención a la vida de las Corporaciones locales, robusteciendo su personalidad y

practicando la pertinente descentralización de funciones en favor de las mismas.

La actividad expoliadora es de fundamental importancia para el desarrollo de nuestro país. Por ello, es

decidido propósito del Gobierno perfeccionar los mecanismos de fomento a la exportación.

PROTECCIÓN A LA FAMILIA

Se intensificará la política de protección a la familia, en su variada gama de aspectos, desde el educativo

hasta el laboral y fiscal, pasando por la promoción de las viviendas sociales. El bienestar familiar es meta

esencial de la gestión pública y a la familia apela el Gobierno, en primera y última instancia, pata

proseguir el esfuerzo de construir y entregar a los jóvenes una sociedad mejor que la que recibimos y

perfeccionar la participación activa de la juventud en la tarea nacional, cuyo futuro le corresponde.

INFORMACIÓN DIAFANA

El Gobierno pierna practicar una política de información diáfana, con el fin de que la opinión pública

pueda juzgar de su gestión y manifestar sus puntos de vista.

En suma, el Gobierno se propone mantener la paz, acelerar el proceso de desarrollo, elevar el nivel moral,

educativo y cultural, fortalecer las garantías jurídicas para todos los españoles y mejorar la distribución de

la riqueza, de modo que sean principalmente los trabajadores quienes más se beneficien del aumento de la

renta nacional.

EL NOMBRAMIENTO DE FERNANDEZ DE LA MORA

Concluida esta declaración, se retiró de la sala el vicepresidente con el ministro, que le acompañó para

despedirle. Al poco rato regresó el señor Sánchez Bella, que aludió a los temas que en la breve referencia

figuran. Habló de la conmutación de una pena de muerte y destacó la personalidad del nuevo

subsecretario de Política Exterior, don Gonzalo Fernández de la Mora, subrayando su vinculación al pe-

riodismo y su colaboración habitual en ABC.

AYUDA A TÚNEZ Y ARGELIA

A propuesta del ministro de Asuntos Exteriores—dijo también en su ampliación Sánchez Bella—fue

confirmado el acuerdo del anterior Consejo sobre el envío a Túnez de 450 toneladas de carriles de los

ferrocarriles de vía estrecha que están concentrados en Bilbao. Se acordó asimismo añadir a este envío

una plataforma flotante, de las que dispone el Regimiento de Pontoneros de Zaragoza, para poder

empezar a trabajar en los ríos desbordados mientras bajan su caudal. Se enviará también un puente

metálico para ferrocarriles tipo "HG", de que disponen los ingenieros militares de Madrid.

Igualmente, a propuesta del ministro de Asuntos Exteriores, don Gregorio López Bravo, se acordó enviar

a Argelia como mínimo 2.000 toneladas de arroz, valoradas en 24.000.000 de pesetas. Asimismo se

enviarán a Argelia mil cajas de antibióticos pulmonares, otras mil de antibióticos del aparato digestivo,

mil unidades de jarabe bronquial, cien toneladas de leche en polvo descremada, cinco mil botes de leche

maternizada para niños de hasta seis meses y otros cinco mil botes para niños de más de seis meses. La

valoración total de estas medicinas es de unos ocho millones de pesetas.

EN CONVERSACIÓN CON LOS INFORMADORES

Don Alfredo Sánchez Bella se puso a disposición de los periodistas para contestar a sus preguntas. Dijo:

"Creo que nos vamos a ver con mucha frecuencia. Quiero que estas reuniones o ruedas de Prensa se

desarrollen con la mayor sencillez, con la mayor diafanidad." En respuesta a algunos informadores

manifestó, entre otras cosas, que no piensa proponer ninguna modificación a la ley de Prensa e Imprenta.

Añadió que debe practicarse juego limpio y normas claras. También declaró que su deseo más vivo es no

tener que sancionar jamás, aunque de él, naturalmente, no depende lo contrario, pues eso entra en las

reglas del juego.

Se refirió a la favorable repercusión de la reorganización gubernamental española en la Prensa extranjera

y citó ejemplos concretos de la italiana. "Yo tenía tantas noticias como ustedes del cambio." Res-

pecto a su línea a seguir en el Ministerio que regenta consideró prematuro abordarla, aunque cree en la

conveniencia de una descentralización. Un periodista le preguntó; "¿Ha tomado el Gobierno en conside-

ración la revisión de alguna ley que esté en las Cortes?" Sánchez Bella respondió que a eso no podía

contestar. Después se despidió muy cordialmente de los informadores.—José BARO QUESADA.

 

< Volver