Asegura Gil-Robles. 
 Mis persecuciones, bien empleadas     
 
 Diario 16.    10/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Asegura Gil-Robles

Mis persecuciones, bien empleadas

MADRID, 10 (D16 y agencias).—José María Gil-Ro bles y Quiñones, presidente de la democristiana

Federación Popular Democrática (FPD), manifestó anoche que los dolores, persecuciones e injusticias

que ha sufrido durante cuarenta años, veinte de los cuales estuvo en el exilio, "los doy por bien empleados

si han contribuido al esfuerzo común de una paz duradera para España".

Gil-Robles, que regresó ayer mismo de Alemania para recabar ayuda moral y técnica del CSU, pronunció

horas después una conferencia en la Facultad de Económicas de la Universidad Autónoma, en la que entre

otras cosas dijo: "Nos acercamos a una nueva prueba histórica, cuyo éxito depende de que se imponga la

comprensión mutua y un espíritu de diálogo frente a los radicalismos."

Anécdotas

Especial eco tuvo entre el público la narración de dos anécdotas vividas personalmente por Gil-Robles en

relación a la guerra civil.

La primera con don Miguel de Unamuno, quien en su lecho de muerte, pocos días antes de morir, le dijo:

"¿Qué país es éste, Gil-Robles?", y tras varias respuestas probables de su interlocutor, respondió: "No.

Esto es la manifestación política de una enfermedad venérea."

La segunda, en un encuentro con Indalecio Prieto, durante su destierro en París, éste le dijo: "Qué

tragedia. Si usted tiene jabalíes en su derecha, no son pocos los que tengo a mi izquierda. Me siento

rodeado de sombras, y cuando lloro no sé si lo hago de tristeza o de arrepentimiento."

 

< Volver