Por la supresión del TOP y la jurisdicción castrense en materia de terrorismo. 
 Positiva reacción de la clase política y de la abogacía     
 
 Informaciones.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 38. 

POH LA SUPRESIÓN DEL T.O.P. Y LA JURISDICCÍON CASTRENSE EM MATERIA DE

TERRORISMO

POSITIVA REACCIÓN DE LA CLASE POLÍTICA Y DE LA ABOGACÍA

MADRID, 31 (INFORMACIONES).

LA decisión del Gobierno de suprimir el Tribunal de Orden Publico y retirar de la jurisdicción castrense

los delitos de terrorismo, ha sido unánimemente aplaudida por la clase política, que ven en estas medidas

un paso importante hacia la normalización en España. La misma impresión se recode entre los

responsables máximos de la abogada.

SEÑOR RUIZ-GIMENEZ:

«El mejor regalo de fía de año»

«El decreto que suprime el T.O.P. es, en .primer lugar, para los hombres de Derecho, el mejor regalo de

fin de año; lo habíamos pedido desde hace mucho tiempo, desde el congreso general de la Abogacía en

León. Lo habíamos repetido en muchas ocasiones tanto los abogados como los profesores de Derecho y

dirigentes de los partidos políticos. Era una exigencia elemental en el proceso de la constitución de un

Estado de Derecho, unidad de jurisdicciones, que todos los procedimientos judiciales estén en manos de

una sola Administración de Justicia, sin Tribunales especiales, sobre todo si la competencia de éstos se

refería a juzgar hechos de intencionalidad política. El decreto de hoy da satisfacción a esa vieja, pero

insoslayable, exigencia. Igualmente nos parece importante la reducción del ámbito de la jurisdicción

militar, que debe quedar ceñido a los delitos estrictamente militares, sin extensiones analógicas. Que el

Gobierna actual, bajo la inspiración del Rey y la dirección del presidente Suárez, lo haya realizado, nos

parece un gran titulo de honor para ello?, y creo que todos los juristas y todos los políticos de verdadero

espíritu democrático tenemos que agradecérselo y felicitarles por ello.

Con esta misma sinceridad quisiera tener una palabra especial en el día de hoy para el juez número uno

del Juzgado de Orden Publico, don Rafael Gómez Chaparro, por el gesto de noble independencia y de

sentido de equidad que ha tenido -esta mañana al conceder la libertad provisional a Santiago Carrillo y a

los otros siete procesados que con él estaban en Cara-banchel. Diría que ha sido un bello morir del

Juzgado de Orden Público.

SEÑOR JIMÉNEZ DE PARGA

«Un motivo de satisfacción»

«Creo que se trata de una decisión política importantísima y que recoge las peticiones qué venían

formulando con reiteración los juristas demócratas desde hace muchos años. El principio de la unidad de

jurisdicciones .es una de las piedras básicas del Estado de Derecho.

A, mi juicio, los Tribunales especiales son una herejía. La norma jurídica debe ser igual para todos y tiene

qué ser aplicada con criterios iguales a todos los ciudadanos.

Cualquier espéciali dad en este ámbito o se convierte en un privilegio o se torna en una discriminación

que perjudica a alguien. El principio general del Derecho establece una sola clase de jueces y

magistrados. Además, las jurisdicciones especiales generan una sentencia qué no es homologable con la

jurisprudencia de los otros Tribunales de Justicia. Esto se explica fácilmente si tenemos en cuenta los

sistemas establecidos para seleccionar los magistrados de estas jurisdicciones especiales, que son ellos

también especiales, es decir, miembros de la judicatura, que se distinguen por su manera de enfocar los

problemas y de resolverlos. No son hombres comunes, con ideas que sintonicen con las generales del país

en que actúan. Son personas que ven lo negro mas negro que la mayoría de los mortales, y el blanco, más

blanco.

Por todo ello, hay que buscar la unidad de jurisdicción nes con el fin de que se consiga una

administración de justicia de los pares, o sea, de personas semejantes a las que se sientan en el banquillo.

Es la idea del juez natural, del juez que vive el mismo ambiente, y que reacciona de forma análoga a

como lo hacen los destinatarios de sus resoluciones.

La práctica de las jurisdicciones especiales conduce a la perversión del ordenamiento jurídico. Los

acuerdos que .acaba de adoptar el Consejo de ministros inician el camino hacia la unidad de

jurisdicciones. Representan un motivo de satisfacción para todos los que confiamos en el poder judicial

independiente. Dentro de poco miraremos hacia atrás y veremos al T.O.P. en la larga y oscura noche de la

historia reciente.»

DON FRANCISCO FERNANDEZ ORDOÑEZ:

«Un paso más en el ordenamiento jurídico español»

«Me parece un paso más en elUcamjno de la normalización del ordenamiento jurídico español. No

conozco el alcance concreto de la medida, pero en todo caso la encuentro positiva.

