Autor: Baró Quesada, José. 
   Que apoyen los ciudadanos al Príncipe en estas circunstancias  :   
 España ratifica con su comportamiento sereno el destino nacional. Admiración y respeto por el domino del Caudillo sobre sus propios actos. Declaraciones del titular de Información después del Consejo de Ministros. 
 ABC.    20/07/1974.  Página: 15, 21. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

"QUE APOYEN LOS CIUDADANOS AL PRINCIPE EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS"

«España ratifica con su comportamiento sereno el destino nacional»

«ADMIRACIÓN Y RESPETO POR EL DOMINIO DEL CAUDILLO SOBRE SUS PROPIOS

ACTOS»

Declaraciones del titular de Información, después del Consejo de Ministros

Madrid. (De nuestro redactor político.) La referencia de este Consejo, decisorio, convocado y presidido

por don Carlos Arias Navarro, previa consulta con ei Caudillo, da cuenta fle unos asuntos de trámite.

Ligeramente nos habló de ellos a los periodistas el titular de Información. La atención de todos estaba,

centrada en la Ciudad Sanitaria Francisco Franco y en e) Palacio de La Zarzuela, en los acontecimientos

del día. Nutrida asistencia de reporteros. Impresionante expectación. Varios redactores acabábamos de

llegar de la clínica en que está internado e! Generalísimo y del palacete de La Quinta jje El Pardo, donde

el Príncipe de España había efectuado su primer acto público como Jefe del Estado en funciones.

Pío Cabanillas puso en sus palabras acentos de serenidad .y de seriedad. Dijo que e! contenido del

Consejo tenía un alcance normal, si bien se vio afectado por el conocimiento del parte médico, relativo a_

la salud de Su Excelencia, lo que motivó la disposición que todos conocíamos. Glosó con brevedad

algunos acuerdos; y entró en la noticia capital de la jornada.

Estas fueron las palabras (¡el ministro:

«Los acontecimientos de hoy. y más especialmente la adopción de algunas medidas, merecen que haga

algunas consideraciones.

Me interesa recalcar, en primer lugar, una consideración humana. Creo que causa verdadera admiración y

respeto ei control del Generalísimo sobre sus propios actos y responsabilidades, y el deber cumplido de

un hombre que en estos momentos y en su situación ha tomado esta decisión. El pueblo español intuía que

el Caudillo pensaba más en el pueblo que en sí mismo, y así ha sido.

(PASA A LA PAG. 21.)

La segunda consideración es de orden político: y es manifestar el sincronismo entre el Jefe del Estado y el

presidente del Gobierno, que ha hecho posible que una de las normas constitucionales funcione de forma

automática, como es la entrada en vigor del artículo 11 de la Ley Orgánica del ´Estado. Es una clara

demostración de que nuestro mecanismo institucional nos permite resolver los problemas con los que se

puede encontrar la realidad española.

En tercer lugar quiero hacer una consideración de índole general: es la sensación de equilibrio y serenidad

que ha manifestado con su comportamiento el pueblo español. Esta actitud es solidaria y ratifica con su

comportamiento sereno el destino nacional marcado por nuestras leyes.

Finalmente, aunque no por ello menos importante que lo anterior, quiero decirles que acabo d« tener

noticias de la situación del Jefe del Estado, que en estos momentos es bastante satisfactoria y puedo

manifestarles la esperanza y el deseo del Gobierno de la pronta recuperación del Generalísimo, y la

petición de apoyo de los ciudadanos a quien va a asumir la Jefatura del Estado en estas circunstancias.»

«Como ministro de Información —dijo— me gustaría pedir a todos los medios de comunicación social el

apoyo para ratificar y reforzar esta sensación de. serenidad y equilibrio de la que nos está dando ejemplo

nuestro pueblo.»

FUNCIONES DEL PRINCIPE COMO JEFE DEL ESTADO

Un periodista preguntó sobre las noticias difundidas por una agencia extranjera acerca de la salud del

Caudillo. Pío Cabanillas respondió que tras la recaída registrada en el parte médico de la mañana la

situación era muy satisfactoria en esos momentos.

Precisó, en contestación a otro reportero, que Franco era Jefe vitalicio del Movimiento Nacional y que las

funciones del Príncipe de España al asumir la Jefatura del Estado en virtud del artículo 11 de la Ley

Orgánica son las que figuran en nuestras normas constitucionales.—José BARÓ QUESADA.

 

< Volver