Autor: Crespo García, Pedro. 
   Confirmaciones del Consejo     
 
 ABC.    21/05/1975.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

MERIDIANO NACIONAL

Confirmaciones del Consejo

ORDEN PUBLICO.—Los informes presentados al Consejo de Ministros han tenido las

coordenadas lógicas que se esperaban. La única sorpresa —relativa, bien es verdad— ha

venido de la mano de) ministro de la Gobernación, destacando la escasa incidencia en materia

de orden público de la semana última, pese a la permanencia del estado de excepción en

Guipúzcoa y Vizcaya, y pese también a las informaciones que, sobre aquella zona, hubimos de

leer en la Prensa extranjera.

El señor García Hernández ha subrayado, además, algo que una parte de la opinión pública

había evidenciado ya: el recrudecimiento de la propaganda de carácter subversivo. Y ha

aclarado, implícitamente, el motivo de las numerosas suspensiones de actos públicos y

gastronómicos.

Tampoco cabe duda de que las incitaciones a la huelga y la protesta provienen, básica y

mayoritariamente, del ilegal partido comunista. Dentro de muy poco podremos constatar, en

cierta medida, su poder de convocatoria. Y así, quizá, se abran los ojos de muchos que aún

miran a Portugal pensando que con el «partido» es posible la democracia.

PESETA.—El ministro de Hacienda vino también a confirmar supuestos. Especialmente al

referirse a la cotización de la peseta en el mercado internacional, mejorada su posición

respecto al dólar, aunque flexione ligeramente a la baja en relación con las monedas

comunitarias.

OPTIMISMO.—En la referencia del Consejo se afirma que el ministro Sánchez-Ventura,

recibido en audiencia especial por Pablo VI, estuvo casi una hora con Su Santidad. Ese

aumento de quince minutos sobre lo ya dicho quizá compense las incomodidades surgidas con

motivo de la festividad del Corpus, en que, quizá por influjo meteorológico, no lució el sol en

todas partes.

Y FORD.—Ya está Ford entre nosotros. Parece haberse dicho todo de la intención de la visita y

de sus posibles consecuencias. Pero quizá pudiera añadirse algo. Según están las cosas, el

presidente norteamericano ha principiado con mal pie su campaña de posible elección —no de

reelección, porque esta vez no habrá un dedo que lo elija.

Bruselas no ha sido una fiesta para su prestigio. Y en Madrid —todo lo indica— va a encontrar

más firmeza de la que seguramente esperaba. Quizá contemos pronto con un tercer aeropuerto

—junto a Barajas y Getafe— para dedicarlo a los vuelos internacionales. ¿Podríamos firmar un

Tratado con Edward Kennedy y la mayoría demócrata para 1976, y arreglar mientras una

prórroga, con un «alquiler» más justo por «la» base?—Pedro CRESPO.

 

< Volver