Tema del Consejo. 
 El Estatuto de los profesionales de radio y televisión     
 
 ABC.    08/03/1975.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

TEMA DEL CONSEJO

EL ESTATUTO DE LOS PROFESIONALES DE RADIO Y TELEVISIÓN

El Consejo de Ministros ha aprobado el Estatuto de los profesionales de la radio y la televisión.

El Estatuto viene a cubrir un amplio vacío legal qive afecta hasta la propia definición profesional de

quienes prestan su trabajo en la radio y televisión.

Efectivamente, salvo las disposiciones administrativas de creación y regulación del Registro Oficial de

Técnicos de Radiodifusión, mediante las que se estableció el requisito de la Inscripción previa para el

desempeño de tareas específicamente profesionales en las distintas especialidades de estos medios, los

restantes aspectos de esta compleja tarea aún no habían sido regulados ni existía una normativa de

adecuado nivel.

El Estatuto profesional elimina esta laguna, concretando una definición de la profesionalidad en

Radiodifusión .y estableciendo con precisión los requisitos de capacidad legal para el ejercicio de la

misma.

Por otra parte, delimita las actividades genuinamente profesionales mediante una previsión de reforma de

las actuales Ordenanzas Laborales y en conexión con las titulaciones que otorgarán las Facultades de

Ciencias de la Información y, a partir de cierto grado, la enseñanza de formación profesional. Todo ello

sin perjuicio de un reconocimiento expreso de la validez de las situaciones creadas por las actuales

inscripciones en el Registro Oficial.

El Estatuto efectúa una minuciosa regulación de la situación de los directores de emisoras o cadenas de

emisoras, la cual se hace especialmente precisa, teniendo en cuenta que esta figura profesional se halla

excluida del amparo de la legislación laboral.

El Estatuto supone, en otro orden de cosas, el fortalecimiento de la entidad sindical que agrupa a los pro-

fesionales de la radiodifusión, ya que la pertenencia a la misma habrá de ser un requisito «sine qua nom»

para el eo´erclclo profesional y se le reconocen las competencias necesarias para la realización de sus

fines, al tiempo que queda perfectamente arbitrada su conexión y relación con la Dirección General de

Radiodifusión y Televisión.

El Estatuto, finalmente, establece los principios éticos a que deberá ajustarse la actividad que regula.

Esta aprobación se ha producido después de un prolongado diálogo y negociación entre los representantes

sindicales de los profesionales y la Administración Pública, que se remonta, en términos generales, a mas

de diez años, y de una forma continuada y profunda desde que en el año 1968 una Comisión mixta

comenzó la elaboración de un anteproyecto.

 

< Volver