Autor: Baró Quesada, José. 
 Consejo de Ministros en El Pardo. 
 El Gobierno no va a ceder ante ninguna presión  :   
 Están tomadas todas las medidas para asegurar el orden público. 
 ABC.    08/02/1975.  Página: 25, 27. Páginas: 2. Párrafos: 27. 

CONSEJO DE MINISTROS EN EL PARDO

EL GOBIERNO NO VA A CEDER

ANTE NINGUNA PRESIÓN

«Están tomadas todos las medidas para asegurar el orden público»

SERENIDAD Y FIRMEZA FRENTE A "UN RETO DE CARÁCTER SUBVERSIVO QUE

PRETENDE ATENTAR CONTRA El ESTADO Y CONTRA LAS INSTITUCIONES"

«Sus orígenes, a esfas horas, ya ni siquiera los ocultan los propios promotores»

"POR EL MOMENTO NO NECESITA ACUDIR EL GOBIERNO A MEDIDAS DE

EXCEPCIÓN"

MADRID. (De nuestro redactor politico.) El titular de información y turismo, don León Herrera Esteban,

nos dijo cosas muy importantes a los periodistas en el coloquio celebrado en la sala de Prensa de su

Ministerio horas después del Consejo decisorio presidido en El Pardo por el Jefe del Estado. Aparte de

esta crónica van otros temas de dicha reunión gubernamental, uno de ellos el relativo a las pretensiones de

Marruecos sobre territorios exclusiva e irrenunciablemente españoles. Voy a centrar la información en un

problema de candente actualidad y la posición adoptada ante él por el Gobierno. Aludo al orden público, a

las huelgas, a la situación de todos conocida. Sobre ello, en respuesta a una pregunta, manifestó León

Herrera:

«El Gobierno, por supuesto, es consciente de que está siendo sometido a un reto, y a un reto, en

definitiva, que entiende el Gobierno que es un reto de contenido político, cualesquiera que sean sus

apariencias, y entiende también que es un reto de carácter y de matiz en su origen claramente subversivo,

que pretende, en definitiva, de alguna manera, atentar contra el Estado y contra las instituciones que él

encarna.

El Gobierno, y lo digo esto en segundo lugar, refiriéndome a todo ese tipo de manifestaciones a las que

usted alude, ha dispuesto de información suficiente sobre las fechas en las que más o menos estos

planteamientos iban a manifestarse, sobre el escalonamiento de estos planteamientos, que no solamente

han sido en Madrid, sino en otros lugares de la geografía española y, por supuesto, como he dicho hace un

momento, de sus orígenes; orígenes que a estas horas ya ni siquiera los ocultan los propios promotores.

El Gobierno, y quiero aprovechar la oportunidad para hablar como portavoz de él, lamenta sinceramente

el que en tales planteamientos se haya podido contar con grupos y con personas que pueden haberse

prestado, incluso muchas de ellas de buena fe o por temor, a hacer posibles ciertas situaciones de

auténtica tensión que están en el ánimo de todos.

Y quisiera finalmente, y aprovechando la oportunidad de su pregunta, asegurar lo siguiente, también en

nombre del Gobierno:

Primero. Que el Gobierna es consciente de que dispone de medios suficientes para dar la adecuada y

prudente respuesta a ese reto político.

Segundo. Que, naturalmente, no va a ceder ante ninguna presión del tipo de las que está recibiendo, y

Tercero. Que están tomadas, naturalmente, todas las medidas para asegurar el orden público y la posible

convivencia entre todos los españoles.

EL GOBIERNO ACEPTA EL RETO

Y quisiera aprovechar la oportunidad para que esta declaración mía llegara a todos los españoles, no

solamente a los que por vivir en grandes ciudades y más cerca de los medios de información, digamos,

están más al día y más al momento de la evolución de los acontecimientos, sino también a esos muchos

millones de españoles que en la periferia, en las ciudades más o menos grandes o pequeñas y en el campo,

puedan recibir estas informaciones, quizá con el tiempo deformadas, y tener una idea de que se está ante

una situación de temor.

(PASA A LA PAG. 27)

(VIENE DE LA PAG. 25)

Es decir, el Gobierno, afirmo, es consciente de que está sometido a un reto y está dispuesto, con toda

serenidad y firmeza, a aceptar ese reto y dar la adecuada respuesta.»

