Acto de la Federación Demócrata Cristiana en Madrid  :   
 Propugna un profundo cambio de estructuras, sin alteraciones del orden público. 
 Hoja del Lunes.    25/04/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

PAGINA 12

25 de abril de 1977

ACTO DE LA FEDERACIÓN DEMÓCRATA CRISTIANA

EN MADRID

Propugna un profundo cambio de estructuras, sin alteraciones del orden público

MADRID. (Cifra.) - "La democracia cristiana propugna profundas transformaciones de las estructuras

económico-sociales, pero sin alteraciones del orden público, entendido éste no sólo como paz en la calle,

sino también como ausencia de corrupciones y postergaciones", dijo el dirigente de Izquierda

Democrática, Jaime Cortezo.

Cerró con sus palabras un mitin que la Federación Demócrata Cristiana celebró en la mañana de ayer en

un teatro madrileño al que asistieron unas trescientas cincuenta personas y en el que intervinieron también

Eugenio Nasarre, Delia Rivero y Julián Martínez de la Sierra.

Tras la presentación por éste de los demás oradores, Eugenio Nasarre habló de la situación de Madrid, sus

problemas de deshumanización, urbanísticas y de crecimiento.

Dijo que la democracia cristiana propugna una nueva articulación y autonomía del poder municipal que

incluya la elección por los ciudadanos de los cargos rectores de los municipios y una nueva carta

municipal para Madrid, con la mancomunidad de ayuntamientos y la potenciación de las juntas de

distrito.

Habló de la defensa del casco antiguo, de la ordenación de los nuevos barrios y de la creación y mejor

distribución de los espacios verdes.

LA MUJER, EN LA SOCIEDAD

Delia Rivero criticó la situación de la mujer, inmersa en una sociedad dominada por el hombre y con

leyes discriminatorias. Propugnó un orden social nacido de la armonía y no de la coerción.

Finalmente, Jaime Cortezo habló del papel de la democracia cristiana ante las elecciones.

Dijo que las próximas Cortes han de ser constituyentes y apuntó que la Federación Democrática Cristiana

no es confesional, aunque sus militantes y rectores sean católicos en su mayoría.

Abogó porque se llegue a las elecciones sin desórdenes y dijo que aunque no sean legalizados

determinarlos partidos, la democracia cristiana irá a las elecciones, porque según las últimas encuestas

serias esos partidos no obtendrán más del 2 por 100 de los votos. También dijo que Alianza Popular es el

principal adversario y que esta agrupación política no quiere cambiar nada.

 

< Volver