Autor: Apostua, Luis. 
   La encrucijada     
 
 Ya.    04/10/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

JORNADA ESPAÑOLA

LA ENCRUCIJADA

ESTAMOS ante la demanda crucial de esta primerísima etapa de la democracia, cuya vida guarde Dios

muchos años. Esa demanda crucial es la amnistía. El tema ha de ser considerado fundamentalmente bajo

estos cuatro puntos:

PRIMERO: Valor del voto que obtenga la ley. Por la especial característica de esta operación -superadora

de cuarenta años de lucha-, esa amnistía es completamente distinta si sale del Congreso aprobada por

una mayoría aplastante o bien si sale por un exiguo margen de votos. Da igual cual sea el proyecto

triunfador, el del PSOE o el de UCD; la exigencia de un amplio consenso es sustancial. Por eso el ideal

de la operación sería este amplio consenso de las fuerzas democráticas; es una operación en la que, según

mis noticias, se empezó a trabajar en la misma tarde del domingo.

SEGUNDO: La amnistía tiene que ser de doble dirección. Izquierdas y derechas tienen muchas cosas de

que olvídame reciprocamente. No en válida ni la amnistía "en plan vencedor" ni la de un supuesto

vencido. La edificación de la democracia en una tarea que debe borrar esas fronteras y trazar otras

nuevas, que son las de demócratas frente a no demócrata*.

TERCERO: Esta amnistía tiene que ser una operación definitiva. La seguridad jurídica más elemental

exige que la excepcionalldad termine cuanto antes.

CUARTO: Aunque el instrumento para impulsar esta ley sean los partidos políticos, esto es una

operación de Estado, no de partido. En consecuencia es indispensable que unos y otros miren por encima

de sus propios intereses electorales para conseguir una fórmula de concordia útil. Pensar en una amnistía

sin un espíritu de concordia previo entre los partidos será peligrosa utopía.

LA comparación de los textos presentados en la Mesa del Congreso hace ver importantes diferencias en

los puntos de partida. El proyecto original PSOE está dictado, como es lógico, por los supuestos de la

campaña electoral. El proyecto UCD, con igual lógica, se fundamenta en la responsabilidad y en las

limitaciones de quien ejerce -en la medida que puede- el Gobierno. Son irreconciliables una y otra

opción? Objetivamente hay puntos comunes, entre ellos el muy importante de la fecha 15 de junio, así

como un verdadero espíritu generoso en ambas. Pero tenemos dos puntos difíciles de negociar los

militares y la llamada amnistía laboral. Pero aun en estos puntos de divergencia puede haber -y el

público lo agradecerá- soluciones intermedias.

Luis APOSTUA

 

< Volver