La supresión de ciertas jurisdicciones excepcionales ha sido un deseo fuertemente manifestado desde hace

mucho tiempo no sólp en el ámbito de las organizaciones políticas, sino en íá propia profesión de la

abogacía.

Como miembro perteneciente en excedencia a la carrera fiscal, me alegró dé esta decisión.»

DON CARLOS OLLERO:

«Antigua aspiración de la oposición democrática»

«Opino que está en la línea de la política anunciada mr el Gobierno de unificación de jurisdicciones que, a

su vez, constituía desde hace tiempo una aspiración de la oposición democrática. En definitiva, es un paso

importante en el proceso de democratización real del país.»

DON ANTONIO HERNÁNDEZ GIL:

«Responde a un ideal sin fronteras de los hombres del Derecho»

«La unidad jurisdiccional es un postulado básico del Estado de derecho. La igualdad ante la ley,

presupuesto necesario para la ordenada convivencia, exige que la jurisdicción se ejerza por un poder

judicial independiente, unitariamen t e configurado y establecido que atraiga hacia sí la función

dispensadora de la justicia, sin otras excepciones que las constitutivamente impuestas por la jurisdicción

militar y la eclesiástica : en sus ámbitos propios y estrictos. Los decre-tos-leyes aprobados en, el último

Consejo de ministros refrendan esa directriz. El jurista, y "especialmente el abogado, siempre sensible a la

garantía de la defensa, habrá de recibir tales disposiciones con singular satisfacción en cuanto responden a

un ideal sin fronteras, compartido por todos los hombres de derecho.»

SEÑOR SÁNCHEZ AGESTA: «Paso más Que positivo» «Es un paso más que positivo en el orden de la

unidad y de la jurisdicción. Era algo que se esperaba desde hace tiempo, con una consecuencia del

propósito de establecer un Estado de derecho lo más perfecto posible.»

DON RAFAEL PÉREZ ESCOLAR: «No basta para lograr una auténtica independencia judicial»

«La unidad jurisdiccional es requisito indispensable para la existencia de un verdadero estado de derecho,

en consecuencia me parece un acierto considerable. Suprimir las jurisdicciones especiales devolviendo la

competencia al juez natural, es decir, a la jurisdicción ordinaria. De todas suertes y siendo un gran paso el

que parece que ha de darse al suprimir las jurisdicciones especiales esto sólo no basta para lograr una au-

téntica independencia judicial. Se requiere la dotación de los medios adecuados —personal, locales,

medios instrumentales de diverso ^orden— para que jueces y fiscales puedan cumplir adecuada: mente la

extensa misión que les incumbe.»

DON ANTONIO RATO: «Favorece a la sociedad entera»

«La desaparición de la jurisdicción especial de orden público no sólo favorece a los reos de delitos

políticos, sino a la sociedad entera por ser un avance importantísimo hacia la unidad jurisdiccional. Creo

que también puede suscitar esperanzas de que pronto desaparecerán los propios delitos políticos. El

desligamiento de la jurisdicción marcial del enjuiciamiento de delitos que no son típicamente militares, ha

de contribuir a la imagen de un ejército profesional al servicio de la soberanía de la Patria y al margen de

las vicisitudes políticas.»

DON ENRIQUE TIERNO GALVÁN:

"Una decisión que no merece más que elogios» f«A mi juicio, es una decisión que no merece más que

elogios. Hace mucho tiempo que estamos luchando por la unidad jurisdiccional, que ha constituido una

reivindicación constante de los demócratas. El Tribunal de Orden Público era, a mi modo de ver, una

prolongación del poder ejecutivo y una limitación intolerable de la independencia del poder judicial. No

sólo se ha tenido un acierto jurídico y político, sino que se ha puesto una cortapisa importante a la

represión política tradicional.»

DON ANTONIO PEDROL

(decano del .Colegio de Abogados):

«Considero positivas las medidas»

«Siempre me he pronunciado en favor de la supresión del Tribunal de Orden Público, con lo cual he

seguido la línea del pensamiento común de la profesión que represento. Personalmente, desde 1963 he

venido desarrollando una campaña pública en favor de la unidad jurisdiccional y de la necesidad del

deslinde de competencias .entre, la jurisdicción ordinaria y la, jurisdicción castrense, que liberase a los

órganos judiciales de esta última del conocimiento de muchos asuntos no ligados estrictamente con la

actividad militar.

Por todo lo expuesto, considero positivas las medidas anunciadas esta noche en\ la televisión por el señor

ministro, aun que. naturalmente, para formarme,un juicio completo y definitivo de su alcance, necesito

conocer los textos aprobados.»

 

< Volver