Consejo de Ministros. 
 En 1968 fue derogado el preámbulo  :   
 Solo quedó vigente el primer párrafo y el articulado. 
 Informaciones.    30/10/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

BN 1968 FUE DEROGADO EL PREÁMBULO

SOLO QUEDO VIGENTE EL PRIMER PÁRRAFO Y EL ARTICULADO

MADRID, 30 (INFORMACIONES).

POR decreto-ley 6/1968, de 6 de junio, se modificaba el preámbulo del decreto de 23 de junio de, 1937,

que suprimía el Estatuto y el concierto económico en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa.

El decreto üe .1968 a que fia ceñios referencia decía que se suprimía el preámbulo del anterior decreto, a

excepción de) primer párrafo del mismo.´Se guía, pues, en vigencia dicho primer párrafo y el articulado

EL DECRETO DE 1937

Reproducimos a continuación el decreto íntegro de Sala manca de 1937. Los párrafos que se publican en

tipografía más, pequeña son aquellos que fueron derogados en el decreto de 1968.

SALAMANCA. Queda supn mido el régimen economice preferente de Vizcaya y Guipúzcoa,

manteniéndose para Navarra y Álava, que se decía raron por el .Movimiento.

«El sistema concertado que en materia económica regia en lat provincias vascongadas entraña un notorio

privilegio con relación al resto üel territorio nacional, sujeto al régimen, común, no sólo por la amplísima

autonomía de que gozan en este res pccto las Diputaciones de dichas provincias, sino por el menor sa

crincio con que el contribuyente atiende en ellas a) levantamiento de las cargas públicas, tanto más

sensibles cuanto ¿e antiguo han sido manifiestas y frecuentes las evasiones de carácter fiscal, realizadas al

amparo de este sistema, ™ oeriuicio siempre del Estado. .. Olvidándose tmich,.siroos de los favorecidos

por el concierto de esta prodigalidad que les dispensó el Poder público, se alzaron en armas en Guipúzcoa

y Vizcaya contra el Movimiento Nacional iniciado el 17 de julio último, sin que los constantes

requerimientos realizados en nom bre de España para hacerles de sistir de su actitud lograsen el efecto

pretendido. No es, pues, admisible que subsista ese privi .legio sin agravio para, las restantes regiones

que, con entusiasmo y sacrificio sin límites, cooperan desde un principio a) triunfo del Ejército, y sin

mengua también de aquellas normas de elemental y obligada justicia en que ha de inspirarse el nuevo

Estado.

Mientras la singularidad de) régimen fiscal y administrativo sirvió en algunas provincias, co .mo en la

lealísima Navarra, para exaltar todavía más su sentimiento nacional y el fervor de su adhesión al común

designio de la Patria, en otras, por ci contrario, ha servido para realizar la más torpe política antíespañola,

circunstancia esta que, al resultar ahora hasta la saciedad comprobada, no ya aconseja, sino que

imperativamente obliga a poner término en ella a un sistema que utilizaran como instrumento para

producid daños tan graves.

Las mismas consideraciones .im ponen que el sistema-vigente en la actualidad en la provincia de Álava

continué subsistiendo, porque ella no participó en acto alguno de rebeldía y realizó, por el contrario,

aportaciones valiosísimas a la causa nacional, que no ¿pueden ni deben ser olvida-dasi eij estos

momentos.

Finalmente interesa hacer constar que al ´promulgar está ´disposición se tiene imny presente que.: tanto.en

Guipúzcoa como .en Viz c a y a existen españoles de ¿¿endraüü patriotismo, que antes y ahora sintieron

vivamente la causa de España, Reconocido y proclamado así, nadie, en definitiva, podrá afirmar con

fundamento que al equiparar unas provincias a la inmensa mayoría de las que integran la nación,

sometiéndolas a idéntico régimen tributario, no obstante ser notorias las diferencias en su manera de

proceder, es acto de mera represalia y no medida de estricta justicia.

En su virtud, disporigo.

Artículo 1.° Desde el uía primero de julio próximo, la gestión y la recaudación de todas las

contribuciones, rentas e impuestos ordinarios y extraordinarios del Estado se realizarán en las provincias

de Guipúzcoa y Vizcaya con arreglo al régimen común vigente y en la forma que establecen las

disposiciones de ¡a Hacienda Pública, que cons tituyen la norma general de la Administración nacional.

Queda, por tanto, sin efec to en aquellas provincias des de la indicada .fecha, él regí men concertado con

sus Diputaciones que en materia económica regia en la actualidad

Art 2º- .Los serví c i o s de carácter general que efectuaban las citadas Corporaciones en lugar del Estado,

y que de bah subsistir se cumplirá y costeará por éste, de igual manera que .viene haciéndolo en el resto

del territorio es pañol, sujeto a régimen ordinario.

Art. á.° Las obligaciones provinciales en Guipúzcoa *} Vizcaya serán atendidas • con los recursos de ese

carácter que la. legislación común reserva a las Diputaciones íii general

Art. 4." El Concierto Económico aprobado" por el de creto de 9 de junio dé 1925 y reglamentado por

el de 24 de diciembre .de 1926, subsis tira en toda su integridad pa ra la provincia de Álava, con tinuando

por tanto la Diputación de la misma investida, ¿e las facultades que aquél ¡a reconoce..

Art. 5.° Por la Junta Técni. ca del Estado se dictarán la* instrucciones necesarias paru el cumplimiento de

esta dis posición. El propio organismo fijará, de acuerdo con las Di putaciones interesadas las oportunas

normas encamina das a facilitar el tránsito .rif un régimen a otro.

Art. 6." Quedan derogada; todas las disposiciones, cual quiera que sea su carácter que´se opongan á las

contení das erí el presente decreto-ley

Dado :en Burgos, a 23´de Ju nio dé 1937; JSji consecuencia;, lo .que ano ,r.a se. ha derogado ^en el

Consejo, de,ministros de ayer es el resto ,dei..decreto >je 193,7, es ¡decir,, el .párrafo, inicial del

preámbulo y los seis artículos de que consta el decreto.

 

< Volver