El voto católico     
 
 Arriba.    03/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

EL VOTO CATÓLICO

«En España no ha sido posible (¡gracias a dios!) la supremacía de ningún partido católico. Los católicos

se han dispersado por toda te geografía de las opciones electorales, dando muestras de haber

comprendido algo fundamental del mensaje cristiano: «Cristo nos ha liberado para ser

verdaderamente libres» (San Pablo). Esta dispersión política de los católicos le ayuda a la Iglesia a

superar una de las grandes tentaciones mesiánicas: la del poder. Una Iglesia que no puede convocar a sus

fieles bajo el mismo signo político, mal puede ofrecer una alternativa de poder frente a los grupos

poderosos que irán surgiendo a lo largo de la lucha democrática que estamos iniciando. Sin embargo, yo

no las tengo todas conmigo. Ciertamente, el nacionalcatolicismo ha muerto y ha quedado sepultado para

siempre. Pero no está escrito en ninguna parte que pueda surgir una nueva tentación de poder para la

Iglesia bajo formas nuevas y sutiles.»

(José María González Ruiz. a «Sábado Gráfico».)

 

< Volver