Autor: Apostua, Luis. 
   La segunda demagogia     
 
 Ya.    18/11/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

YA - Pag. 10

JORNADA ESPAÑOLA

La segunda demagogia

TAMBIEN hay demagogia en los empresarioS; esto no es un patrimonio de los sindicatos y partidos

de Izquierda. Hay ocho millones de votantes potenciales si se atienden los intereses de la pequeña

empresa, y el vicepresidente de la CEOE, señior Rodríguez Sahagún, se ha lanzado a su captura.

Actividad perfectamente lícita, que para eso estamos o pretendemos estar, en una democracia. Pero hay

ciertas barreras que conviene traspasar con cuidado.

El señor Rodríguez Sahagún ha pronunciado-en el Club Siglo XXI-una conferencia importante y

moderada; pero cuando habla en provincias, como hizo la pasada semana en Logroño, manifiesta una

posición política virtualmente inscrita en los más derechistas planteamientos de la Alianza Popular de

tiempos de las elecciones. Con eso los empresarios "se calientan" de la misma forma que los obreros

"son calentados" por los demagogos de la izquierda.

Un ejemplo de su demagogia hacia los empresarios en su planteamiento de la financiación de la

Seguridad Social. De hecho, ha costado un triunfo que la participación del Estado sube del 3 al 8 por 100;

el nivel europeo está en torno al veinte. El conferenciante propone que esta participación suba al 88 por

100, cifra verdaderamente utópica en las presentes circunstancias, pero que a los oídos de los

empresarios suena a música celestial, igual que cuando la izquierda exige pleno empleo, fijeza de plantilla

y altos salarios, condiciones absolutamente imposibles de cumplir tanto en la economía de mercado

como en la socialista. Esta produce pleno empleo, pero a salarios bajísimos; el libre mercado da altos

salarios, pero no garantiza la fijeza del empleo. Si queremos salvar el país, hablemos con exquisita

prudencia. Please. que diría Paco Umbral.

Ahora bien, si tenemos en cuenta que el señor Rodríguez Sahagún es hombre de gran vocación política y

que su próximo planteamiento pudiera ser un partido de corte "poujadista", esta actitud es lógica y le ser

muy rentable; pero no desde nuna óptica puramente empresarial, ajena a partidismos estrictamente

electorales.

LAS elecciones le han salido baratas al Estado. (No a los partidos, los cuales están todos entrampados

hasta las cejans, incluso los vencedores.) Según las cuentas, han sobrado casi setecientos millones del

crédito previsto. Esto es para que se vea que las abstenciones, tan perjudiciales en política, pueden ser

buenas a la hora de la caja.

Luis APOSTUA

 

< Volver