Según la Comisión Nacional de la UDC. 
 Es preciso un esfuerzo de integración     
 
 Arriba.    29/03/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Según la Comisión Nacional de la UDC

ES PRECISO UN ESFUERZO DE INTEGRACIÓN

Reunida en Madrid la Comisión Nacional de la Unión Demócrata Cristiana, se han adoptado diversos

acuerdos de orden interno, según una nota facilitada por la UDC, entre los que cabe destacar el

reforzamiento de su organización, al tiempo que se pretende dar a conocer, por todos los medios al

alcance, la significación y personalidad propias de este partido.

La nota señala que: «Por lo que se refiere a una eventual participación en las elecciones, se acuerda

posponer toda decisión sobre las candidaturas en diversas provincias a la convocatoria oficial de aquellas.

En marzo de 1976, hace ahora un año, y en Soria, la UDC aprobó también una declaración proponiendo a

los grupos políticos democráticos moderados la inmediata estructuración de un centro electoral lo más

amplio posible, que, para ser viable, debería tener como eje a un bloque demócrata cristiano importante.

Los intentos hechos hasta ahora para montar ese centro parecen faltos de consistencia suficiente, quizá

por no tener una coherente y firme basa demócrata cristiana.

La construcción de un gran partido demócrata cristiano que las circunstancias exigen —añade la nota—

es tarea difícil o imposible en el corto margen de tiempo hasta las elecciones, y sin que previamente se

convocase un congreso constituyente con presencia de las bases de todos los grupos y tendencias de esta

ideología. Como solución intermedia y perfectamente posible a corto plazo cabe la fórmula confedreativa

que, uniendo de hecho a los grupos existentes, les permitiría una mayor operatividad en su organización y

funcionamiento para una eficaz solución electoral.

Es notorio que se están haciendo loables esfuerzos por parte de algunos grupos afines para llegar a la

constitución de organizaciones más amplias, que reduzcan el espectro de grupos existentes. La UDC ve

con simpatía esos esfuerzos, pero teme que, una vez más, pueda fracasar el objetivo común, no tanto por

quererse acelerar el proceso integrador como por un enfoque partidista o personalista que conduzca a

exclusiones o discriminaciones de grupos o sectores auténticamente demócrata-cristianos.

Las circunstancias exigen —finaliza el comunicado— un esfuerzo de integración, pues sólo asi se evitará

el actual panorama de desconcierto de la familia demócrata-cristiana. La UDC requiere formalmente a los

grupos de esta ideología para que, siendo intérpretes fieles del espíritu de unidad que a sus respectivas

bases anima, se autoconvoque a unas conversaciones de "mesa redonda´´, de representantes de todos ellos,

a fin de encontrar la fórmula de unión necesaria en estos momentos.»

 

< Volver