Autor: Baró Quesada, José. 
 Consejo de Ministros en San Sebastián. 
 Medidas para contener los precios     
 
 ABC.    15/09/1973.  Página: 25, 27. Páginas: 2. Párrafos: 31. 

CONSEJO DE MINISTROS EN SAN SEBASTIAN

MEDIDAS PARA CONTENER LOS PRECIOS

Hasta 31 de diciembre no se autorizará ningún alza en cuarenta y seis productos y servicios básicos

Máximo rigor para conseguir la estabilidad de precios en otros productos

Importaciones a corto plazo y suspensión de derechos arancelarios.

Ampliación de cupos en diversas partidas de comercio globalizado.

El comercio de importación pasa al régimen de márgenes controlados

[PRESUPUESTOS GENERALES DEL EStADo: AUMENTO | DE 77.000 mILLONES DE

PESETAS j

SAN SEBASTIAN 14. (Por teléfono, de nuestro redactor político, enviado especial.) Presidido por Su

Excelencia el Jefe del Estado, y con excepción de los ministros de la Gobernación y de Comercio,

ausentes ds San Sebastián por lia-llarse esa otros lugares en misiones oficiales, se reiinió esta mañana el

Gobierno, en el palacio de Ayete.

Destacan entre los acuerdos, además del nombramiento de Fraga Iribarne para nuestra Embajada en

Londres, las medidas adoptadas para frenar el crecimiento de los precios. La ampliación facilitada horas

después a los periodistas por el titular de Información y Turismo, don Fernando de Liñán y Zofio, a quien

acompañaban el subsecretario y otros altos cargos de su Departamento, dice en su parte principal:

La evolución de la economía española en 1973 ha tenido como rasgo fundamental un ritmo de expansión

de la actividad productiva muy satisfactorio, con plena ocupación de los recursos humanos y materiales,

siendo previsible que nuestro crecimiento para este año pueda llegar a ser superior al 8 por 100, en

términos reales, uno de los más altos registrados en España.

Las exportaciones y las entradas de capitales han contribuido a reafirmar la solidez de nuestra posición

ante el exterior, lo que determina que las reservas d« oro y divisas hayan alcanzado el nivel más alto de

nuestra historia.

Esta fuerte expansión se está produciendo, sin embargo, en un clima de presión inflacionista, qize no sólo

se registra en nuestro país, sino «n todas las economías desarrolladas de Occidente, en las1 que existe ana

creciente preocupación pe? las consecuencias de las alzas generalizadas de precios. En España, el índice

de£

(PASA A LA, PAGINA 27)

coste de la vida ha crecido en los ocho pimeros meses del presente año en un 93 por 100, y las

estimaciones recientes s la O. C. D. E. anticipan una elevación , media para el conjunto de los países

miembros europeos no inferior al 10 por 100 ira todo el año 1973, porcentaje sin precedentes como media

europea.» Añade la nota ampliatoria, después de algunas consideraciones: «En este momento resulta, sin

embargo, «cesarlo un esfuerzo especial de contención de los precios, más intensivo y efícaz a corto plazo,

con lo «ue se dispondrá e un margen de tiempo suficiente para el regresivo restablecimiento del equilibrio

económico. Esta actuación se centrará especialmente en aquellos bienes y servicios .e mayor repercusión

social.

A ello obedecen las nuevas medidas acortadas en el Consejo de Ministros celebrado hoy para su

inmediata puesta en práctica.

Hasta el 31 de diciembre de este año no e autorizará ningún aumento en el precio de los siguientes

productos y servicios, sa régimen de precios autorizados por la Administración: leche, pan, azúcar, cer-

veza, bebidas refrescantes, aceites de girasol, carnes congeladas de vacuno, bovino y porcino, chocolate

familiar y especiales, cafés solubles y tostado, agua, gas, energía eléctrica, carbón, transportes por

ferrocarril y carretera —tanto pasajeros como mercancías—, transportes marítimos y aéreos, transportes

urbanos —colectivos y de taxis—, carburantes y lubricantes, servicios telefónicos, telegráficos y postales,

hospitales, clínicas y sanatorios, medicamentos, seguros —incluso sociedades médicas e igualas—Prensa,

papel-prensa, espectáculos, tabaco, detergentes, hoteles, restaurantes, bares y cafeterías, peluquerías,

electrodomésticos, radios, televisores, automóviles y ciclomotores.

Por los organismos competentes se adoptarán medidas con el máximo rigor para conseguir la estabilidad

de precios de otra serie de productos que son el arroz, el vino común, los aceites de oliva, las carnes de

vacuno, porcino y ovino, los embutidos, pescados congelados, harinas, fideos, macarrones, peras,

manzanas, uvas, cebollas, tomates, pimientas, judías verdes y licores.

A tal efecto, se ha aprobado un programa de importaciones, a corta plazo, para diversos productos,

arbitrando medidas financieras complementarias para contribuir a un efecto de contención de precios.

Esta medida va acompañada de una suspensión de derechos arancelarios y del impuesto de compensación

de gravámenes interiores.

Dentro de las decisiones tomadas para asegurar un juego eficaz de las importaciones se han aprobado

también los reglamentos para la importación de manzanas, peras, membrillos, legumbres y hortalizas en

fresco.

En los productos industriales debe destacarse una ampliación de cupos en diversas partidas de comercio

globalizado, en especial de vestido, y la libre importación de los hilados de algodón.

Con carácter general, el comercio de importación pasa al régimen de márgenes controlados, acordándose

la congelación de los mismos para procurar «rae repercuta al máximo en el consumidor la ventaja de los

precios en origen y, en su caso, de las rebajas arancelarias.

Para asegurar una oferta de productos alimenticios abundante y flexible se prohibirán hasta el 31 de

diciembre las exportaciones de aquellos que se consideren necesarios para eí mercado interior. Esta me-

dida podrá ir reforzada, en algunos casos, por el establecimiento de derechos ordenadores sobre la

exportación de productos perecederos.

Con objeto de realizar un control más eficaz fie los precios interiores, el Gobierna ha acordado:

A) Ampliar a dos meses el plazo de notificación previa fie los productos y servicios ea régimen de

«precios declarados», lo que permitirá, en su

 

< Volver