La democracia formal, único camino pacífico para avanzar hacia la convivencia, según Ruiz Giménez  :   
 Conferencia de don Joaquín Ruiz Giménez en el Club Siglo XXI. 
 Ya.    15/11/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Pág. 15 - YA

La "democracia formal", único camino pacifico para avanzar hacia la convivencia, según Ruiz-Giménez

Conferencia de don Joaquín Ruiz-Giménez en el Club Siglo XXI

"El momento de España es el de abrirse hacia una democracia social avanzada en que se logre una síntesis

creadora de esos tres valores esenciales en la vida humana - valores profundamente cristianos - que son la

libertad, la igualdad y la cooperación para la paz. En este aspecto, la democracia es camino de esperanza,

una esperanza histórica que sería demencial destruir. Una esperanza histórica a la que los cristianas deben

prestar su máxima ilusión y entrega añadiendo simplemente la última dimensión - el examen en el amor -

que trasciende a la política y a la historia", ha dicho el ex ministro don Joaquín Ruiz-Giménez Cortés en

el transcurso de la conferencia que sobre el tema "Derechos humanos y estructuras socioeconómicas en

un, régimen constitucioría demencial destruir. Una espera tarde en el Club Siglo XXI.

Hizo la presentación del conferenciante el también ex ministro don Alfonso Osorio García y al acto

asistieron, entre otras personalidades, lo ex ministros señores Garicano Goñi y Fernández Sordo.

OBSTÁCULOS HISTÓRICOS

El conferenciante afirmó que para lograr esa libertad, igualdad y solidaridad participativa es preciso

superar fuertes obstáculos históricos, y señaló principalmente estos tres: el concepto abusivo de la

propiedad privada, con olvido de su dimensión esencialmente social; el concepto de la autoridad (y, por

tanto, de la democracia), concebida más como poder que como servicio compartido, y el concepto de la

educación cuando se enfoca parcial y sectariamente, bajo el influjo de una u otra ideología.

UNA CONSTITUCIÓN INTEGRADORA

El señor Ruiz-Giménez se refirió al momento actual de España, en búsqueda de una constitución

integradora, plenamente humana, digna de esta etapa final del siglo XX y cara a la nueva sociedad del

siglo XXI. Señaló, como hecho sociológicamente comprobable, que España es un "pueblo joven" que

quiere vivir; pero vivir en plenitud es vivir en condiciones materiales y culturales equivalente, en un

esfuerzo hacia una mayor igualdad posible. Vivir es gozar de libertad creadora, crítica y proyectiva en

todos los campos y niveles, una libertad responsable que es a la vez derecho y deber. Finalmente, vivir en

plenitud es contribuir a instaurar una paz auténtica, en una solidaridad dinámica y participativa.

Estas aspiraciones obligan a todos a contribuir a que en la Constitución que se prepara queden aseguradas

estos dos dimensiones:

* Asunción de todas las libertades y derechos humanos que llamaríamos clásicos. Por encima de

todas las críticas, la "democracia formal" es en España el único camino pacífico para avanzar hacia

un nuevo modelo de convivencia.

* La Constitución debe garantizar también los derechos socioeconómicos y socioculturales que ya

están declarados en los pactos internacionales y en otras constituciones, socialistas o no; pero, además,

debe ser una Constitución flexible que admita ulteriores avances en lo que concierne al régimen de

la propiedad y de la empresa, al régimen de la educación y al régimen de la autoridad en

todos los niveles comunitarios.

El señor Ruiz-Giménez confía en que liberales y socialistas ahonden en un compromiso para que esa vía

quede abierta no sólo como garantía eficaz de libertades, sino también de cooperación y de paz social.

 

< Volver