Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   En el filo de la navaja     
 
 Informaciones.    05/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

En el filo de la navaja

Por Abel Fernandez

SUAREZ está haciendo de táctico desde el Gobierno £7 en vez de hacer de estratega desde el partido»,

nos dice un destarado miembro de U.C.D, pañi quien, sin embarco, el actual primer ministro es

insustituible. En esto parece que hay consenso tanto en el partido gubernamental como en los partidos de

la oposición.

Algunos de sus hombrea de confianza han aconsejado al primer ministro que procure no quemarse con la

negociación económica. Pero el señor Suárez está dispuesto a bajar * la plaza y .(matar al toro, aunque

sea de un bajonazo». Para alguno de sus colaboradores más cercanos, «el riesgo está en que quiera ser el

héroe de la fiesta».

Parece que hacia eso va. El va a asumir el «paquete económico» y lo va a presentar personalmente ante

las Cortes. El está intentando negociarlo antes con todas las fuerzas políticas, hasta lograr un verdadero%

consenso. Antes tiene que torear en su propia casa. En el Gobierno no hay precisamente unanimidades al

respecto y la batalla en el Consejo de ministros puede ser dura. El problema está en que no pasaría nada, o

casi nada., con que se quemara en el empeño el equipo eco* nómlco que preside el profesor Fuentes, pero

sería muy peligroso que se quemara el actual presidente. Algunos ya están buscando el repuesto con

candil. Algunas malas lenguas llegan a insinuar que es una trampa tendida a Suárez desde dentro por

algunos que aspiran a sentarse en su sillón.

Pero hay más. No llevar a cabo ahora un drástico plan de estabilización económica (un verdadero plan de

excepción en materia económica) puede acarrear la bancarrota nacional. Hacer un plan de estabilización

ahora, con las municipales a la vista >¿o no están a la vista? \ es dar más bazas a la izquierda. El

presidente le mueve en el filo de la navaja.

Y por si fueran pocos estos quebraderos de cabeza (oon la angustia llegando a poderosos Bancos, con las

grandes industrias de bienes de equipo pidiendo socorro ayer mismo en la Moncloa, etc.), en amplios

sectores de la U.C.D. se pone ahora en cuestión a dos personaje* claves: el vicepresidente político y

hombre de la confianza del presidente, señor Abril, y el presidente del Congreso de Diputados, señor

Alvarez de Miranda. Envolviéndolo todo, en el seno de la U.C.D. no se ha logrado aún superar la

dialéctica franquismo-antifranquismo, a pesar de ser este uno de los objetivos principales de U unión,

seguramente el más noble de todos. Este mes de octubre va a ser decisivo.

 

< Volver