Pide ayuda en Washington. 
 La DC acepta a un Suárez independiente     
 
 Diario 16.    31/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Pide ayuda en Washington

La DC acepta a un Suárez independiente

WASHINGTON, 31 (Corresponsal D16).—El Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español se opuso

ayer a la participación del presidente Adolfo Suárez en las elecciones legislativas de1 próximo junio, a

menos que lo haga de una forma independiente y "no como cabeza de un partido que cuente con todo el

apoyo y protección del Gobierno".

En unas declaraciones a la prensa española en Washington, tres representantes del Equipo se mostraron

de acuerdo en que "el apoyo desde el Gobierno a un grupo o partido determinado sería un obstáculo a la

normalidad y estabilidad necesaria de cara a las elecciones" y rompería, a la vez, la necesaria neutralidad

que el Gobierno debe mantener en la campaña electoral, para que ésta sea aceptada por la oposición

democrática.

Figura independiente

Joaquín Ruiz-Giménez, José María Gil-Robles (hijo) y Antonio Cañellas, que se encuentran en

Washington en una visita de contactos con la Administración Carter, el Congreso y organizaciones

políticas norteamericanas, analizaron la posibilidad de una candidatura electoral de Suárez y, sin oponerse

frontalmente a ella, matizaron que sólo sería permisible como figura independiente.

En sus contactos con la Administración Carter, en particular con el secretario de Estado en funciones,

Warren Christoffer, y dos miembros del Consejo Nacional de Seguridad, el Equipo Demócrata Cristiano

mantuvo que, dentro de un panorama optimista en el proceso político a la democratización, existen

"ciertos obstáculos", tales como la utilización electoral del poder del aparato del Movimiento y del

Gobierno, las tensiones desestabilizadoras políticas y económicas y la fragilidad de los grupos y

coaliciones electorales.

No injerencias

Respecto a la contribución norteamericana a la normalización democrática española, los políticos

demócrata-cristianos indicaron que habían expuesto la necesidad de un futuro programa de ayuda

económica —tipo plan Marshall— a la península Ibérica, que fortalezca la incipiente democracia

española. El EDC del Estado Español también se felicitó de la desaparición de las presiones e injerencias

tipo Kissinger en el panorama político español.

Ruiz-Giménez, Gil-Robles, Cañellas y Monrabal se han entrevistado hasta ahora con el senador Edward

Kennedy, con una representación del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, con el senador Frank

Church, con el subsecretario de Estado Christoffer y con Robert Hunter, miembro del equipo del

consejero para seguridad nacional de Carter, Zbienev Brzezinski.

Hoy, los cuatro del Equipo DC hablarán ante el influyente Council of Foreign Relations, de Nueva York,

después de haberlo hecho ayer en el Centro para Estudios Estratégicos de Washington, vinculado a la

Universidad de Georgetown.

 

< Volver