Iñigo de Oriol, secretario del Consejo del Reino     
 
 Diario 16.    19/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Iñigo de Oriol, secretario del Consejo del Reino

MADRID, 19 (D16)._ Los consejeros del Reino eligieron ayer a su compañero más joven, Iñigo de Oriol,

de cuarenta y un años, secretario del Consejo, función que ya desempeñaba desde el nombramiento del

anterior, Enrique de la Mata, como ministro de Relaciones Sindicales.

El Consejo del Reino, presidido por su titular Fernández - Miranda, se reunió de doce a dos de la tarde.

Asistieron sus quince miembros actuales.

Se cree que el presidente del Consejo coavocará pronto elecciones para cubrir las dos vacantes producidas

en el organismo por el cese de Ángel González Alvarez como rector de la Universidad Complutense de

Madrid y por sí asesinato del presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Juan María Araluce,

De los posibles candidatos a estos puestos, el rector de la Complutense, Ángel Vián Ortuño, supedita su

presentación al acuerdo de la Junta de Gobierno de su Universidad, que se reúne hoy, y el presidente de la

Diputación de Segovia, Julio Nieves, del Grupo Parlamentario Regionalista, no se ha decidido aún, según

declaraciones a la agencia ILogos.

Los Oriol

El secretario electo del Consejo del Reino, Iñigo de Oriol, procurador en Cortes por las Cámaras de

Comercio y consejero del Reino por el grupo de representantes de Asociaciones, Colegios y Cámaras, es

miembro de Unión Nacional Española, integrada en Alianza Popular, como su tío, Antonio María de

Oriol, también consejero del Reino y presidente del Consejo da Estado.

Otro miembro de la familia, Miguel Primo de Rivera, casado con una Oriol, es igualmente consejero del

Reino, El Consejo del Reino, que asesora al Rey en temas como el nombramiento del jefe del Gobierno o

la convocatoria de referéndum no preceptivo, tiene el mismo presidente que el de las Cortes y dieciséis

vocales, de los que dos -el jefe del Alio Estado Mayor y el teniente general más antiguo en activo de los

tres Ejércitos— pueden no ser procuradores en Cortes.

 

< Volver