Consejo de Ministros. 
 García Valdés: La pena no debe tener sentido de venganza     
 
 Informaciones.    31/03/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

García Valdés: «La pena no debe tenter sentido dfe venganza»

MADRID, 31 (INFORMACIONES).

T OS principales problemas de las prisiones españolas son -": de cambia dé mentalidad, ya, que la pena

no debe tener sentido^ de retribución ni de venganza, Ha declarado don Carlos- García,Valdés, nuevo

director general de Instituciones Penitenciarias:

El nuevo director general ha dedicado toda su vida profesional a la lucha por mejorar el status de presos y

a combatir la pena de muerte. A este respecto hay que destacar la magnífica acogida que ha tenido su

nombramiento entre las asociaciones de familiares y amigos de presos, y en los. medios de abogados

penalistas, que han considerado a don Carlos García Valdés la persona idónea para este cargo por su

trayectoria política democrática y su honestidad y preparación sobre temas penales. Miembros del

despacho penalista del marqués de Monasterio han precisado que cuenta con su apoyo y que con él se

pueden conseguir avances, siempre que no se le pongan obstáculos en el Ministerio de Justicia.

En´ unas declaraciones a la agencia Europa Press el nuevo director general ha dicho:

«La sensación es de enorme responsabilidad, por´ encima de todo. Sin ningún tipo de desfallecimiento,

estoy dispuesto a afrontar esa responsabilidad.

Durante un mes y medio estaré en actitud receptiva: escuchar a todos, ver todo, y cuando pase ese tiempo,

tomar las decisiones.

En estos momentos deseo destacar el recuerdo a la labor de Jesús Haddad y la solemne promesa de que la

linea de reforma emprendida se va a continuar y a acrecentar, y la preocupación por dignificar sociat y

económicamente a los funcionarios de los Cuerpos penitenciarios.

También quiero pedir la colaboración de todos, porque la necesito, y estar abierto a todo y a todos,

especialmente a los medios de comunicación," y entregarnie al trabajo al cien por cien, como siempre.

Quiero´dejar patente y claro mi absoluta independencia política. El director general no es un hombre de

partido, sino un técnico, especialista eri el sistema penitenciarlo.

Los actuales problemas que se plantean con mayor-urgencia son tos relacionados co» la! ley general

Penitenciaria y los funcionarios. Espero que esa ley esté terminada para el,próximo 15 de mayo, que fue

la promesa de Jesús Haddad. Intentaré cumplir el plazo.

De la ley general Penitenciaria ya van redactados el grupo primero (establecimientos) y el segundo

(tratamiento), y falta sor redactar los relativos a régimen, trabajo penitenciario, funcionarios y asistencia

pospenitenciaria.

Respecto de los funcionarlos de los Cuerpos de prisiones> como he dicho, me preocupa la dignificación,

social y económica ´de la función. Para mi, empezamos a partir de ahora: lo que para mí va a contar es

cómo se va a apli« car, a partir de ahora, la reforma penitenciaria.

También considero importantes las relaciones abogados-establecimientos penitenciarios, para lo cual pido

la colaboración de los Colegios de Abogados. Me gustaría te colaboración con la Magistratura, en

términos que ahora no tengo concretados.»

 

< Volver