Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   La izquierda se pelea     
 
 Informaciones.    18/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA IZQUIERDA SE PELEA

Por Abel HERNÁNDEZ

LOS dirigentes de los dos principales sindicatos del país, Nicolás Redondo U.G.T.) >• Marcelino

Camacho (CC.OO.), dieron anoche m TVE. el recital de las discrepancias. Después de escucharles,

muchos trabajadores decidirían legnnunente no afiliarse a ninguna central sindical o bascar otros

sindicatos menos partidistas. Dio la impresión de que Unto los comunistas como los socialistas van • lo

suyo: el control del poder obrero. Ks la lucha por la hegemonía en las fábricas. Está claro que es

imposible que las norman provisionales del Gobierno para Us elecciones sindicales satisfagan a todos. Y

también est:i claro que hace falta un gran sindicato libre e Independiente, que no sea correa de

transmisión de ningún partida. 1.a unidad sindical está lejana. Los actuales sindicatos no tienen autoridad

sobre los trabajadores. Los movimientos asamblearios y las huelgas salvajes son una verdadera amenaza,

como demuestran hoy los aeropuertos cerrados de nuevo.

Esa misma lucha sorda entre comunistas y socialistas se desarrolla estos días en Estados Unidos. Carrillo

acaba de declarar que aspira a Incorporar al P.C.E. al sector más Izquierdista del P.S.O.E., mientras dice

adiós al leninismo y proclama el socialismo democrático. Felipe Gonzalez, entretanto, pone de relieve la

contradicción Interna del eurocomunismo. El dirigente socialista se esfuerim por tranquilizar a los

Inversores norteamericanos en España y no rede a las presiones de Washington par» que flexlbilice su

actitud ante el eventual Ingreso de España en la O.T.A.N,

Tanto Carrillo como González aceptan tácita y explícitamente la Monarquía. Y en esto sí qne ha habido

pacto con Suárez Medios muy cercano» al presidente aseguran que éste ha hecho concesiones a los

partidos de Izquierda en los recientes´ «acuerdos de la Moncloa», con tal de salvar la Monarquía en la

Constitución. La congelación hacia ahora de las elecciones municipales, según medios fidedignos,

obedece al propósito de evitar el riesgo de que un triunfo de los marxistas, coloreado d« republicanismo,

hiciera reconsiderar el texto constitucional, aprobado ya en primera lectura con el reconocimiento

explícito de la Corona. El Rey Juan Carlos, por cierto, ekta recibiendo en Bruselas, capital de Europa, el

mis entusiasta respaldo Internacional. Así, pues, a pesar de Us presiones de estos días, existo el propósito

de celebrar la* elecciones municipales después de que el pueblo refrende 1a Constitución.

INFORMACIONES

 

< Volver