El Gobierno pedirá amnistía al Rey  :   
 Para delitos políticos y de opinión. 
 El País.    17/07/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL PAÍS

DIRECTOR: JUAN LUIS CEBRIAN

DIARIO INDEPENDIENTE DE LA MAÑANA

Para delitos políticos y de opinión

«El Gobierno tiene el propósito de elevar a Su Majestad e! Rey la recomendación de que, en ejercicio dei

derecho de gracia, otorgue una amnistía aplicable a delitos y faltas de motivación política o de opinión,

tipificados en el Código Penal, y que en ningún caso se extienda a quienes hayan lesionado o puesto en

riesgo la vida o integridad física de las personas.» Con estas palabras cierra el, Gobierno su declaración

programática, aprobada en el Consejo de Ministros.

En la misma declaración, hecha pública pasadas las tres de la madrugada, y que consta de ocho folios, el

Gobierno añade claramente su convicción de que «la soberanía reside en el pueblo y proclama su

propósito de trabajar colegiadamente en la instauración de un sistema político democrático, basado en la

garantía de los derechos y libertades cívicas, en la igualdad de oportunidades políticas para todos los

grupos democráticos y en la aceptación del pluralismo real. Todo ello, en un marco de autoridad legítima,

respaldada por el consenso popular y el respeto a la Ley propia de un Estado de Derecho». También

anuncia el Gabinete su propósito de convocar elecciones generales antes del 30 de junio de 1977.

Siete horas de reunión

Siete horas duró la reunión del Consejo de Ministros que más expectación había despertado entre los

medios políticos desde el acceso al trono de don Juan Carlos. El Gabinete se reunió a las cinco y media de

la tarde y finalizó sus tareas a las 0.29 de la madrugada. La tensión de la espera se acentuó porque a la

extraordinaria duración del Consejo hay que unir las reuniones que diversos ministros mantuvieren a lo

largo de la mañana.

En el edificio de Castellana, 3, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, presidió una ponencia política

integrada por los ministros de Asuntos Exteriores, Justicia, Gobernación, Educación y Ciencia,

Información y Turismo y Obras Públicas.

Por otra parte, en Castellana, 5 —edificio contiguo en el que se alojan los servicios de la Dirección

General de Documentación y otros de Presidencia—, Alfonso Osorio, vicepresidente segundo, presidió la

ponencia económica integrada por los ministros de Hacienda, Comercio, Industria´y Agricultura.

Los observadores políticos destacaban la ausencia en estas dos reuniones de los ministros militares y del

secretario general del Movimiento, así como la de Enrique de la Mata, ministro de Relaciones Sindicales,

en la ponencia política, y la presencia en ésta del señor Calvo Sotelo, ministro de Obras Públicas.

Según Europa Press, buena parte de los miembros del Gobierno almorzaron en Presidencia y la misma

agencia informaba, a media tarde, citando fuentes bien informadas, que los ministros se encontraban muy

contentos con el contenido de la declaración, que, según esas fuentes, estaba redactada en términos muy

aperturistas.

La larga duración del Consejo hizo pensar que la declaración estaba sierido objeto de viva discusión en el

seno del Gabinete.

Los primeros ministros en abandonar el palacete de Castellana, 3, fueron, por este orden, los titulares

del Aire y del Ejército. A la una de la madrugada salió el vicepresidente primero, teniente general De

Santiago; a esa misma hora continuaban en el interior del edificio el presidente, señor Suárez, y los mi-

nistros de la Presidencia, Hacienda, Gobernación, Obras Públicas, Educación y Ciencia, Agricultura e

Información y Turismo.

A la una y veinticinco de la madrugada, el ministro de la Gobernación salía de la reunión del Gabinete y

manifestó, entre sonrisas: «Estoy muy optimista.»

A esa misma hora, los conductores de los coches oficiales que aún permanecían ante el edificio de

Presidencia fueron autorizados para marchar a cenar. La indicación que se les hizo, según Europa Press,

fue vuelvan dentro de un rato, cuando acaben de cenar.

A las dos y media de la madrugada abandonaron el edificio de Presidencia el señor Suárez, con semblante

cansado, pero sonriente, y los ministros de la Presidencia, Educación y Ciencia e Información y Turismo,

señores Osorio, Menéndez y Reguera Guajardo, respectivamente, que también se mostraban cansados.

Nombramientos

El «Boletín Oficial del Estado» de hoy, día 17 de julio, recoge varios nombramientos de altos

cargos de la Administración, acordados en el Consejo de Ministros, así como la creación de la

Subsecretaría General Técnica del presidente del Gobierno, para el que ha sido nombrado José Manuel

Otero Navas. El resto de los nombramientos son: subsecretario del despacho del presidente, Manuel Ortíz

Sánchez; jefe del Servicio de Documentación de la Presidencia del Gobierno, Andrés Cassiniello Pérez;

subsecretario de Asuntos Exteriores, Miguel Solano Aza; subsecretario de Agricultura, Jaime Lamo de

Espinosa; subsecretario de Justicia, Rafael Mendizábal Allende; vicesecretario general del Movimiento,

Eduardo Navarro Alvarez; secretario general técnico del Ministerio de Justicia, Miguel Herrero Miñón;

director general de Asuntos Consulares, Evaristo Ron Vi-las; delegado nacional de provincias, José Luis

Pérez Tahoces; secretario general técnico de la Secretaría General, Manuel Santaella López.

Otros puntos del programa

Elecciones generales antes del 30 de junio de 1977.

Someter a la decisión de la nación las cuestiones relativas a la reforma constitucional.

Garantías para el ejercicio de las libertades públicas y de expresión.

Diálogo con la oposición.

Aplicación de la Ley a los que atenten contra la libertad y el orden.

Reconocimiento de la diversidad dé pueblos integrados en la unidad indisoluble de España.

Voluntad de integración en las Comunidades Europeas.

Estímulo a la libre empresa y economía de mercado.

Expreso reconocimiento de las libertades sindicales.

Logro de una auténtica reconciliación nacional.

El Gobierno pedirá amnistía al Rey

 

< Volver