ACERCA DEL ESTADO DE EXCEPCIÓN

Un periodista dijo que había circulado extensamente por Madrid el rumor de que iba a declarar el estado

de excepción el Gobierno. El ministro de Información contestó así:

«Realmente, esto está en la línea de lo que acabo de decir. Yo puedo asegurar, de manera rotunda y

terminante, que el Gobierno no ha declarado el estado de excepción, ni siquiera ha considerado esa

posibilidad, por entender que, por el momento, no necesita acudir a medidas de excepción, aunque están

previstas, ciertamente, en nuestras Leyes, para poder cumplir con los fines a los que acabo de referirme

hace unos instantes.»

LOS PAROS LABORALES EN ALGUNOS MINISTERIOS

Abordó otro informador los paros laborales registrados parcialmente días pasados en algunos Ministerios.

A eso repuso e¡ ministro:

«Yo quisiera decir, en relación con esto, en primer lugar, por supuesto, que el tema ha estado en la Prensa

y ha estado ciertamente en la calle, porque ha sido verdad. Lo que sí quiero recalcar es que en relación

con la importante nómina que hoy día ocupa la función pública, por cuanto la Administración ocupa a

más de quinientos mil funcionarios, que ha sido mínima la relevancia cuantitativa de aquellos

funcionarios que en tres o cuatro Ministerios han tenido una actitud del tipo de la que usted acaba de

preguntar Por supuesto, tengo que decir también que ha habido una intensa acción propagandística sobre

los funcionarios, y tengo que decir que una inmensa mayoría de esos funcionarios han resistido a esa

propaganda con la serenidad y el sentido de responsabilidad que es notorio en el funcionario español.

NO SE CONSENTIRÁN INSUBORDINACIONES DE FUNCIONARIOS

Quisiera decir, en segundo lugar, que el Gobierno, naturalmente, no puede desconocer el que las

consecuencias de una situación económica difícil como la que atravesamos, con una presión importante

de la inflación, repercute especialmente en aquellas personas de renta fija y digamos más bloqueadas,

como son quienes están prestando sus servicios a la función pública, pero quisiera, en relación con esto

subrayar dos circunstancias: la primera, que el Gobierno ha estado y está siempre en la mejor disposición

y sensibilizado en cuanto a los problemas de los funcionarios, y especialmente de los funcionarios de

retribución más baja. En segundo lugar, y esto es tan importante como lo primero; que el Gobierno no

está dispuesto, y esto debe quedar muy claro, a consentir que, al amparo de aspiraciones que pueden ser

ciertamente legítimas, se intente promover situaciones de insubordinación entre quienes, por ser

servidores de la Administración, deben dar ejemplo de comportamiento disciplinado.

Y esto es todo lo que tengo que decir en relación con el tema y añadir especialmente que en cuanto exista

la más mínima presión, no habrá la menor posibilidad de que el Gobierno se ocupe del tema en lo que

pudiera tener de legítima aspiración.» Finalmente, y dejando a un lado, por razones de espacio, otras

preguntas y respuestas del coloquio, reproduzco la contestación, a un reportero sobre la carta que 500

funcionarios públicos han dirigido a la Presidencia del Gobierno:

«Lo único que puedo decir es que ésa carta se ha recibido en la Presidencia del Gobierno y, naturalmente,

será a través de la Presidencia del Gobierno o a través de la Dirección General de la Función Pública, que

depende de la Presidencia, de la que se tenga, si procede, contestación y, en todo caso, información. Esa

carta, efectivamente, ha llegado a la Presidencia y será estudiada y resuelta del modo que estime

pertinente la Presidencia del Gobierno.»

ANIVERSARIO DEL PROGRAMA APERTURISTA DE ARIAS

León Herrera declaró, por último, al hilo de otras preguntas, que «el Gobierno está especialmente

interesado en promover el desarrollo de Ceuta y Melilla, hacerlo rápidamente y forzarlo en la medida de

nuestras posibilidades», y que el presidente Arias desea mantener un amplio contacto con los medios

informativos, coincidiendo más o menos con el primer aniversario de su discurso programático en las

Cortes.— José BARO QUESADA.

 

< Volver