El señor Ruiz-Giménez lo anuncia en Barcelona. 
 El domingo se firma el pacto electoral de la Democracia Cristiana     
 
 Informaciones.    23/03/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

EL SEÑOR RUIZ-GIMENEZ LO ANUNCIA EN BARCELONA

El domingo se firma el pacto electoral de la Democracia Cristiana

BARCELONA, 23 (Resumen de agencias).

EL próximo domingo tendrá lugar la firma del pacto electoral entre Izquierda Democrática, Federación

Popular Democrática y Partido Popular Demócrata Cristiano, que presentarán candidaturas conjuntas en

las próximas elecciones, según manifestó anoche en Barcelona, durante una rueda de Prensa, el dirigente

de I. D. don Joaquín Ruiz-Giménez.

En este sentido, los comités ejecutivos de la Federación Popular Democrática (F.P.D.), que encabeza don

José María Gil-Robles y Gil-Delgado, y de Izquierda Democrática (I.D.). que preside don Joaquín Ruiz-

Giménez, se reunirán el próximo domingo, a las 12 de la mañana, en el Colegio Mayor San Pablo, con el

fin de formar un pacto de «federación integrativa».

En definitiva, se trata de acordar, de cara a las elecciones, la federación de ambos partidos con el

compromiso de que, tras los comicios, serán convocados los respectivos congresos con el fin de llegar a la

integración.

En la mencionada rueda de Prensa, el señor Ruiz-Giménez indicó que, en su opinión, «no hay una

correlación presidente Suárez - Centro Democrático. Nosotros —agregó— veríamos lógico que Suárez se

presentara a las elecciones como independiente, pero no entenderíamos que lo hiciera al frente de algún

partido o coalición, ya que como presidente que es, no debe ser beligerante en la contienda electoral».

Señaló también que no cree que la Iglesia intervenga en las elecciones, y afirmó que el «Centro

Democrático podía haber sido un movimiento mucho mas amplio y estructurado, pero el proceso de su

constitución entiendo que ha sido precipitado: aunque de todas formas creo que restará votos a Alianza

Popular». En cualquier caso, queda un espacio entre el Centro Democrático y los sectores marxistas, «que

es el que puede ocupar la Democracia Cristiana».

Refiriéndose a su actuación personal, el señor Ruiz-Giménez afirnió haber actuado «como catalizador» de

la unidad de la D. C. «tras el noble gesto de la dimisión de don José María Gil-Robles». «Las

consecuencias dijo- son que la F.P.D. e I.O. se integrarán, federativamente, con órganos comunes junto al

Partido Popular Demócrata Cristiano. Nos presentaremos a las elecciones de manera unida bajo el nombre

provisional de Federación Democrática Cristiana.»

Por último, el señor Ruiz-Giménez indicó que «las graves crisis por las que atraviesa Europa favorecen

los movimientos socialistas», aludiendo a lo sucedido en las elecciones municipales francesas, pero que,

en su opinión «el signo de Europa apunta hacia formas de socialismo democrático, no dictatorial», y

aseguró que en las elecciones nos jugamos tener o no una Constitución democrática y no problemas

específicos, como divorcio o aborto».

• LA NUEVA ALIANZA SE LLAMA FEDERACIÓN DEMOCRÁTICA CRISTIANA

• PARTICIPAN IZQUIERDA DEMOCRÁTICA, FEDERACIÓN POPULAR DEMOCRÁTICA Y

PARTIDO POPULAR DEMÓCRATA CRISTIANO

POR UNA CONSTITUCIÓN DEMOCRÁTICA

Posteriormente, don Joaquín Ruiz-Giménez pronunció, en la sala de actos del Club Mundo, una

conferencia sobre el tema «El reto de las elecciones». Junto a él figuraban en la mesa presidencial don

Sebastián Auger, presidente del Grupo Mundo, y Miquel Coll i Alentorn, de Unió Democrática de

Catalunya.

El señor Ruiz-Giménez dijo, al comienzo de su intervención, que «es preciso lograr el pleno ejercicio de

las libértades democráticas desde ahora a las elecciones, y que de éstas resulten unas Cortes

Constituyentes que elaboren una Constitución democrática. Aunque desde la instauración del segundo

Gobierno de la Monarquía se han dado muchos pasos adelante, todavía queda mucho camino por recorrer

para llegar a las elecciones en unas condiciones óptimas de libertad».

Tras señalar que «la libertad es indivisible y sólo aceptamos las libertades si son para todos», dijo que

«desde siempre hemos defendido la necesidad de que todos los partidos sean legalizados». También se

mostró contrario a que sea el Tribunal Supremo el que tenga que decidir sobre dicha legalización, y

expresó su opinión de que «el Eurocomunismo es positivo».

Más adelante manifestó que «el Estado unitario y centralista que hemos heredado está en crisis, porque no

ha podido resolver el problema de las nacionalidades, que únicamente puede ser solventado mediante una

fórmula federal. Esto —agregó— es lo que defenderemos en las elecciones, por considerarlo

imprescindible para la existencia en España de un Estado democrático».

Por último, el conferenciante indicó que «es preciso que superemos la violencia y la dicotomía entre

vencedores y vencidos. La violencia —añadió- sólo llevaría al sector más reaccionario a presionar al

Ejército para una interferencia indebida de éste». En el transcurso del coloquio que siguió a la

conferencia, don Joaquín Ruiz-Giménez anunció que I.P. «está en negociaciones con los socialistas para

elaborar un proyecto conjunto de Constitución Democrática».

LA D.C. CUBRE ETAPAS

«Intentamos cubrir etapas lo más rápidamente posible. El primer paso es la integración entre la

Federación Popular Democrática, Izquierda Democrática y el Partido Popular Demócrata Cristiano; se ha

distribuido entre los tres partidos un proyecto de documento-base para la expresada integración. Teniendo

en cuenta, que para llegar a una" fusión total sería necesaria la convocatoria de los congresos de cada uno

de los partidos y de un Congreso Constituyente de todos juntos. Como eso ya no hay materialmente

tiempo de hacerlo, en pleno periodo electoral y antes de las elecciones, los partidos referidos tomarían ya

el acuerdo desde este momento de convocar congresos para un momento inmediatamente posterior a las

elecciones; pero desde este instante quedarían constituidos unos órganos comunes de carácter transitorio o

provisional que rigieran la vida de los tres partidos integrados hasta la ratificación o las modificaciones

pertinentes en dicho congreso después de las elecciones. Esto entrañaría, si es aprobado por los tres

partidos, el ratificar por unanimidad el texto básico de ese acuerdo que será llevado a la reunión conjunta

del próximo domingo.»

 

< Volver